1000 partidos en ACB del baloncesto en Sevilla
Partido número 1000 en ACB del club, un día muy especial en San Pablo (Foto sitio web Real Betis Energía Plus)

El Real Betis Energía Plus, como es conocido actualmente el club por razones de patrocinio, compite en la liga ACB desde la temporada 1989-90 y disputa sus partidos en el Palacio de Deportes San Pablo, con capacidad para 8.626 espectadores.

Con 1000 partidos en ACB entrará en un selecto club en el que se encuentran nueve equipos que también lo han hecho en el baloncesto español: Real Madrid, FC Barcelona Lassa, Divina Seguros Joventut, ICL Manresa, Movistar Estudiantes, Baskonia, Unicaja, CB Valladolid y Valencia Basket.

De hecho, el Betis lucirá un uniforme ‘vintage’ inspirado en uno de los que llevó la entidad a finales de los años ochenta durante el próximo partido del domingo, con motivo de homenajear el ascenso a la máxima categoría del baloncesto español. En la que lleva estando 28 años ininterrumpidamente.

Nachbar, durante el acto de presentación del uniforme que portarán durante el próximo partido conmemorativo (Foto sitio web Real Betis Energía Plus)
Nachbar, durante el acto de presentación del uniforme que portarán durante el próximo partido conmemorativo (Foto sitio web Real Betis Energía Plus)

Por otro lado, y no menos importante, se homenajeará a grandes nombres del club como el ex técnico José Alberto Pesquera, o ex jugadores como Chus Llano, Chinche Lafuente, Raúl Pérez o Benito Doblado, ha anunciado el club.

Un poco de historia

El Real Betis Baloncesto se creó en 1987 como Club Baloncesto Sevilla cuando adquirió la plaza en Primera B del club Dribling de Madrid con el apoyo económico de la Diputación Provincial de Sevilla, que presidía Miguel Ángel Pino Menchén, de la que dependía la Caja San Fernando.

En la temporada 1987-88, el equipo milita en Primera División B y se clasifica para los play-offs de ascenso, siendo eliminado por el Mayoral Maristas. En la temporada siguiente logra el ascenso a la Liga ACB, tras vencer en las eliminatorias finales al Lagisa Gijón y al Syrius Patronato de Mallorca.

En la campaña 1992-93, la cuarta en la Liga ACB, consigue clasificarse en el 5º lugar y logra una plaza para la Copa Korac, debutando la temporada siguiente en competición internacional. En las campañas 1995-96 y 1998-99 consigue su cota más alta hasta el momento, al quedar subcampeón de Liga tras caer en la final frente al F.C. Barcelona en ambas ocasiones, disputando la máxima competición continental (la Euroliga) durante la temporada siguiente.

En la temporada 2010-11 fue finalista de la Eurocup, la segunda máxima competición europea.

En el verano de 2016, CaixaBank, que era el accionista mayoritario de la sociedad desde que compró Banca Cívica, anterior propietario de las antiguas acciones de la Caja San Fernando, vendió su participación a la empresa Energía Plus, manteniéndose Caixabank como patrocinador durante los siguientes cinco años. En diciembre de 2016 Energía Plus vende las acciones al Real Betis Balompié, convirtiéndose en una sección deportiva de este club.

Los cuatro escudos que ha portado el club durante sus 28 años en ACB
Los cuatro escudos que ha portado el club durante sus 28 años en ACB

Tardes gloriosas, aunque finales no deseados

No se puede hablar de títulos, salvo 6 copas de Andalucía, pero la afición Sevilla a disfrutado de grandes partidos en los que los grandes se hundían en Sevilla. Recientemente, en esta temporada, vimos como el Real Betis Energía Plus ganaba de un punto de ventaja al todopoderoso Real Madrid de Pablo Laso.

Como ya decimos, no tienen ningún gran título en sus vitrinas, aunque esta afición se lo merece y seguro que pronto lo tendrá. Se recuerda con mucho orgullo algunas finales jugadas, en las que el equipo se dejó el alma para conseguir el título soñado, pero que finalmente no se logró.

En lo que respecta a la liga ACB, perdió dos finales contra el mismo rival, el FC Barcelona, en las temporadas 1995-1996 y 1998-1999. En ambas calló derrotado por tres partidos a cero.

En la primera temporada, entrenados por Aleksander Petrovic, se acabó en fase regular en séptima posición y se alcanzaría la final a todo un Real Madrid por 2-0 y al TDK Manresa 3-2. En la final el Caja San Fernando no pudo sorprender en ningún encuentro a un Barcelona dirigido por Aito García Reneses, con jugadores como Roberto Dueñas, Darryl Middleton o Arturas Karnisovas. Destacar que en esta temporada el MVP lo consiguió un jugador cajista, Michael Anderson. Mencionar también a jugadores importantes como Benito Doblado, Warren Kidd o Richard Scott.

Plantilla del Caja San Fernando en la temporada 1995-96 (Foto sitio web Real Betis Energía Plus)
Plantilla del Caja San Fernando en la temporada 1995-96 (Foto sitio web Real Betis Energía Plus)

En la segunda temporada mencionada, entrenados por Javier Imbroda, se acabó la fase regular en tercera posición, a una sola victoria de Real Madrid y Barcelona, y consiguiendo la participación en la Euroliga del próximo año. En la final de playoff volvería a caer con el Barcelona de Aito, que contaba con jugadores de alto nivel en Europa como Djordjevic, y empezaban a despuntar unos jovencísimos Juan Carlos Navarro y Pau Gasol. En el Caja San Fernando despuntaban jugadores como el sorprendente Andre Turner, Richard Scott o Mike Smith. Además, en esta temporada se llegó a la final de la copa del rey de ese año, celebrada en valencia, pero se volvió a perder en una final contra Tau Cerámica por 61-70.

San Pablo a reventar durante un partido en la inolvidable temporada de 1998-99 (Foto sitio web Real Betís Energía Plus)
San Pablo durante un partido en la temporada de 1998-99 (Foto: Real Betís Energía Plus)

Por último, un recuerdo más cercano, en la temporada 2010-2011 Cajasol de Sevilla consigue clasificarse para la final four de la Eurocup en Treviso. Se obtiene la victoria en semifinales contra el Benetton italiano, pero en la final una vez más se cae en el intento. Los sevillanos perdieron por 92-77 contra un poderoso Unics Kazan, que no dejó en ningún momento que los hispalenses se metieran en la lucha del partido. Un recuerdo muy bonito que el aficionado cajista recuerda con mucho orgulloso, y casi seguro que algún año volverá a repetirse otra gesta como esta. Ese año el equipo estaba entrenado por el queridísimo Joan Plaza, y contaba en sus filas a jugadores como Triguero, Thomas Satoransky, Ondrej Balvin, Louis Bullock, Joan Sastre, Tariq Kirksay o Paul Davis.

Salto inicial en la final de Eurocup con sede en Treviso (Foto de gettyimages)
Salto inicial en la final de Eurocup con sede en Treviso (Foto de gettyimages)

Jugadores emblemáticos, por siempre en el corazón cajista

Por supuesto, hay una lista extensa de grandes jugadores que pasaron por el club durante este tiempo y que han quedado para el recuerdo en los corazones rojos y verdes del aficionado sevillano. Sería egoísta si no se les nombra a todos, pero nos centraremos en algunos más destacados.

Raúl Pérez, un pistolero insaciable

Este nombre son palabras mayores, decir Raúl Pérez, es decir triple, decir historia cajista, decir entrega y compromiso. Sí, es el único jugador que tiene su dorsal retirado en el Polideportivo San Pablo, ese 9 que tanta gente hizo levantar de sus asientos. Quizás estemos hablando de uno de los mejores tirados de nuestro baloncesto, que cuando tenía el día era imparable, y que adaptaba su mecánica de tiro según la posición en la que se encontraba en la pista. Recibió ese homenaje por una trayectoria deportiva impecable y la retirada de su camiseta fue un justo premio a su categoría como profesional, a su calidad como uno de los mejores triplistas de la historia de este país y un tipo realmente excepcional que quiere al Caja como pocos, dónde vivió dos etapas, del 1989 a 1997 y de 2002 a 2006.

Será bonito recordar alguna de sus gestas, del niño de Carmona, ídolo de la afición, un jugador criado en casa. Raúl se consagró un día en el mítico pabellón de Amate, el 2 de febrero de 1991. Ese día el Caja San Fernando ganó su primer partido al Barcelona más potente que se recordaba, con Norris, Epi, Solozábal o Piculín Ortiz, 68-63. Raúl brilló con 15 puntos, ocho rebotes y cuatro robos. El niño de Carmona miraba de tú a tú a los grandes del basket español. Al año siguiente pasó de los 20 puntos varias veces y demostró que había nacido para ser un tirador de triples de verdadera élite. Se recuerda también un partido que, saliendo de una lesión, mantuvo él solo al Caja en una derrota ante Unicaja. Anotó 21 puntos sin fallo. Junto a él surgía otro tirador, Benito Doblado, un lebrijano que compartió cancha con él durante muchos años.

También jugó su único partido oficial con la selección española, anotando 18 puntos ante Hungría el 13 de noviembre de 1995. Aquél día todos miramos atrás con orgullo: era el primer - y hasta la fecha, único - canterano internacional con la selección de nuestro pais en la historia del club.

En la temporada 1995-96, un triple con falta estratosférico de Raúl sentenciaba el primer partido del playoff de cuartos ante el Real Madrid. El Caja volvía a casa con la oportunidad de sentenciar la eliminatoria... y así lo hizo. Todo se decidió al final con una canasta en contrataque del propio Pérez. Él no recuerda nada de lo que pasó después de anotar. San Pablo explotó como no lo había hecho antes, diría que como nunca más lo ha hecho. No sólo el Caja había tumbado a un grande, además su jugador emblema había sido una pieza clave.

El hecho de que su número 9 cuelgue del pabellón de San Pablo no hace más que completar un círculo maravilloso porque de allí, del mismísimo techo, parecían caer sus triples. Su futuro sigue ligado al del club, y es que, viéndolo desde dentro y tras verle crecer, madurar y triunfar, no podría ser de otra forma. Raúl Pérez Ramos es un símbolo, un mito y como no, una leyenda.

Raúl Pérez defendiendo los colores del Caja San Fernando durante un encuentro (Foto wikicaja)
Raúl Pérez defendiendo los colores del Caja San Fernando durante un encuentro (Foto wikicaja)

Andre Turner, por qué todos los jugones sonríen igual

Andre Turner, el mago de Memphis, como le quieran llamar. Hablamos del mayor talento de la historia del Caja San Fernando.

En 1998, coincidiendo con la llegada de Javier Imbroda al banquillo hispalense, Turner ficha por el Caja San Fernando para forjar una edad dorada en el baloncesto sevillano.

En el primer año del de Memphis en el CB Sevilla el equipo brilló. Terminó la temporada regular con un récord espectacular de 25 victorias y 9 derrotas, siendo tercer clasificado de la competición y ganándose el derecho propio a soñar con todo. La temporada culmina con un subcampeonato de Copa y otro de Liga, dejando imágenes para el recuerdo. En dicha temporada Turner se erigió como líder indiscutible del equipo gracias a sus 17.3 puntos, 5.4 asistencias, 4 rebotes y 18.8 de valoración en los 36.4 minutos por 45 encuentros que disputó entre Liga Regular y Postemporada.

Con la etiqueta de estrella Turner y el San Fernando no defraudaron a la afición de San Pablo. El equipo culminó 4º la temporada regular con un balance de 22-12 llegando a alcanzar la semifinal de Copa pero defraudando con una eliminación en primera ronda del Playoff. Aun así fue otro año para el recuerdo. Turner regaló a la afición una gran exhibición de 39 puntos durante el curso y terminó con unos promedios totales de 17 puntos, 3.5 asistencias, 2.6 rebotes y 15.9 de valoración en los 34 minutos que disputó por choque (un total de 37 partidos).

Su última temporada en el Caja fue seguramente la más gris. Con 36 años y algo falto de fuerzas, Turner acabó la temporada con 9.4 puntos, 3 asistencias, 2.2 rebotes y 7.5 de valoración en los 29 minutos que disputó por 26 partidos. Sus números se desplomaron respecto a los hitos de años anteriores y el equipo lo notó: 13 victorias y 21 derrotas, así como la no disputa ni de Copa ni de Playoff.

Andre, de apellido fantasía (Foto robertorico.es)
Andre, de apellido fantasía (Foto robertorico.es)

Thomas Satoransky y Kristaps Porzingis, hijos pródigos

Estos dos jugadores van de la mano, uno llegó con 17 años y otro con 15 años, criados en la cantera de este histórico club que los ha visto crecer. Como no va estar Sevilla orgullosa de estas superestrellas. El primero, Thomas, jugador de los Washington Wizards de la NBA, y el segundo, Kristaps, el gigante letón, número cuatro del Draft de la NBA elegido por los New York Knicks, y una estrella muy querida en la gran manzana.

Thomas Satoransky, base checo de 2.01 metros, se convirtió en un jugador casi imparable en su puesto, que no dudaba en reventar el aro cada vez que podía. Aportó dirección y mucho espectáculo para Baloncesto Sevilla. Por eso su paso por el Barcelona antes de su viaje hacia la NBA, convirtiéndose en uno de los jugadores más importante en la plantilla de Xavi Pascual.

Kristaps Porzingis, jugador letón de 2.21 de altura, es capaz de jugar bajo del aro, de lanzar desde cualquier sitio, de hacer mates espectaculares y de botar como un base. Esto lo demostró durante sus años en el conjunto hispalense y lo sigue haciendo en la gran manzana, demostrando hace poco sus habilidades con la pelota pese a su gran altura, ganando el concurso de habilidades del último All Star de la NBA. Comparado con jugadores como Pau Gasol o Dirk Nowitzki, es una de las estrellas del equipo neoyorkino junto a Carmelo Anthony, pero sobre todo muy querido por los aficionados de la NBA. Porzingis y espectáculo vienen siempre de la mano.

Nuestros dos cachorros, que ahora deslumbran al mundo en la mejor liga del mundo, la NBA
Nuestros dos cachorros, que ahora deslumbran al mundo en la mejor liga del mundo, la NBA

Por último, no quiero ser egoísta, he nombrado a alguno de los nombres más querido en la historia del caja pero no quería dejar de mencionar muchos jugadores que despuntaron en sus filas: Ignacio Romero, Iván Corrales, Mike Smith, Chuck Kornegay, Hernán Jasen, Chris Anstey, Martin Cattalini, Carl English, Ondrej Balvin, Darren Phillip, Tyrone Ellis, Patrick Femerling, Michalis Kakiouzis, Donatas Slanina, Francisco Elson, Michael Ignerski, John Holland, Dusko Savanovic, Maurice Ager, Mike Anderson, Paul Davis, Tariq Kirksay, Hollis Price, Lou Roe, Richard Scott, Clay Tucker o Berni Rodriguez.

Real Betis, el comienzo de una bonita historia

Tras temporadas y veranos de incertidumbre, en los que el club navegaba a la deriva. Este verano, en el descuento, cuando parecía que la disolución del histórico Baloncesto Sevilla estaba cada vez más cerca apareció el Betis. La entidad verdiblanca se hace cargo del club y evita así la desaparición del mismo.

El comienzo de una nueva etapa, ligada a esta entidad, que produce la unión de dos aficiones, cajistas y béticos, aficiones de gente fiel a sus colores, sufridores que van a muerte con el equipo incluso cuando las cosas van muy mal. Al principio no hubo una armonía completa, pero conforme avanzaba la temporada, alguna que otra tarde de fiesta en San Pablo, como las victorias contra Real Madrid y Unicaja de Málaga ha hecho que estas dos aficiones unan sus voces y sean sólo una. Como dice el lema del club: “Juntos somos más fuertes”. Sí, cánticos de Caja y Betis, suenan al unísono, de las gargantas de la gran afición hispalense.

El próximo domingo, el baloncesto en Sevilla cumple 1000 partidos en la liga ACB, y se espera que sigan siendo muchos más y que este proyecto ilusionante que comienza ahora, perdure durante mucho tiempo y traigan bajo el brazo alegrías y títulos. Esta afición lo merece.

La grada celebrando la victoria contra el Real Madrid esta temporada (Imagen Movistar Plus)
La grada celebrando la victoria contra el Real Madrid esta temporada (Imagen Movistar Plus)
VAVEL Logo