Anuario VAVEL Real Betis Energía Plus 2017: un año de locos
Fotomontaje: Amit Gayà (VAVEL.com)

El Real Betis Energía Plus despide este año 2017 con un sabor agridulce, marcado por el descenso deportivo de la entidad a segunda división, la LEB Oro, que al final no acabó consumándose en los despachos y que ha permitido al club sevillano seguir esta temporada 2017-2018 en la máxima competición de baloncesto del país.

Este hecho afectó bastante al equipo, ya que tuvieron que confeccionar una plantilla para segunda división, y posteriormente tener que diseñar otra plantilla para ACB con menos margen de tiempo que sus rivales. Pero pese a esto, el conjunto verdiblanco consiguió moverse muy bien en el mercado, y cerró nombres que ilusionarían a la afición, como podrían ser Nobel Boungou Colo, Ryan Kelly o Blake Schilb entre otros.

Es curioso, sin embargo, cómo en cuestión de meses la afición pasó por aspirar que su equipo ganara segunda división para volver a Liga Endesa a incluso luchar por una plaza de Copa del Rey y playoffs con el roster que se había logrado confeccionar. Pero no todo salió como se esperaba, y la realidad que atañe al Betis en la competición estatal es una bien distinta.

Rozando la Copa

Después de un verano de angustias, donde la entidad casi desaparece si no llega a ser a por la ayuda del Real Betis Balompié, que se convirtió en el dueño del club cambiando su nombre comercial a Real Betis Energía Plus, el equipo andaluz estuvo a un palmo de clasificarse para la Copa del Rey 2017.

Los sevillanos consiguieron una muy importante victoria ante el Real Madrid por 86-85, y otra en Miribilla ante el Bilbao Basket por 82 a 85 para cerrar el año 2016. Acto seguido, en el primer partido del año ganaron el derbi andaluz contra el Unicaja en San Pablo por 76 a 68, consiguiendo así una pequeña posibilidad para en la última jornada de la primera vuelta poder clasificarse para la Copa, celebrada en Vitoria. 

Las mínimas posibilidades del conjunto dirigido por Zan Tabak pasaban por ganar en Andorra de 38 y que el Retabet Bilbao Basket perdiera su derbi contra Baskonia. La segunda premisa se cumplió, pero la primera, como se preveía, no. El Morabanc Andorra arrolló al Betis por 95 a 69, certificando así su plaza de copa y dejando fuera a los béticos.

El Andorra celebra su clasificación (ACB Photo9
El Andorra celebra su clasificación (ACB Photo)

Los cambios no evitan el descenso

Después de lo comentado anteriormente, cuando el club estuvo a nada de clasificarse para la Copa del Rey, todo se tambaleó. Los de San Pablo acumularon una racha de 6 derrotas que les sintió obligados a realizar algún fichaje, y así fue: a principios de marzo, el Betis confirma los fichajes del escolta estadounidense Deandre Kane y el pívot serbio Aleksandar Marelja, fichados para intentar cambiar el rumbo del equipo.

Se esperaba un buen rendimiento de los jugadores, en especial de Kane, que venía procedente de Rusia después de promediar 16,79 puntos por partido y siendo segundo en valoración por partido en la segunda competición europea, la Eurocup. Pero no fue así: por parte del escolta estadounidense, sólo intervino en cinco partidos de liga debido a una lesión hasta final de temporada, en los que promedió 9 puntos por partido y nueve de valoración, números decentes, pero no brillantes.

Por parte del serbio, intervino en nueve partidos de ACB, donde promedió 1,8 puntos y 1,1 de valoración por partido. También, viendo que el equipo iba cada vez más en caída libre, se destituyó al que ejercía de entrenador en ese momento, al croata Zan Tabak, firmando así a Alejandro Martínez para que cogiera las riendas del equipo hasta el final de la campaña. Cabe destacar que al mismo tiempo que se firmó a Alejandro Martínez, también llegó el veterano base español Carlos Cabezas, y una semana más tarde al escolta estadounidense Troy DeVries.

Pero todos estos cambios no ayudaron nada finalmente a los béticos, ya que perdieron su oportunidad en la última jornada de liga contra el Unicaja de Málaga tras caer derrotados por 98 a 89 en el Martín Carpena. El Real Betis confirmaba su descenso deportivo a segunda con un balance de nueve victorias y 23 derrotas.

Alejandro Martínez en su presentación (Foto: Real Betis Energía Plus)
Alejandro Martínez en su presentación (Foto: Real Betis Energía Plus)

Descendidos en la pista pero salvados en los despachos

El 21 de julio de 2017 se dio a conocer el nuevo calendario de la segunda división de baloncesto español, la LEB Oro. En este calendario iban a estar presentes tanto el Real Betis Energía Plus como el ICL Manresa, ambos descendidos la campaña anterior por sus posiciones en la clasificación final.

Pero el Betis no se rendiría: el 24 de julio el club presentaba medidas cautelares ante la ACB, ya que alegaban que habían sido perjudicados por el proceso incorrecto que había seguido la ACB, y demandaron la plaza 18. Y así, el día 31 de julio de 2017, los tribunales concedieron la cautelar al Betis, consiguiendo así el equipo la plaza 18 de la competición.

Al día siguiente, la asamblea se manifestó diciendo que se iba a realizar un escrito en contra de esta medida cautelar, pero finalmente, después de una votación de los responsables en la asamblea de los 17 equipos de la liga, favorable al Betis, se admitió definitivamente al club. El 14 de agosto, la ACB mostró su segundo calendario, donde se incluía al equipo verdiblanco para la presente temporada 2017-18

Altas y bajas

Respecto al tema de la plantilla, los dirigentes del equipo tuvieron que sobreponerse a diversas situaciones, ya que después de estar confeccionando una plantilla para segunda división, les llegó la noticia de que volvían a la Liga Endesa, y tuvieron que cambiar la mentalidad a formar un roster competitivo en primera, provocando esto que jugadores firmados para jugar en segunda (el caso de Jordan Swing) fueran rescindidos. Esto supuso un hándicap para los sevillanos, ya que tuvieron mucho menos margen de tiempo que sus rivales para diseñar la plantilla.

Respecto a las bajas, el club sufrió la marcha de los siguientes jugadores: Nikola Radicevic (Estrella Roja), Kenny Chery (GBC), Troy DeVries, Carlos Cabezas (Guaros de Lara), Trent Lockett (Unics Kazan), Marc García (FCB Basket), Vojdan Stojanovski (Büyükçekmece Basketbol Spor Kulübü), Strahinja Milosevic (Szolnoki Olaj), Bostjan Nachbar (retirado), Rashid Mahalbasic (EWE Baskets), Juanjo Triguero (Tecnyconta Zaragoza), Tomeu Rigo (Aceitunas Fragata Morón) y Emanuel Cate (CB Prat).

En el apartado de fichajes, el club se reforzó con los siguientes jugadores: Josep Franch (Cafés Candelas Breogán), Mikel Úriz (Palma Air Europa), Donnie McGrath (AEK Atenas), Luke Nelson (Cedido Herbalife Gran Canaria), Saúl Blanco (Iberostar Tenerife), Blake Schilb (Galatasaray), Nobel Boungou-Colo (Khimki), Ryan Kelly (Atlanta Hawks), Iván Cruz (Cafés Candelas Breogán), Vladimir Golubovic (Best Balikesir Kulubu) y Oderah Anosike (Pallacanestro Varese).

El club sufrió bajas importantes y fichó a una parte de la plantilla de cara a jugar en LEB, como podrían ser Mikel Úriz y Josep Franch, pero también se reforzó con jugadores ilusionantes como Ryan Kelly o Nobel Boungou-Colo. Cabe destacar que el club también firmó a Samardo Samuels y Taylor Brown, pero no llegaron a debutar en partido oficial con el club porque el primero tuvo una trifulca con su entrenador en un amistoso a puerta cerrada, y el segundo no superó las pruebas médicas.

Ryan Kelly e Iván Cruz presentados como verdiblancos (Foto: Real Betis Energía Plus)
Ryan Kelly e Iván Cruz presentados como verdiblancos (Foto: Real Betis Energía Plus)

Comienzo de temporada, inicio de los problemas y caras nuevas

Empezaba de nuevo la liga con un Betis Energía Plus que no levantaba cabeza. El equipo sumó seis derrotas consecutivas, hecho que les impulsó a despedir al entrenador Alejandro Martínez, y traer a Óscar Quintana como su sustituto, y que también les obligó a traer jugadores, y no precisamente mediocres.

El base estadounidense con pasaporte croata Dontaye Draper firmaba con el equipo andaluz justo antes de enfrentarse a su ex equipo, el Real Madrid, hasta final de la presente temporada, y el escolta-alero serbio Rade Zagorac, cortado por los Memphis Grizzlies, hasta el final de la temporada 2018-19, provocando así la salida de uno de los mejores jugadores del equipo, el francés Nobel Boungou-Colo. Pero los triunfos seguían sin llegar, y se llegó a alcanzar el terrorífico balance de cero victorias y 10 derrotas a principios de diciembre.

Draper atendiendo a los medios en su llegada (Foto: Real Betis Energía Plus)
Draper atendiendo a los medios en su llegada (Foto: Real Betis Energía Plus)

El equipo reacciona

Llegados a mes de diciembre, el equipo se transforma. El 2 de diciembre de 2017 el Real Betis Energía Plus sufría una derrota contundente en La Hamburguesa ante el Iberostar Tenerife por 87 a 70, sumando su décima derrota en la temporada (0-10 hasta ese momento) y que suponía un punto de inflexión para el conjunto verdiblanco.

El equipo lograba la primera victoria de la temporada en su campo ante el Rio Natura Monbus por 83 a 77, pero no se iban a conformar con solo esta victoria. En la siguiente jornada, el Betis se batía en duelo contra el UCAM Murcia en territorio enemigo, partido donde se acabarían imponiendo a los pimentoneros por 63 a 70, consiguiendo su segunda victoria en la temporada.

Pero dos victorias no son suficientes para salvarse, y el club quería demostrar que había cambiado y podía competir, y efectivamente, así lo hizo. El Betis batió el día antes de Noche Buena al Herbalife en el siempre complicado Gran Canaria Arena por 83 a 90, sumando así la tercera victoria consecutiva del equipo y que les deja con un balance de 3-10 hasta el momento.

Triple de Kelly que certifica la victoria (ACB Photo)
Triple de Kelly que certifica la victoria (ACB Photo)

Un 2018 esperanzador

Viendo el final de año del equipo (sin contar que aún les falta medirse el sábado 30 en San Pablo contra el Tecnyconta Zaragoza), el conjunto dirigido por Óscar Quintana ha demostrado que tiene calidad para competir en esta liga, dejando atrás a los fantasmas del 0-10 y buscando seguir con esta racha.

A estas alturas de temporada y dadas las circunstancias, el principal objetivo para 2018 del Real Betis Energía Plus tiene que ser el de salvar la categoría de cara a la temporada 2018-2019, pero viendo la línea ascendente que está mostrando el equipo y el buen rendimiento de sus jugadores, no descartemos que acaben disputando los playoffs al final de esta temporada.

                            

VAVEL Logo