Chicago no tiene piedad contra unos emotivos Celtics
Chicago no tiene piedad contra unos emotivos Celtics | Foto: NBA.com

Anoche la ciudad de Boston y la comunidad de la NBA se tiñeron de negro. El motivo no fue otro que el fallecimiento de la hermana de su estrella, Isaiah Thomas. La lógica humana habría dicho que lo más normal habría sido que el '4' de los Celtics hubiese decidido no jugar por semejante situación en la que se encontraba. Sin embargo, el bueno de Isaiah quiso jugar... ¡y cómo lo hizo!

Una vez realizado el minuto de silencio y tras haber sido consolado antes del partido por su compañero Bradley, la estrella de los Celtics se puso a jugar. Su primer cuarto fue sencillamente espectacular, la comunión entre público y jugador era sencillamente perfecta. El medidor de emociones se disparo cuando el base de 1,75 anotó un triple desde ocho metros y lanzó unos tiros libres mientras que el público le coreaba: "MVP, MVP, MVP...".

El poder de las estrellas

Y en toda esta nube de sentimiento verde y ansia de victoria se encontraba Chicago. Un equipo que se había colado en Playoffs 'in extremis', pero que no son tan mansos como parecen. Los Bulls no son un buen grupo... han tenido problemas, lesiones, discusiones. Sin embargo, tienen una cosa que cuenta mucho en Playoffs, estrellas. Jugadores capaces de echarse el equipo a la espalda y tomar la responsabilidad en los minutos importantes, cuando el balón quema.

Isaiah Thomas antes del partido | Foto: USA Tpday
Isaiah Thomas antes del partido | Foto: USA Tpday

La hazaña que realizó Chicago fue más que complicada. Ganar en Boston en Playoffs es un hito al alcance de muy pocos y más tratándose de un encuentro entre el primero y el octavo de la Conferencia Este. Pero encomendados a un Jimmy Butler que estuvo majestuoso en la segunda parte y un Bobby Portis, que volvió a demostrar que no es un jugador cualquiera, se llevaron la victoria.

Una victoria más que sufrida y más que luchada que los Bulls estuvieron apunto de tirar a la basura. Jimmy Butler, el mejor del encuentro en el bando visitante, se marchó del pabellón con 30 puntos, nueve rebotes y tres asistencias. Rajon Rondo, que tuvo problemas de faltas, rozó el Triple-Doble y el ya mencionado rookie de los Bulls estuvo inmenso con 19 puntos y nueve rebotes. El que estuvo más discreto de nuevo fue Nikola Mirotic, que se fue con un (0/5) en tiros de tres puntos y con un (-6 en pista).

Boston y sus problemas con el rebote

Los Boston Celtics son un magnífico equipo. Un grupo de jugadores en el que cada uno conoce su rol y todos juegan para su estrella, Isaiah Thomas. Pese a eso, esta franquicia tiene un inmenso problema: la falta de un center intimidatorio. Anoche los Bulls supieron sacar a la luz el problema más esencial de los Boston Celtics, el rebote ofensivo. Los de Chicago capturaron 20 rebotes ofensivos y los puntos en segundas oportunidades fueron una constante durante todo el encuentro.

La mala suerte para Boston es que les ha tocado en primera ronda uno de los equipos que mejor rebotea de la NBA. Porque el ex equipo de Michael Jordan no tiene un buen juego combinativo, ni son grandes anotadores, pero saben rebotear. Si los Celtics quieren ganar de manera cómoda esta primera afrenta que la NBA les ha brindado en Playoffs deberán rebotear mejor y cerrar la zona.

Mientras tanto, los Bulls seguirán molestando todo lo que puedan al equipo de Boston y complicarles lo máximo posible el camino hacia las Semifinales de Conferencia. La máxima pena para los verdes es que los Celtics no consiguieron la victoria que quería dedicar Isaiah Thomas a su difunta hermana. Aunque su partido fue más que perfecto con 33 puntos, cinco rebotes y seis asistencias. La próxima batalla será otro mundo.

VAVEL Logo