Unicaja reina en la locura del Sar
Alberto Díaz, el jugador más decisivo sobre el parqué. Fuente: Liga Endesa

Monbus Obradoiro y Unicaja de Málaga vivieron un partido loco que, cuando parecía decantado con claridad para los locales, vio como el conjunto de Joan Plaza conseguía forzar la prórroga para llevárselo en el tiempo extra. El equipo gallego se mantiene en tierra de nadie en la clasificación, mientras que los malagueños se afianzan en las posiciones de playoff.

Primera parte para el Obradoiro

Los primeros 20 minutos fueron una delicia para los espectadores del Fontes do Sar. Después de un comienzo igualado, en el que sólo Nedovic salvó a los suyos, el Obradoiro abrió brecha en el marcador a base de triples: Bendzius anotó 3 de los 4 que intentó en el primer cuarto, y el segundo período fue un festival completo de los locales. En total anotaron hasta 9 veces desde más allá del arco. 

El partido parecía romperse cuando, mediado el segundo cuarto, el equipo santiagués firmaba un parcial de 27-2 que los catapultaba en el marcador, pero 7 puntos consecutivos de Dani Díez hacían que el resultado al descanso no fuera tan estrepitoso (45-28) y los suyos llegaban al descanso con más opciones de pelear. 

Tercer cuarto de tanteo

A la vuelta de vestuarios, el partido parecía más calmado y el juego de control e intercambio de canastas parecían adueñarse del juego. Los locales se decidían por una estrategia de posesiones largas y cargar sus ataques en Artem Pustovyi, mientras que Unicaja trataba de correr y aprovechar los escasos errores que sus rivales concedían. 

Al final de este tercer período, el intercambio de golpes favoreció a Unicaja, ya que su talento ofensivo parecía superior. De esta forma, se quedaban a sólo 10 puntos con otros tantos minutos por disputar (61-51).

Últimos minutos de acierto del Unicaja 

En el último cuarto se vio a un Obradoiro sin gasolina y falto de ideas. En contraposición, los de Málaga vivieron su mejor tramo. Estas dos situaciones dieron como consecuencia que los visitantes se fueran hasta los 34 puntos en este último período y consiguieran forzar el tiempo extra. 

Un parcial de salida de 5-0 en apenas 40 segundos metía a los de Joan Plaza de lleno en el partido y desde la capital gallega se empezaba a dudar después del éxtasis anterior, pero los de Moncho Fernández supieron controlar el marcador para llegar a los últimos 5 minutos con una renta de 11 puntos (75-64).  A partir de ese momento, Nedovic, Alberto Díaz y Waczynski se hicieron con el ataque de Unicaja y fue cuando su equipo logró la mayor fluidez ofensiva. Entre los 3 anotaron 19 de los 21 puntos visitantes en estos últimos 5 minutos y así consiguieron forzar el tiempo extra. 

Pese a esto, el local Radovic tuvo dos tiros libres clave para poner el 86-83, pero sólo pudo anotar uno y, posteriormente, el polaco Waczynski (ex del Obradoiro), anotó los dos que tuvo para firmar el definitivo empate a 85.  

Prórroga claramente visitante

El encuentro llegó al tiempo extra con dos equipos en dinámica totalmente diferente, situación que se vio prolongada durante todos los minutos de añadido. El Monbus sólo se pudo poner por delante en la primera acción, cuando un buen movimiento de Radovic en la pintura colocaba el 87-85 en el electrónico. A partir de ese momento, los malagueños tiraron de experiencia y demostraron ser un equipo más hecho para dominar sin demasiados problemas y, a base de tiros libres, consiguieron separarse 6 puntos que, finalmente fueron definitivos. 

Finalmente, en el Fontes do Sar se vivió una situación de satisfacción en ambos equipos. Principalmente en el conjunto visitante que se afianza entre la cuarta y sexta posición de la tabla. Por su parte, los locales se van con una sensación agridulce: permiten una gran remontada, pero han jugado 30 minutos de gran nivel ante un equipo que ha disputado Euroliga y es el actual campeón de la Eurocup.

VAVEL Logo