Remodelación estudiantil
El Estudiantes nunca bajó la cabeza | Foto: Club Estudiantes

Siete vidas tiene un gato, al menos 3 el Estudiantes. Tras la celebración de una Asamblea Extraordinaria el pasado lunes 20 de abril, la ACB, junto con representantes de los 18 equipos, concretó de manera unánime dar por finalizada la temporada regular.

Mediante un comunicado oficial de la liga se materializó la continuidad del Estudiantes en la máxima categoría, al no haber descensos a la LEB. No obstante, habrá pelea por el título entre las 12 primeras entidades. Esto es algo que no concierne al Estudiantes ya que se encontraba anclado en el fondo de la tabla.

De esta manera, el histórico club madrileño salva la categoría por tercera vez en 8 años fuera de los terrenos de juego. El coronavirus ha logrado evitar el sufrimiento asegurado en las gradas del WiZink Center. Aquí, se hospeda una afición en la que no cesan las angustias.

Actualmente, el ‘Estu’ se encuentra sumido en un ERTE y en plena búsqueda de inversores para una “ampliación del capital”. El club se halla inmerso en una laguna sin fondo y cada año los fantasmas de la desaparición acechan las oficinas del Magariños.

Hace apenas una década, el Estudiantes transitó un concurso de acreedores que le mantiene ligado a una deuda de siete millones de euros. En el 2011 firmó un convenio con la Agencia Tributaria, acuerdo que tuvo que volver a negociar tras varios impagos.

Las nuevas condiciones obligaron a los ‘ramireños’ a abonar 1,4 millones de euros cada mes de octubre. Pago inasequible para la entidad como afirma su máximo mandatario, Fernando Galindo: "Cada año tenemos que pagar 1,4 millones, eso es inviable".

Desde entonces la entidad colegial no vive, sobrevive ante las presiones económicas. Pero esto no es todo, la remodelación se antoja complicada tras el pésimo rendimiento deportivo que, en estos últimos años, no permite al club mantener plantillas de calidad.

El próximo mercado estival se antoja duradero en los despachos ya que, con la actividad cesada, no se le permite negociar contratos. No obstante, varios jugadores parecen tener definido su futuro.

En la actualidad, la renovación de contratos que finalizan al término de la temporada no es una alternativa puesta sobre la mesa. Consecuentemente, los nuevos fichajes como Byron Mullens (3 minutos de juego) y Melo Trimble (apenas llegó a Madrid) no continuarán en el club.

Otros jugadores afectados por el momento son: Duje Dukan, Palacios, Sow o Phill Pressey. Tan solo firmaron por un año con el club y la situación actual impide muchas renovaciones.

Además, está en el aire la continuidad de Willy Villar, director deportivo estudiantil. Cuenta con un año de contrato, pero podría forzar su salida tras las numerosas críticas recibidas por su gestión. La grada ya mostró su descontento y su periodo parece visualizar un final.

Por otro lado, jugadores como Dangubic o Scrubb cuentan con un futuro incierto. Scrubb, escolta canadiense, ya pretendió su salida llegado el mes de enero. Pese a su negativa decidió continuar en el club.

La otra cara de la moneda se encomienda con esplendor. Partiendo desde la continuidad del staff técnico, con el entrenador Javier Zamora a la cabeza, se confirmaron varias estadías.

Con Edwin Jackson como gran protagonista, el Estudiantes planea mantener varios de sus jugadores. El francés llegó cedido del Asvel bajo el papel de salvador. Sin embargo, la pandemia tan solo le permitió disputar 2 encuentros ligueros. Consciente de ello, el ídolo de la grada acordó una renovación por las próximas dos temporadas.

Edwin Jackson en su segunda etapa como estudiantil | Foto: Club Estudiantes
Edwin Jackson en su segunda etapa como estudiantil | Foto: Club Estudiantes

Al francés se le suman el capitán, marca de la casa, Edgar Vicedo, los canteranos Sola, Arroyo y Giedraitis y el pívot internacional, Victor Arteaga. Este último mejoró notablemente sus prestaciones al equipo en el último tramo de la temporada. 

Otro jugador que se encuentra con el futuro en un péndulo es Aleksa Avramovic. El serbio ha finalizado la temporada como máximo anotador de la plantilla (15 pts/partido), con notables actuaciones de hasta 35 puntos.

Actualmente se encuentra cedido por el Unicaja de Málaga, pero en plena negociación para permanecer un año más en Madrid. Pese a que el Unicaja cuenta con sus derechos, el Estudiantes sigue trabajando para que se mantenga en el equipo. 

En el ámbito de las incorporaciones, apenas han sonado nuevos nombres en la capital. Pese a ello, un viejo conocido como es Diamond Simpson expresó en SoloEstu su deseo de regresar al club: “Me encantaría. Mi sueño.”

Sin duda será un verano muy denso para los ‘dementes’, pero aún es pronto para suposiciones tanto en las llegadas como en las salidas. Todo dependerá de cómo avance la situación en la que nos hallamos inmersos.

VAVEL Logo