Van Avermaet revitaliza el Tour
Victoria y liderato en la espectacular etapa de Greg Van Avermaet | Fotografía: Tour de Francia

Limoges fue ayer testigo de uno de los finales más ajustados en un Tour de Francia, y hoy ha sido la ciudad que ha dado la salida a la quinta etapa del Tour 2016. Después de cuatro días en la que la monotonía de los sprints ha sido la nota dominante, la llegada del Macizo Central francés ha revitalizado la carrera. En tres días los ciclistas han afrontado casi 700 kilómetros, pues a los 461km acumulados en los 2 últimos días hay que añadirles los 216km de la jornada de hoy.

La meta estaba situada en Le Lioran, estación de esquí a la que ha llegado en primer lugar el corredor belga, Greg Van Avermaet. Después de marchar en fuga durante muchos kilómetros con su compatriota, Thomas De Gendt, y el corredor ucraniano, Andriy Grivko, ha sido el más fuerte en la penúltima ascensión del día y ha llegado en solitario con más de cinco minutos con respecto a los grandes favoritos. Esa gran ventaja le ha llevado a conseguir el Maillot Amarillo. Se trata de la segunda victoria de etapa para Greg Van Avermaet en el Tour, después de la lograda la pasada edición en Rodez.

La fuga fue la protagonista del día

Durante los primeros kilómetros muchos eran los ciclistas que buscaban la formación de una fuga, pero la cercanía de la cota de Saint Léonard de Noblat (3ªCat.) hacía que los equipos como Trek-Segafredo no dejasen que nadie cogiese mucha diferencia. Una vez la cota se había superado, nueve corredores empezaron a coger una gran ventaja con respecto al pelotón. La fuga estaba conformada por Cyril Gautier (AG2R-La Mondiale), Florian Vachon (Fortuneo-Vital Concept), Serge Pauwels (Dimension Data), Rafal Majka (Tinkoff), Andriy Grivko (Astana), Romain Sicard (Direct Energie), Greg Van Avermaet (BMC Racing Team), Bartosz Huzarski (Bora-Argon 18) y Thomas De Gendt (Lotto-Soudal).

En el pelotón comenzó a reinar una gran calma que posibilitó a los fugados distanciarse en poco tiempo. Cuando la situación de carrera estaba estabilizada, Grivko, De Gendt y Van Avermaet saltaron del grupo de escapados cuando faltaban 120 kilómetros para el final de la etapa. Por detrás, en el pelotón, la tranquilidad era tal que parecía que la etapa no fuera con ellos y la diferencia ya se situaba por encima de los nueve minutos, llegando a ser la máxima de 15 minutos, momento en el que decidieron volver a carrera y empezar a trabajar, aunque ya era demasiado tarde pues este hecho se produjo a 60 kilómetros del final.

Momento decisivo, a 35 km de meta

Una vez que el triunfo de etapa ya se antojaba muy difícil para los integrantes del pelotón, Movistar Team empezó a poner un fuerte ritmo, que redujo en pocos kilómetros la gran diferencia que llevaban los escapados. Además, las exigentes rampas de Puy Mary (2ªCat.) produjeron una enorme escabechina, quedando reducido el pelotón a 25 corredores. Ciclistas como Nibali o Dumoulin han perdido bastante tiempo en la etapa de hoy.

Entre los que se jugaban el triunfo de etapa, Grivko comenzó a ceder nada más iniciaron la subida a la Col de Porthus (2ªCat.). Greg Van Avermaet "iba como una moto" y pocos kilómetros después de que lo hiciera Grivko, De Gendt sucumbía ante el fuerte ritmo que imponía el ciclista belga. Durante los 18 kilómetros que Van Avermaet rodó en solitario, la diferencia con el pelotón practicamente se mantenía estable entorno a los seis minutos, pues el ciclista del BMC sabía que era muy importante seguir con un fuerte ritmo, no solo por la victoria de etapa sino por la posibilidad de ponerse líder.

El resultado de hoy altera la general

Ambas cosas han sucedido y Greg Van Avermaet ha logrado imponerse en la meta de Le Lioran con una ventaja superior a los cinco minutos, lo que le ha situado como nuevo líder del Tour de Francia. Las posiciones del podium no se han movido, siguen siendo Alaphillpe y Valverde, aunque a más de cinco minutos de diferencia con el primer clasificado.

Por lo que respecta a los grandes favoritos a llevarse este Tour de Francia, Contador ha vuelto a perder tiempo debido a los problemas que arrastra a causa de la caída que sufrió en la primera etapa. Se sitúa ya a 1'21" de su máximos rivales por lo que tendrá que remar muy duro para recuperar el tiempo perdido. Nairo Quintana y Chris Froome se encuentran en el mismo tiempo, aunque hay que recordar que en este momento el líder del Tour de Francia se llama Greg Van Avermaet y lleva más de cinco minutos de diferencia con el segundo.

De vuelta a un posible sprint

La etapa de mañana se avecina como una jornada propícia para los ciclistas más rápidos del pelotón. Será todavía un día en el que se transite por el Macizo Central, por lo que los corredores deberán afrontar pequeñas cotas que facilitarán la creación de una escapada, pero que se antoja que estará controlada por el pelotón, para que los sprinters tengan la oportunidad de seguir aumentando o abriendo su casilleros de victorias.

Clasificación de la etapa

VAVEL Logo