Previa Milán-Turín 2017: segundo envite del tríptico lombardo
Miguel Ángel López, vencedor en 2016, no podrá revalidar su título debido a una lesión. |  Foto: milanotorino.it

El jueves 5 de octubre a las 12 del mediodía se pondrá en marcha la 98º edición de la clásica ciclista más antigua del mundo, la Milán-Turín, cuya primera edición data de 1876. Como su propio nombre indica los ciclistas realizarán un recorrido que unirá la capital lombarda con la ciudad de Turín, concluyendo en la subida a la Basílica de Superga, una subida de cinco kilómetros pero de dureza considerable a la que habrá que realizar una ascensión previa a la definitiva.

Participación

Dada la proximidad que tiene con Il Lombardía y el recorrido que presentan ambas tan favorable a escaladores, muchos de los favoritos para llevarse el último monumento del año tomarán la salida también en la ciudad de Milán. Serán 19 equipos los que conformen el pelotón, siendo 14 de ellos equipos World Tour, alineando cada uno a 8 corredores. Entre los más destacados encontramos al campeón italiano Fabio Aru que estará muy bien acompañado en su equipo el Astana (vencedor de las dos últimas ediciones) con hombres como Fuglsang o Bilbao, aunque sufrirán una baja de última hora notable como es la del colombiano López, vigente campeón de la prueba.

Otro equipo con muchas aspiraciones será el Team Sunweb, que contará con Dumoulin, Kelderman y Barguil como hombres fuertes. También tomarán la salida corredores con mucho renombre como los colombianos Uran (Cannondale-Drapac) y Nairo Quintana (Movistar), los hombres de SKY: Mikel Landa, Poels y Rosa (vencedor en 2015) y otros tantos como Pinot (FDJ), Martin (QST), Kruijswijk (TLJ), Pantano (UAD) o Adam Yates, líder de un Orica que echará en falta a Chaves debido a su caída en el pasado Giro dell’Emilia.

Lista oficial inscritos 

Recorrido

Perfil del recorrido | Foto: milanotorino.it
Perfil del recorrido | Foto: milanotorino.it

​La carrera, de 186 kilómetros con inicio en Milán y final en Turín,  no presenta un recorrido muy exigente ya que apenas ronda los 1400m de desnivel, pero la concentración de la gran parte de esos metros de desnivel en los últimos 24 kilómetros, en los que los ciclistas afrontarán el doble paso a la subida de Superga, la convierten en una carrera perfecta para buenos escaladores. Los primeros 160 km son completamente llevaderos y permitirá a los que opten por una táctica diferente formar la escapada del día.

A partir del kilómetro 160 la carrera entrará de lleno en la fase decisiva con la primera subida a la Basílica de Superga, puerto de 4,9 kilómetros al 9,1 % de media con máximas del 14 % que a buen seguro ofrecerá un bonito espéctaculo. Esta primera subida, que no será completa pues el desvío para el descenso acorta en 500 metros la subida, servirá para comprobar sensaciones, mandar por delante a segundas espadas o que corredores que no partan como claros favoritos lo prueben antes de la subida final. ​

Subida a Superga | Foto: milanotorino.it

Después, un rápido descenso por la cara norte de la subida y a continuación un llano de unos siete kilómetros en los que los equipos deberán de ponerse a trabajar para recortar si hubiese algún tipo de tentativa. Finalmente los corredores encararán de nuevo las rampas de Superga, esta vez sí, hasta pie de la Basílica. En este ‘extra’ de subida que los corredores completarán en el segundo paso fue precisamente donde en la pasada edición, López terminó de rematar a su rival Woods.

El canadiense fue el primero en intentar romper la pareja de cabeza de carrera con un durísimo ataque pero, no sólo no consiguió soltar al de Astana, sino que este le remató con un ataque poderoso que dejo clavado al corredor del Cannondale. Subida final en la que por tanto, pese a no ser de gran longitud, sus constantes rampas entorno al 10% no pueden hacer que nadie se confíe hasta que no cruce la meta y de seguro permitirá ver una bonita batalla por conquistar esta clásica italiana.

VAVEL Logo