Luis Aragonés
Luis Aragonés
Football Player
Soccer

Luis Aragonés

1938 Madrid


Luis Aragonés, uno de las figuras más grandes e importantes que han pasado por el Club Atlético de Madrid, y que no sólo ha dejado huella en la historia rojiblanca, sino que también ha influido en todo el fútbol español. Su famosa frase: “Ganar, ganar y volver a ganar" sirve de motivación aún hoy en día y así seguirá siéndolo muchos años más. 

Madrileño de nacimiento en los convulsos años 30, Luis Aragonés llegó a ser jugador y entrenador de la Selección Española de Fútbol, lo que significó que España ganase la Eurocopa de 2008 con él en el puesto de seleccionador nacional. Fue tal el éxito y la calidad de su juego que el equipo fue elegido como el mejor del año por la FIFA.

 

Debut en Primera División 

Nació en Hortaleza, razón por la que fue conocido como “El sabio de Hortaleza”, aunque él le gustaba más “zapatones”, tal como aseguró para un reportaje de RTVE. Fue fichado por primera vez en 1953, con tan solo 15 años, para jugar en el Getafe, equipo en el que estuvo hasta el año 1958, momento en el que fue cedido, a juicio de los ojeadores del Real Madrid, a algunos equipos de segunda como el Hércules, Recreativo de Huelva o el Plus Ultra, el antecedente del Real Madrid Castilla. Aun cuando estaba en calidad de jugador cedido, debutó en Primera División con el Oviedo en 1960, convirtiéndose en uno de los mejores del equipo. Tras su estupenda temporada en el equipo asturiano, fue cedido al Betis, donde pasó tres temporadas como uno de los mejores centrocampistas de la competición, lo cual le llevó al triunfo y acabó fichando por el Atlético de Madrid en el año 1964, durante su estancia en el equipo colchonero ganó diversos títulos: las Ligas de los años 1966, 1970 y 1973, dos Copas del Caudillo en 1966 y 1972, además del título de máximo goleador de la Liga 1969, empatando así al también rojiblanco Gárate. Logró debutar como jugador en la Selección española en mayo de 1965.

Luis Aragonés con la camiseta del Atlético de Madrid. / Fuente: VAVEL
Luis Aragonés con la camiseta del Atlético de Madrid. / Fuente: VAVEL

De buen jugador a excelente entrenador

Luis Aragonés disputó su última temporada como jugador en 1974/75, con nada menos que 265 partidos en primera división y 123 goles a sus espaldas. Pero su carrera futbolística no terminaba ahí, se hizo con el control del equipo colchonero y fue su entrenador hasta la temporada 1977/78. Durante el primer año como técnico responsable del club Atlético de Madrid se hizo con la victoria de la Copa Intercontinental, seguidamente, en el año 1976, los atléticos ganaron la Copa del Rey y la Liga en 1977. Después de abandonar el cargo, volvió a entrenar a los rojiblancos, pero los malos resultados hicieron que no terminase la Liga en el club y estuvo un año sin entrenar a nadie. Después de un tiempo de inestabilidad, se volvió a ver con ánimo y fuerzas suficientes para en el año 1982 entrenar de nuevo al Atlético de Madrid, gracias a lo cual, éste fue campeón de la Copa del Rey y de la Supercopa de España en 1985.

En el año 1988 entrenó al Barcelona, pero al apoyar a los jugadores en el famoso “motín del Hesperia”, se tuvo que ir y comenzó ese mismo año a entrenar a Espanyol. Sin embargo, como un veleta, Luis Aragonés una vez más volvió a su siempre querido Atlético de Madrid en 1991, haciéndole de nuevo campeón de la Copa del Rey en 1992. Un año después se marchó al Sevilla, donde estuvo durante dos temporadas hasta que en 1995 comenzó una nueva andadura con el Valencia, al que dio el segundo puesto de la Liga en su primera temporada. Como no podía ser de otra manera, volvió al equipo en el que debutó por primera vez, al Oviedo, en 1997, y un año más tarde al Mallorca, a quienes consiguió que acabaran terceros de la Liga. Una vez más, el equipo rojiblanco volvió a su vida y en el año 2000 volvió a ser su entrenador cuando estaba en los infiernos, en segunda división, pero gracias a Luis Aragonés lograron el ascenso.

Seleccionador nacional

Luis Aragonés llegó a la cima en el año 2004 cuando debutó como seleccionador nacional de fútbol. En la fase final de la Eurocopa 2008, tras haber superado los cuartos de final y eliminar a Rusia en semifinales, llegó la gran final contra Alemania, a quienes ganaron. Hacía 44 años que la selección española no conseguía una Eurocopa, la primera y última había sido ante la Unión Soviética en 1964.

Gracias al estupendo juego del equipo en la selección Xavi Hernández fue elegido Mejor Jugador; Iker Casillas fue el portero menos goleado; y David Villa fue el máximo goleador. De esta manera, Luis Aragonés estaba en uno de sus mejores momentos de su carrera puesto que además, Federación Internacional de Fútbol (FIFA), eligió por primera vez a España como la mejor selección del mundo.

España campeona de la Euro 2008 / Fuente: VAVEL
España campeona de la Eurocopa 2008 / Fuente: VAVEL​​​​ 

Retirada del fútbol

Tras este gran éxito se fue al extranjero, para entrenar al Fenerbache turco durante una temporada. Fue finalmente en 2013, a los 75 años cuando anunció su retirada definitiva del fútbol.

El gran Luis Aragonés falleció en 2014, a los 76 años de edad, a causa de un "cáncer y la leucemia el que se lo ha llevado. Era un hombre de una inteligencia natural, con un sentido común terrible que sabía buscar las cosas y dar en la tecla que otros no conocían", declaró el doctor Pedro Guillén, quien también añadió que "Tenía una leucemia. Ha tenido recaídas y ha ingresado en los últimos dos meses varias veces debilitándose. Esa complicación se lo ha llevado tranquilo. Ha sufrido poco porque no ha sido muy largo, pero ha sufrido. En la clínica recibía su tratamiento". 

Mediaset, entre otros medios de comunicación, le dedicó un homenaje que se puede ver en: Un tributo al hombre que forjó la leyenda de La Roja

//