Manchester United Football Club
Manchester United Football Club
Football Team
Soccer

Manchester United Football Club

1877 Manchester, England


El Manchester United Football Club, mejor conocido como Manchester United, es un club de fútbol que milita en la Premier League de Inglaterra. Su ubicación es en el Reino Unido, en la ciudad de Manchester y su casa es Old Trafford, también conocido como el Teatro de Los Sueños, ubicado en Sir Matt Busby Way, Trafford Park, Stretford de esa ciudad.

Orígenes

Se fundó en el año fue en 1878, bajo el nombre Newton Heath LYR Football Club. En ese entonces, los empleados de la empresa de ferrocarriles, Lancashire & Yorkshire, tenían el permiso de para poder realizar actividad física en su tiempo libre, por lo que eligieron formar equipo de fútbol. Sus primeros partidos era contra otras compañías. Los encuentros eran en North Road, un estadio que se encontraba en cercanía con su lugar de trabajo y con una camiseta con dolores muy distintos a los actuales: verde y dorado.

Los primeros años

Su primera participación en una competencia de fútbol importante de la época, fue en la conocida FA Cup de 1886/87. El rival de turno en esa ocasión fue el Fleetwood Rangers y el partido terminó igualado 2-2. Sin embargo, el Newton no se presentó a jugar el tiempo extra lo que tuvo como consecuencia la eliminación del torneo, junto con la imposibilidad de participar en la competición hasta 1889.

En la temporada 1892/93, se disputó por primera vez la Primera División en Inglaterra. En ese mismo año, los jugadores se habían independizado de la empresa ferroviaria, por lo que quitaron las siglas LYR y el nombre completo quedó en Newton Heath Football Club. Los Heathens, como eran conocidos en ese entonces, estaban en la máxima categoría por su buen desempeño en la liga anterior. Pero, en 1895 les tocó perder categoría y jugar en la Segunda División.

Manchester United

Luego del esfuerzo económico realizado por el equipo en los años anteriores, en 1902 los Heathens, llegaron a una crisis financiera tan grande que los puso en bancarrota. Ante esta situación, el propio capitán del equipo, Harry Stafford buscó a gente de negocios que fueran capaces de invertir para poder salir de la dificultades monetarias que padecían.

Uno de ellos fue John Henry Davies. Por su inversión realizada, se convirtió en el presidente de club e impulsara el cambio de nombre. Esto se hizo oficial el 24 de abril de ese año, cuando el Newton Heath pasaba a llamarse Manchester United Football Club.

Regreso con título

Tras once años en la Segunda División, el Manchester United logró el ascenso a la First Division en 1906, al mando de James Ernest Mangnall. A la temporada siguiente, en la 1907/1908, conseguiría el primer título en la historia del club a nivel nacional, cuando terminó primero en la tabla de posiciones, a nueve puntos del Aston Villa que fue su escolta. 

A la temporada siguiente, los conducidos por Mangnall levantaron otro título por primera vez en la historia: la FA Cup, cuando en la final derrotaron por la mínima al Bristol City, en Londres. Esta era la primera vez que el United llegaba a la final de esta competición y lo hacía con un trofeo, el primero de los 12 que lo convierte en el segundo más ganador, atrás del Arsenal que tiene uno más.

La temporada 1910/1911 fue la última buena del Manchester ya que terminó con un título. Pero, a la temporada siguiente, el entrenador con el que había quedado en los primero lugares dejaba su cargo para marcharse a a su eterno rival de la ciudad, el Manchester City. Desde ese entonces, el equipo no fue el mismo.

Por otro lado, al palmarés de esa época hay que sumarle las Community Shield del año 1908 y 1911, que ganó ante Queens Park Ranger y Swindon Town, respectivamente.

Crisis mundial, crisis en Manchester

Con la partida de Mangnall, las buenas campañas del Manchester fueron decreciendo. A eso, sumado la inactividad futbolística por la Primera Guerra Mundial desde 1915 hasta la temporada 1919/1920, hicieron que, al siguiente año, el club descienda a la Segunda División.

En 1925, el United volvió a la Primera División, pero de todas formas en 1931 volvió a perder la categoría. Esta crisis se agudizo cuando el principal benefactor, John Henry Davies, falleció, lo que provocó un deterioro en la economía del club. Esto casi lleva a la quiebra del Manchester United, pero James W Gibson realizó una gran inversión lo que logró salvar a la institución.

Durante la Segunda Guerra, en 1941, Old Trafford fue bombardeado causa que los obligó a mudarse al estadio Maine Road, casa del City, hasta 1949 que volvió a su vieja casa. 

Post Segunda Guerra

Luego de que el fútbol retornara en 1945, fue puro éxito para el Manchester United. Al mano de Alexander Matthew Busby, mejor conocido por Sir Matt Busby. El segundo entrenador con más tiempo en el banquillo, después de Sir Alex Ferguson.

A pesar de encontrar un estadio bombardeado, de los primeros recuerdos que tuvo al llegar allí, fueron: “En esa oficina no había mucho espacio para soñar ni mucho tiempo para eso, pero si algo hice allí fue soñar”.

En esos primeros cinco años, el equipo terminó siempre dentro de las primeras cuatro posiciones, incluyendo dos subcampeonatos. A eso, en 1948, un nuevo título de FA Cup se sumaba en las vitrinas por derrotar Blackpool.

“Busby Babes”

Los cincuenta fueron uno de los años gloriosos para el Manchester United. En la temporada 1951/1952, el equipo vuelve a conseguir un título de liga tras 41 años. Lo mismo haría en los años 1956 y 1957 de forma consecutiva, además de siempre mantenerse en las primeras ubicaciones.

Estos grandes años de gloria para este equipo se basó en la gran gestión de Sir Matt Busby. Este entrenador se basó en un equipo sin grandes gastos en estrellas, por lo que se apoyó en, principalmente, en el desarrollo de las jóvenes promesas del club, además de revolucionar con un juego mucho más directo que le dio grandes resultados, algo distinto en esa época. A ellos, la prensa los denominó “Busby Babes”.

Algunos ejemplos de esos jóvenes futbolistas fueron: Jackie Blanchflower, Byrne, Mark Jones, Eddie Colman o Duncan Edwards. El promedio de edad de ese equipo era de tan sólo 22 años, pero eso no era lo que pensaba el escoces: “Todavía tenían las marcas de la cuna, pero no se les notaba”. Otro de los jóvenes que aspiraban a triunfar en Old Trafford, era un tal Bobby Charlton, que marcó por duplicado en su debut ante Charlton Athletic, mostrando todo el potencial y categoría que tenía el delantero, no sólo en el Manchester, sino en la Selección de Inglaterra.

Busby no sólo quería dominar Inglaterra, quería dominar Europa, pero no tenía el permiso de la Football League. De todas formas, fue el primer equipo inglés de participar en la Copa Europa. Su primer partido fue con triunfo 10-0 ante el Anderlecht, aunque la ilusión llegaría a su fin tras perder en la semifinal ante el Real Madrid.

La tragedia de Múnich

En 1958, todo cambio en la historia del fútbol mundial. El Manchester United se enfrentó a Estrella Roja de Belgrado, por los cuartos de final de la Copa de Europa, en Yugoslavia y había conseguido la clasificación por un resultado global de 5-4. En la semifinal, lo esperaba el AC Milán.

Pero no todo era festejo. En su regreso a casa, hicieron una parada en Múnich, Alemania para recargar combustible antes de volver a tierras inglesas. A la hora de volver a despegar, tuvo dos intentos fallidos, al tercero, cuando finalmente pudo tomar vuelo, el avión tuvo una falla que hizo que se estrellara.

Ocho futbolistas del Manchester United fallecieron de inmediato. Otros dos no volvieron a jugar, Sir Matt Busby fue hospitalizado y no pudo estar al mando del equipo por un largo período. En total, 23 perdieron la vida en ese accidente que marcó un antes y un después en el fútbol. En conmemoración de esas personas, hay placa en Old Trafford incluyendo los nombres de los jugadores.  

Tragedia de Múnich. Foto: Manchester United.
Tragedia de Múnich. Foto: Manchester United.

La reconstrucción luego de la tragedia

La función seguía y el futbol debía continuar a pesar del duro momento que pasaba el United. Jimmy Murphy, asumió el cargo de entrenador mientras Busby se reponía. Un equipo totalmente improvisado pero que, de todas formas, consiguió llegar a la final de la FA Cup, aunque fue derrota ante el Bolton Wanderers.

En 1960, Busby reinició la reconstrucción del Manchester para volver a ser lo que era antes del trágico accidente. Se centró en una de sus grandes figuras, Sir Robert “Bobby” Charlton. Esto le llevó cinco años para volver a quedarse con el título de liga, pero lo repetiría dos años después.

La primera Champions

Al quedarse en el primer lugar de la First Division, el Manchester United se clasificó para la Copa de Europa en 1968. Tras un largo camino de eliminar a Hibernians, Sarajevo, Górnik Zabrze y nada más y nada menos que al Real Madrid en Semifinal.

Diez años después de la tragedia, el Manchester United tenía la revancha de poder cambiar esa mala sensación por una de gloria. El rival en la final era el Benifica de Eusebio, lo que lo hacía aún más emocionante.

Ese encuentro, se disputo en Wembley, Londres. Dentro de todo, los Reds Devils estaban cerca de su casa, en su país, en su hogar, por lo que tenían localía. Bobby Charlton fue el primer en anotar para el United, pero Graça igualaba el encuentro a los portugueses, por lo que el partido se iba a definir en la prórroga.

Ahí, los de Busby no tuvieron piedad. Best marcó primero, Kidd, dos minuto más tarde, se encargó de estirar la ventaja, mientras que, nuevamente, Charlton selló el 4-1 final. De esta forma, el Manchester United ganaba por primera vez en la historia la Copa de Europa, como también era la primera ocasión que un equipo inglés levantaba este título. Al año siguiente, el ciclo de Matt Busby llegaría a su fin tras 24 años.

De la gloria al fracaso

Wilf McGuinness, entrenador de la reserva, se quedó al mando del equipo. No fue bueno su ciclo y, en 1970, Busby retornó en su cargo. A pesar de eso, su estadía duró unos pocos meses cuando fue reemplazado por Frank O'Farrell.

El Manchetser United, luego de tocar el cielo con las manos, comenzó a caer en un pozo sin fin. A pesar de que el club evitó la pérdida de la categoría en 1973, a la temporada siguiente este camino no tuvo más remedio.

Por otra parte, ese año, perdió a su máximo artillero en ese entonces, Bobby Charlton, pero en su partido despedida dejó una frase que quedará en la historia de los corazones de los aficionados del United: “Todos los niños de Manchester sueñan con triunfar en este teatro. Yo he cumplido mis sueños aquí”. Desde ese entonces, a Old Trafford se lo conoce como el Teatro de los sueños.

Otra tragedia más para los Reds Devils, no tan significativa como la del 58, pero dolorosa al fin. Y más doloroso era al saber iba a descender a la Segunda División ante el Manchester City, y que el encargado de anotar el único gol del encuentro era una pieza importante del equipo de Busby, Denis Law, que de tacón le daba la ventaja al conjunto ciudadano. No lo celebro. Se paralizó en ese momento y pidió ser relevado, en lo que sería su anteúltimo partido como profesional, como el último partido del United en la primera división.

Retornar

Una sola temporada le bastó al Manchester para estar en la segunda categoría. Terminó en la primera ubicación y eso le permitió retornar a la First Division. Al año siguiente, jugó la final de la FA, a pesar de que fue con derrota ante el Southampton.

Para volver a levantar un título, hay que viajar hasta 1981, cuando Ron Atkinson estaba al mando del equipo. Con este entrenador al frente, en 1983 y 1985, sumó dos nuevas FA Cup tras derrotar al Brighton y al Everton. Su ciclo terminaría en 1986.

La era de gloria de Ferguson  

Tras la salida de Atkinson, el 6 de noviembre de 1986, Sir Alex Ferguson fue oficializado como nuevo entrenador del Manchester United. Su problema principal, era la falta de profesionalismo de su plantilla. El escoces llegó para brindarle una disciplina al equipo que le permitió ascender del puesto 21 al 11.

En la temporada 1987, con un equipo más armado a su estilo, logró quedar en la segunda ubicación, por detrás del Liverpool que se quedó con el título.

Tres años más tarde, a pesar de las grandes incorporaciones, el nivel del equipo decayó y, tras una dura derrota ante el Manchester City por 5-1 como las seis derrotas en forma consecutiva, provocaron el insulto de los aficionados en Old Trafford. El partido de la FA Cup ante Nottingham Forest podía ser el último de la era Ferguson, sin embargo, a pesar de los pronósticos negativos, el United ganó y el entrenador se mantuvo en su cargo. No sólo eso, llegó a la final y la ganó ante el Crystal Palace. Así, Sir Alex ganaba su primer título.

A la temporada siguiente, logró ganar la Recopa de Europa de la UEFA, en 1991, cuando venció al Barcelona por 2-1. Además, sumó la Supercopa de Europa ese mismo año, y un subcampeonato en la Copa de la Liga.

A pesar de ganar la FA Cup en 1992, Ferguson era cuestionado por la prensa de si podía llegar a igualar a Matt Busby, como también si era capaz de ganar la Premier League, el principal objetivo. Tuvo que esperar, pero se concretó en 1993, tras 26 años, junto con la FA Cup, algo que ningún club inglés había logrado antes, ganar dos títulos en una misma temporada.

Ante reclamo, y tras varios años de armar una base de equipo con su respectivo funcionamiento, el United de Ferguson ganó la Premier League en siete de los nueve años desde 1993. Además, sumaron cuatro FA Cup.

Nada podía igualar lo que sucedería en 1999, un año especial en la historia del Manchester United de Sir Alex Ferguson. No sólo estaba haciendo historia con su equipo, ganando títulos, los números, consiguiendo cosas que otros antes no lograron.

Ese año, los Reds Devils consiguieron algo único hasta ese momento y algo que nadie ha podido igualar hasta hoy en día. El equipo de Sir Alex sumó la Premier League, la FA Cup y la Champions League todo en una misma temporada. En la FA la víctima fue el Newcastle, mientras que su rival europeo fue Bayern Múnich, que tuvo que esperar hasta el último suspiro para consagrarse rey de Europa gracias al gol de Ole Gunnar Solskjær.

El United celebra la triple corona. Foto: Premier League
El United celebra la triple corona. Foto: Premier League

A esos títulos, por ganarle al Palmeiras, se quedó con la Copa Intercontinental. Estos logros, le permitieron a Ferguson ser nombrado caballero por la Reina Isabel gracias a su aporte al fútbol inglés.

En la temporada 2007/08, la UEFA Champions League volvía a Manchester. Esto se debe a que, en Moscú, el United se enfrentó al Chelsea en la final. En el tiempo regular, igualaron 1-1 por el gol de Cristiano Ronaldo, una de sus máximas figuras. En la tanda de penaltis se definió al campeón, Ryan Giggs marcó, van der Saar tapó y Ferguson sumó una estrella más.

En el 2010/11, el United ganó su Premier League número 19 y se convirtió en el máximo ganador de la competencia. Un año más tarde, agregó su estrella número 20. Este sería el último título de Ferguson ya que, tras 27, dejaría su cargo al mando del Manchester United.

Algunos jugadores que se destacaron en la era Ferguson a nivel mundial y llegó a sacar su mejor versión, fueron: Beckham, Van Persie, Giggs, Van Der Sar, Rooney, Berbatov, Scholes, Owen, Roy Keane, Cristiano Ronaldo, Eric Cantona, Peter Schmeichel, entre otros. 

A su cargo, el United de Ferguson ganó: 13 Premier League, cinco FA Cup, cinco Copa de la Liga, diez Community Shield, dos Champions League, una Intercontinental, un Mundial de Clubes, Una Recopa de la UEFA y una Supercopa, dando un tal de 39 títulos. Todo de Sir Alex Ferguson.

La era post Ferguson

Desde ese entonces, el Manchester es inestable. No encontró un rumbo claro, pareciendo que nunca pudo superar la partida de Sir Alex, a pesar de haber ganado títulos, ninguno fue tan contundente como cuando se encontraba al mando el escocés.

Moyes fue su reemplazante. No tuvo una buena campaña y fue despedido a los pocos meses. Giggs se convirtió en su entrenador y jugador, pero el equipo no logró clasificarse para la Champions League, algo que no pasaba desde 1995, tampoco a la Europa League, lo que significaba que no se clasificaba para las competiciones europeas desde 1990.

En mayo de 2014, la era Louis van Gaal comenzó. Grandes inversiones son las que caracterizaron este período que, lo volvió a poner en puestos de Champions en la primera temporada, de todas maneras, quedaba eliminado en la fase de grupos y quedó en quinto lugar en Premier League. Ganó la FA Cup 2016, pero el holandés sería relegado de su cargo por los malos rendimientos en comparación a las inversiones.

En 2016 llegó el turno de José Mourinho en el Manchester United. Ese mismo año, se encargó de ganar la Community Shield ante el Leicester, la Copa de la Liga de Inglaterra, frente a Southampton, y la Europa League por primera vez en la historia, contra el Ajax. En el 2018, fue despedido por no conseguir ubicarse en los primeros cuatro lugares.

Su reemplazante, de forma interina fue un viejo conocido de la casa, Ole Gunnar Solskjær. Sin embargo, una ola de triunfos le permitió quedarse con el cargo de forma permanente hasta la actualidad, aunque todavía el equipo sigue sin parecerse al de la era Ferguson, un equipo que tarea que afrontará en los próximos años.

//