Ricky Rubio
Ricky Rubio
Basketball Player
Basketball

Ricky Rubio

1990 Barcelona


El 21 de octubre de 1990 España vio nacer en el municipio barcelonés de El Masnou a Ricard, hijo de Esteve y Tona, que se convertiría en uno de los mejores jugadores de baloncesto que ha dado este país.

En esta fecha nació Ricard Rubio Vives, que es hoy mundialmente conocido simplemente como Ricky Rubio; para los más familiarizados con el mundo de la canasta, y sobre todo en español, es Ricky a secas.

Debut de Ricky Rubio

La historia de Ricky con el baloncesto profesional comenzó con precocidad: el afamado entrenador Aíto García Reneses consideró que estaba preparado para dar el salto a la máxima categoría cuando tenía tan solo 14 años. Así, se convirtió en el jugador más joven en disputar un encuentro de liga ACB, el que enfrentó a su equipo, el DKV Joventut, contra el CB Granada. Ocurrió el 15 de octubre de 2005, y vencieron por 72 a 82: Ricky jugó cinco minutos y anotó dos puntos. En esa misma temporada también levantó los trofeos de la Liga Catalana y de la Eurocopa de la FIBA. A partir de ese momento su nombre empezaría a sonar con fuerza dentro del panorama baloncestístico nacional

Ricky con la verdinegra del Joventut | Foto: elmundo.es
Ricky con la verdinegra del Joventut | Foto: elmundo.es

Ya en las categorías inferiores del DKV Joventut había dejado sobradas muestras de su calidad, proclamándose vencedor de la Mini Copa disputada en Sevilla en 2004, de la que además fue nombrado MVP. Cabe destacar que fue el primer jugador en recibir ese honor pues disputó la primera edición de la competición.

Eurobasket cadete 2006 y primeras temporadas

Aunque ya disputaba la ACB con la “Penya”, Ricky se comprometió a jugar el Eurobasket en la categoría cadete que tuvo lugar en Linares, en el año 2006. Ese torneo fue de nuevo otra muestra de lo que estaría por llegar; Ricky promedió en el mismo las asombrosas cifras (todas máximas del campeonato) de 23,3 puntos, 7,1 asistencias y 12,8 rebotes. No contento con eso, dio a España el empujón necesario para llevarse la final forzando la prórroga con una canasta espectacular. Parecía que Rusia arrebataría el oro al combinado nacional tras encestar un lanzamiento de tres puntos en desequilibrio desde el ala izquierda con pocos segundos por disputar, pero el joven talento de El Masnou no se iba a rendir. Pidió la bola con espacio, la recogió en el medio del campo y la lanzó en lo que fue un gran acto de fe: el balón encontró el tablero, rebotando en él antes de caer dentro. El pabellón enloqueció tras presenciar la canasta que significaba la necesidad de tiempo extra para determinar si la medalla se quedaba en casa o si se iba para Rusia. No fue sino tras un segundo tiempo añadido que los españoles lograron el triunfo liderados por un Ricky estratosférico, que finalizó el choque con 51 puntos, 24 rebotes y 12 asistencias, un triple-doble que a buen seguro no olvidará. 

En su andadura por España y Euroliga durante esa campaña (2006/07), fue nombrado mejor recuperador de la competición europea y su equipo acabó tercero en la competición doméstica.

En la temporada 2007/08 Ricky colaboró para que Joventut levantara tras una gran temporada de sequía la Copa del Rey, ese año celebrada en Vitoria. Lo lograron tras ganar en semifinales al Real Madrid y vencer en la final al anfitrión, el TAU, por 82-80. Al final de esa temporada consiguió ser el jugador más joven en formar parte del Quinteto Ideal de la ACB.

También en ese año la ‘Penya’ levantó el título de la Liga Catalana (contra el Akasvayu, 84-66) y volvieron a ocupar el tercer lugar en la Liga ACB.

JJOO Pekin 2008

El verano de 2008 Ricky ya se encontraba en Pekín disputando los Juegos Olímpicos al lado de figuras nacionales como Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Rudy Fernández. El combinado nacional logró llegar a la final, pero sucumbió ante una excelente selección estadounidense liderada por Kobe Bryant (20 puntos y 6 asistencias) y Dwyane Wade (27 puntos y 4 robos). En el partido, que acabó 118-107, Ricky firmó 6 puntos con 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos de balón, a pesar de sufrir una lesión en su mano derecha que le mantuvo unas semanas de baja tras volver a España. Se convirtió, al conseguir la plata, en el medallista más joven en su disciplina.

Ricky durante la final de los JJOO ante Carlos Boozer | Foto: Streeter Lecka, Getty Images
Ricky durante la final de los JJOO ante Carlos Boozer y LeBron James | Foto: Streeter Lecka, Getty Images

2008-2009, temporada de transición

Ricky se perdió parte de esta temporada por la lesión que arrastró de los Juegos Olímpicos. Aunque jugó partidos de Euroliga, su equipo no pudo ganar ninguna competición pues fueron eliminados en la liguilla europea y perdieron en Playoffs de liga contra el Real Madrid. No obstante, lideró la ACB en temporada regular en asistencias y recuperaciones con 6,14 y 2,18 de media por partido respectivamente.

Draft de la NBA y traspaso

En abril de 2009 Ricky anunció públicamente su decisión de declararse elegible para el Draft de la NBA de ese mismo año. La postura de su club, el DKV Joventut, era que dejarían al jugador marchar si él mismo se hacía cargo de su cláusula de rescisión, que era bastante elevada teniendo en cuenta el sueldo que le correspondía. A pesar de ello, no se retiró del Draft y redobló sus esfuerzos. Cuando se acercaba la fecha y con vistas de que su situación no mejoraba, presentó una demanda contra su propio club, para intentar que su cláusula se redujera y así facilitar su salida.

Finalmente fue elegido en la 5ª posición del Draft de ese año (solo por detrás de Blake Griffin, Hasheem Tabeet, James Harden y Tyreke Evans), y siguió negociando su salida del club con la ayuda legal de Leopoldo Hinjós, a pesar de las trabas que ponía el presidente de Joventut, Jordi Villacampa. El mismo ponía como ejemplo la situación de Rudy Fernández, a modo de comparación: "Rudy escogió bien. Estuvo un año más con nosotros, nos permitió ganar tres competiciones, se convirtió en un jugador más bregado, se fue a la NBA y le ha ido genial".

Ricky estrecha la mano del entonces comisionado de la NBA, David Stern, tras ser elegido en el Draft | Foto: marca.com
Ricky estrecha la mano del entonces comisionado de la NBA, David Stern, tras ser elegido en el Draft | Foto: marca.com

Tras las duras negociaciones entre jugador y el club que le había visto jugar toda su vida así como el que le escogió en el Draft, su destinó tornó color blaugrana: a pesar de que los Timberwolves de Minnesota adquirieron sus derechos, el DKV Joventut llegó a un acuerdo con el Regal FC Barcelona para el traspaso del jugador el 1 de septiembre de 2009.

Eurobasket 2009

Después de este culebrón disputó con la selección el Eurobasket en septiembre de ese año (2009), celebrado en Polonia. El combinado nacional rindió en el torneo de menos a más, venciendo los partidos de fase final (cuartos, semifinales y final por el campeonato) por 66-86, 82-64 y 85-63 a Francia, Grecia y Serbia respectivamente. Promedió durante el campeonato 5,9 puntos, 2,2 rebotes y 3,9 asistencias (siendo el máximo asistente español).

2009-2010, Ricky brilla en España

Con la medalla de oro ya en su haber, volvió a España para disputar la temporada con su nuevo equipo, el Regal FC Barcelona. Debutó en la semifinal de la Liga Catalana,  en la victoria (93-53) ante el St. Josep Girona. Curiosamente, en la final de esa competición se enfrentó a su ex equipo, el DKV; el Barcelona se impuso cómodamente por 62-38. Los honores como MVP del partido final recayeron precisamente sobre el base debutante del equipo, que en la final desplegó un gran juego y anotó 8 puntos. Poco tiempo después engrosó su palmarés tras llevarse la Supercopa ACB ante el Real Madrid por 86-82. En el discurrir de esa campaña se convirtió en el jugador más joven en anotar 1000 puntos en la ACB, aunque no consiguió ganar la liga pues el Regal FC Barcelona cayó sorprendentemente en la serie final por 3-0 ante Caja Laboral Baskonia. No obstante recibió el honor de ser considerado el Mejor Base de la ACB y estar incluido en el Quinteto Ideal por segunda vez.

Afortunadamente para Ricky su equipo no dejó escapar la Copa del rey: el 21 de febrero de 2010, día de la final, se impusieron al Real Madrid por una diferencia de 19 puntos (80-69). Ricky jugó 20 minutos, en los que anotó 13 puntos y repartió 3 asistencias, para sumar 12 de valoración. Poco tiempo después, en mayo de 2010, Ricky se convirtió en el jugador más joven en conquistar la Euroliga, dejando en la estacada nada menos que a Olympiacos. El Barcelona no cedió ni un solo cuarto y funcionó bien tanto en ataque como en defensa. Ricky, saliendo de titular (jugó 18 minutos), firmó 9 puntos, 2 asistencias, 2 robos y 4 rebotes. Además, fue nombrado el “Rising Star” de la Euroliga.

Ricky celebra su triunfo en la final de la Euroliga | Foto: kianezona.com
Ricky celebra su triunfo en la final de la Euroliga | Foto: kianezona.com

Mundobasket 2010

El verano de 2010 Ricky disputó con la selección nacional el Mundial de Baloncesto, con Turquía como país anfitrión. España se clasificó para la fase final y ganó su cita de octavos contra Grecia (80-72), pero cayó en cuartos en un partido apretado contra Serbia (92-89). Ricky fue el máximo asistente nacional contra los griegos (6), pero no realizó un buen torneo.

2010-2011, última temporada en España

La siguiente temporada, la 2010/11, el Barcelona consiguió llevarse la liga que se le resistió la temporada pasada. Durante la temporada regular Ricky fue el máximo asistente (4,4) y el que más balones robaba (1,7) por partido. Conquistó la liga sin ceder ni un solo partido durante los Playoffs, tras derrotar a Unicaja, Baskonia y Bilbao Basket. No pudo sin embargo repetir la proeza en Euroliga, en la que se quedó por el camino tras perder en cuartos ante Panathinaikos, que posteriormente se proclamaría campeón. Aun así, pudieron resarcirse pues sumaron a la conquista de la ACB los triunfos en Copa y Supercopa ante Real Madrid (60-68)  y Valencia (83-63) respectivamente, lo que conformó el primer triplete de la historia tras la creación del entonces nuevo sistema de competiciones. En ambas finales Ricky no tuvo el papel más destacado; contra el Valencia aportó 2 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias en 23 minutos.

Tras ese buen último año, por fin puso rumbo a los Estados Unidos, en concreto a la ciudad de Minneapolis; el hogar de los Minnesota Timberwolves, equipo que obtuvo sus derechos en el Draft celebrado el 25 de junio de 2009 en el Madison Square Garden en Nueva York.

2011-2012, rookie en la NBA 

El joven prodigio (que se convirtió en el décimo jugador español en jugar en la NBA) jugó sus primeros minutos en la liga extranjera (que comenzó más tarde por el lock-out) el 26 de diciembre de 2011, contra los Thunder de Oklahoma City, liderados por un excelso Kevin Durant, que anotó 33 puntos. Los lobos de Minnesota sucumbieron ante su rival por 100 a 104, pero esto no impidió que el jugador de 21 de El Masnou dejara ya su sello sobre la pista: 19.406 espectadores se congregaron en el Target Center para ser testigos de los 26 minutos que jugó el catalán en los que aportó 6 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias. Pocos días más tarde (el 30/12/2011), firmó su primer doble-doble en la NBA en la ajustada derrota (101-103) contra los todopoderosos Miami Heat de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh; Ricky consiguió 12 puntos y 12 asistencias además de capturar 6 rebotes en 30 minutos de juego. Tras un buen arranque contó con minutos saliendo desde el banquillo, y aportando regularmente asistencias para sus compañeros y anotando también algunos puntos. El 4 de enero de 2012 volvió a destacar con un nuevo doble-doble en una nueva derrota en casa (90-86), en esta ocasión ante los Grizzlies de Marc Gasol, en los que el joven base sumó 12 puntos y 10 asistencias, a lo que añadió 4 rebotes. El día 8 de ese mismo mes, en una abultada victoria (93-72) contra los Washington Wizards volvió a repetir la gesta de los dobles dígitos: anotó 13 puntos y dio 14 pases de canasta, teniendo un +/- de +29. Con esta serie de actuaciones fue confirmando su gran aptitud para la liga, además de su capacidad para la titularidad que hasta el momento conservaba el veterano Luke Ridnour. Debido aescasez de personal en su puesto por las lesiones, su debut como titular no se hizo esperar más: el 13 de enero, en el New Orleans Arena (feudo de los Hornets) disputó 43 minutos desde el inicio en los que produjo 12 puntos, 9 asistencias y 6 rebotes, contribuyendo así a la victoria de su equipo por 87 a 80. Continuaron sus titularidades aparejadas con buenas actuaciones; aunque no siempre se traducían en victorias, Ricky daba claras muestras de su habilidad como director de juego y encandilaba a los aficionados. Con este gran ritmo llegó el parón del fin de semana del All-Star 2012 celebrado en Orlando; Rubio participó en el partido entre rookies y sophomores (jugadores de primer y segundo año), logrando 12 puntos y 7 asistencias en 21 minutos. Tras el fin de semana de las estrellas descendieron algo sus promedios, aunque salió de titular los 7 encuentros que disputó; cabe destacar que el base español rindió durante esta temporada algo mejor que saliendo desde el banco. No obstante, no completó la temporada debido a que el 9 de marzo, jugando contra Los Angeles Lakers, sufrió una rotura de su ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda en un lance ante Kobe Bryant. Fue operado de ella con éxito el y debido al extenso proceso de recuperación se perdió los Juegos Olímpicos de Londres de ese año. Su equipo acabó la temporada regular en la 12ª posición, y él fue incluido en el Mejor Quinteto de Rookies de la NBA, además de ser el 6º asistente de la competición con 8,2 entregas por encuentro.

Ricky cae lesionado ante Kobe Bryant | Foto: Star Tribune
Ricky cae lesionado ante Kobe Bryant | Foto: Star Tribune

 

2012-2013, segundo año en Minnesota

Después de completar su proceso de recuperación su equipo quiso que su vuelta a las canchas fuera lo más segura posible, por eso lo trataron con una gran precaución. El 15 de diciembre de 2012 volvió a disputar minutos (18) contra Dallas Mavericks, aportando ocho puntos, nueve asistencias y cuatro rebotes. En tan poco tiempo en pista tras su grave lesión demostró que su gran virtud es encontrar compañeros en buenas situaciones para anotar, y que desempeña esa tarea con gran facilidad. Mantuvo la restricción de minutos hasta que estaba totalmente recuperado y los doctores del equipo le dieron el visto bueno a la ampliación de su tiempo en pista. Cuando llegó de nuevo el All-Star en febrero no se perdió el compromiso de los jóvenes, esta vez en su papel de sophomore: en la edición de 2013 en Houston, sumó 5 puntos y 10 asistencias. Durante esta temporada, a pesar de estar de vuelta tras una complicada lesión, se asentó en su papel como director de juego poco anotador pero con gran visión de juego para repartir asistencias y lograr robos en defensa. El 12 de marzo de 2013, contra los San Antonio Spurs, Ricky hizo un partido espectacular: en 35 minutos logró el primer triple-doble de su carrera NBA con 21 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias, todo ello con un porcentaje de tiro de 52’9%. Su equipo pudo hacerse con una cómoda victoria ante los tejanos, 107-83.

En 57 partidos disputados salió de titular en 47, y promedió 10,7 puntos, 2,4 robos y 7,3 asistencias en 30 minutos de juego. Finalizó el 9º de la liga en robos totales (el 2º en robos por partido con 2,40), además de repetir en el “top 10” de máximos asistentes por partido: se situó como el décimo en esa lista, con 7,3 asistencias por partido. Su equipo volvió a quedarse fuera de los Playoffs, repitiendo en la 12ª posición de su conferencia.

2013-2014, 82 titularidades

En esta temporada, gracias a que fue respetado por las lesiones, completó todos los encuentros de la temporada, no perdiendo ni una titularidad.

Como ya acostumbraba, se mantuvo en el “top 10” de asistentes totales como el 2º con 704, solo por detrás de John Wall (721); en el ranking de asistencias por partido ocupó el 4º lugar, con 8,6 de media. Asimismo, quedó el primero de la liga en robos totales de balón (191), mientras que finalizó de nuevo segundo en robos por partido (2,3), solo por detrás de Chris Paul (2,5).

Además, al finalizar esta campaña Minnesota mejoró considerablemente su récord con respecto a las dos temporadas anteriores; con un 40-42 (.488), quedó a las puertas del 50% de victorias en la “regular season”. A pesar de esto siguió con su mala racha de perderse la postemporada: con esta, era ya la décima vez consecutiva que no avanzaban tras finalizar los 82 partidos.

Mundial España 2014

En este torneo que acogió precisamente España, el combinado nacional ganó todos los partidos de su grupo y sobrepasó a Senegal (89-56) en cuartos (en el que sumó 7 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias), pero se doblegó ante Francia en cuartos (62-52) en un mal encuentro por parte de los españoles; Ricky no brilló, con 4 puntos y pobres porcentajes.

2014-2015, extensión de contrato y lesión

Con apenas dos partidos disputados de la nueva temporada, Ricky firmó el 31 de octubre de 2014 una extensión de contrato con los Timberwolves, por valor de 55 millones de dólares en 4 años.

Poco tiempo después, el 7 de noviembre, se lesionó el tobillo izquierdo durante el encuentro ante Orlando Magic; antes de retirarse (con ayuda de la asistencia del equipo médico) de la cancha había anotado 4 puntos y repartido 6 asistencias en tan solo 13 minutos. Tras evaluar su lesión como un “esguince grave”, el director de juego español se perdió de la jornada 6 a la 47. A pesar de que regresó a las pistas a mitad de temporada, volvió a aquejar molestias en el mismo pie durante la jornada 64 contra Oklahoma City Thunder, tras lo cual no volvió a jugar a excepción de la jornada 67 contra Toronto. En consecuencia con su lenta evolución tuvo que someterse a una cirugía artroscópica en su tobillo izquierdo a finales de la primera quincena de abril, con la finalidad de volver a evaluar el estado de su lesión y poder trazar un nuevo plan de rehabilitación.

Desgraciadamente solo pudo disputar 22 partidos de esa campaña debido al fuerte esguince de tobillo que sufrió ante Orlando, de la que tuvo que ser más tarde intervenido. Además, la plantilla notaba la falta de Kevin Love, que fue traspasado a Cleveland Cavaliers a cambio de Andrew Wiggins y Anthony Bennett.

Durante un tramo de la temporada el equipo atravesó una nefasta racha que les sumió en tropiezos entre las jornadas 22 y la 36, por lo que acumularon 15 derrotas consecutivas.

El cambio en el núcleo de la plantilla unido a la irregularidad sufrida en el puesto de base hundió a Minnesota en el 15º puesto de su conferencia con un paupérrimo balance de 16 victorias y 66 derrotas que buscaba ser mejorado con los nuevos fichajes más la adquisición de Zach Lavine en la decimotercera elección de la primera ronda del Draft de ese año (2014).

No pudo jugar el Eurobasket 2015

A pesar de que el de El Masnou no disputó esta competición debido a sus problemas de tobillo, el combinado nacional se hizo con el oro tras derrotar a Lituania en la final por 80-63. Gracias a esta victoria los chicos de Scariolo aseguraron su clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

2015-2016, continúa la mala racha de los Timberwolves

Al comienzo de esta temporada la franquicia experimentó cambios tanto en el banquillo como en la dirección debido a que Flip Saunders continuaba su batalla contra el cáncer: fue relevado como jefe del banquillo por Sam Mitchell, y le sustituyó como ‘manager’ Milt Newton.

Ricky junto a su hasta entonces entrenador, Flip Saunders | Foto: Eurosport
Ricky junto a su hasta entonces entrenador, Flip Saunders | Foto: Eurosport

Durante esta nueva temporada con los Wolves, Ricky dispuso de 76 titularidades, de las que pudo convertir 28 en victorias (acumuló por tanto 48 derrotas). De los 6 partidos que no jugó, su equipo solo consiguió ganar 1, el disputado contra Sacramento Kings. En esos 76 choques el catalán promedió 10,1 puntos, 8,7 asistencias, 4,3 rebotes y 2,1 robos por partido.

Al igual que la temporada anterior, nunca lograron encadenar siquiera 5 victorias seguidas a lo largo de la competición; esta incapacidad para encontrar un ritmo regular de victorias lastró al conjunto y volvieron a finalizar la temporada en posiciones muy bajas; tras los 82 partidos estipulados, ocupaban la 13ª plaza del Oeste con un récord de 29-53.

En mayo de este año Ricky sufrió la muerte de su madre debido a un cáncer de pulmón, y estuvo a punto de abandonar su carrera profesional como baloncestista.

Juegos Olímpicos Río 2016

Ricky jugó su mejor partido de fase de grupos en la victoria contra Nigeria 87-96, anotando 15 puntos, capturando 4 rebotes y repartiendo 4 asistencias. En los cuartos frente a Francia sumó 6 puntos sin fallo en el tiro, además de 5 asistencias y 2 rebotes. En la semifinal que perdieron contra el combinado estadounidense Ricky apenas contribuyó durante los 14 minutos que disputó. No mejoró mucho en lo personal en el partido por el bronce ante Australia, aunque el equipo logró la medalla; él añadió 3 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias.

2016-2017, último año en Minneapolis

Esta fue la última temporada que Ricky jugó en el equipo de Minneapolis. El equipo no mejoró notablemente su actuación de la temporada anterior, pues continuó con la seguía de Playoffs, quedando 31-51 y 13º en su conferencia. Ricky, sin embargo, mejoró ligeramente sus porcentajes, además de pasar a sumar 11,1 puntos y 9,1 pases de canasta durante los 75 encuentros que jugó. De ellos ganó 28, como el año anterior; sumó también 25 dobles-dobles y un triple-doble, el 4 de marzo contra San Antonio Spurs, cuando les endosó 11 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. 9 días después firmó el máximo de asistencias de su carrera con 19, en el partido contra Washington.

Eurobasket 2017

España no pudo repetir el triunfo de la anterior edición pero no se bajó del podio. Tras ganar todos los partidos de su fase de grupos (contra República Checha Ricky destacó con 17 puntos, 5 asistencias y 3 rebotes con acierto en el tiro), el base catalán contribuyó con 15 puntos al triunfo de la selección contra Turquía en octavos; en cuartos repartió 8 asistencias para vencer a Alemania y en la derrota en ‘semis’ ante Eslovenia, la futura campeona, aportó 13 puntos. En el partido por el tercer puesto ante Rusia contribuyó con 4 puntos y 7 asistencias a la victoria.

2017-2018, primer año en Utah, juega PlayOffs

Tras el bronce en el Eurobasket, Ricky abandonó Minneapolis para poner rumbo a Salt Lake City, hogar de su nuevo equipo: Utah Jazz. Sin abandonar la conferencia Oeste, Ricky se unía a un mejor proyecto baloncestístico, y en su primer año con su nuevo equipo pudo disputar los Playoffs rodeado de jugadores como Rudy Gobert, el veterano Joe Johnson, Joe Ingles y el joven Donovan Mitchell. Ricky completó su mejor partido de la temporada regular el 3 de febrero contra San Antonio, a los que endosó 34 puntos (máximo de su carrera NBA) y 9 asistencias con un gran acierto en el tiro. Los Jazz pudieron situarse, bajo las órdenes de Quin Snyder, en la 5ª posición de su conferencia, con un balance de 48-34. Ricky, por primera vez en Estados Unidos, jugaba para una franquicia ganadora; los Jazz acumularon rachas de 6,11 y 9 victorias consecutivas en diferentes tramos de la temporada, algo muy diferente a lo que Rubio vivía en Minneapolis.

Cuando llegó la postemporada se enfrentaron en Primera Ronda a Oklahoma y ganaron 4-2; Ricky promedió en esa serie 14 puntos, 7 asistencias y 7,3 rebotes. Destacó en la victoria de su equipo en el tercer partido con 26 puntos, 10 asistencias y 11 rebotes. En el último partido de esa ronda, que certificó su avance, Ricky abandonó la cancha con solo 7 minutos disputados debido a una lesión en los isquiotibiales de su pierna izquierda. Rubio vio desde la distancia como James Harden y sus Rockets eliminaban a los Jazz de la contienda en 5 partidos.

Rubio conduce el balón ante Westbrook | Foto: marca.com
Rubio conduce el balón ante Westbrook | Foto: marca.com

2018-2019, vuelven a caer contra Houston

En la segunda campaña de Ricky en Utah el equipo repitió posición en el Oeste a pesar de contar con dos victorias más que el año anterior, 50-32. Ricky disputó 68 partidos, siendo titular en 67; de ellos pudo ganar 40. En enero de 2019 sufrió molestias en los isquios de su pierna derecha en un partido contra Milwaukee que abandonó tras 4 minutos en los que anotó 9 de los 11 primeros puntos de su equipo. Se perdió 6 partidos consecutivos, la racha más larga de esa campaña; continuó con molestias en esa zona al final de la temporada. Aunque pudo disputar la primera ronda de la postemporada, los Jazz volvieron a tener como verdugo a los Rockets, contra los que cayeron en 5 partidos (1-4). Ricky mejoró sus promedios en puntos y asistencias con respeto al año anterior, pero empeoró en el apartado reboteador: 15,4 puntos, con 8,6 asistencias y 3,2 rebotes; además, mejoro su efectividad en el tiro de 35,4% a 42,4%. Su contrato finalizaba esta temporada, por lo que llegó al verano y al campeonato mundial siendo agente libre con todas las papeletas de salir tras la llegada del base Mike Conley a la franquicia de Salt Lake City.

Ricky puntea el tiro de James Harden | Foto: marca.com
Ricky puntea el tiro de James Harden | Foto: marca.com

Mundial de China de 2019: campeón y MVP

Como flamante fichaje de los Suns, Ricky viajó a China con la selección para disputar el Mundial. Los chicos de Scariolo no perdieron en la fase de grupos, venciendo a Túnez (101-62), Puerto Rico (63-73) e Irán (73-65); Ricky anotó 17 puntos en sus dos primeros encuentros, quedándose en 5 en el tercero. En la segunda ronda del torneo España logró victorias ante Italia (67-60) y Serbia (81-69) para avanzar; Ricky hizo 15 puntos a los italianos y endosó 19 al combinado liderado por Jokic y Bogdanovic. En la fase final, España anotó 90 puntos o más en los tres partidos: las victorias fueron ante Polonia (90-78), Australia (95-88) y en la final ante Argentina (75-95). Ricky lideró la carga contra los polacos con 19 puntos y 9 asistencias; volvió a destacar en las ‘semis’ contra Australia con otros 19 puntos, 12 asistencias, 7 rebotes y 4 robos, y en la final contra Argentina aportó 20 puntos y 7 rebotes para hacerse con el oro. Como colofón, fue nombrado parte del Quinteto Ideal y MVP del torneo, promediando 16,4 puntos, 6 asistencias y 4,6 rebotes. En este torneo y con la ausencia de Pau Gasol demostró su capacidad de dirección y el estado de madurez baloncestística en el que se encontraba.

2019-2020, nuevo proyecto de futuro en Phoenix

Rubio, defendido por sus sustituto en Utah, Mike Conley | Foto: KSL Sports
Rubio, defendido por sus sustituto en Utah, Mike Conley | Foto: KSL Sports

El primer día de julio de 2019 el equipo de Arizona logró hacerse con los servicios del base español, a razón de 51 millones de dólares por 3 temporadas. Ricky se unía así a los jóvenes Devin Booker y Deandre Ayton, además de al alero Kelly Oubre.

A pesar de que esta temporada está inacabada debido al Coronavirus, Ricky ha contribuido a que los Suns, con 65 partidos jugados, ya hayan conseguido su máximo de victorias (26) desde la temporada 2014-2015, cuando consiguieron 39 triunfos. Aun así, van penúltimos en el oeste. Ricky ha salido de titular en los 57 partidos que ha jugado, en los que aporta de media 13,1 puntos y 8,9 asistencias. En esta inacabada temporada ha registrado dos triples-dobles, siendo el más reciente el 8 de marzo en la victoria contra los Bucks, a los que ayudó a derrotar con 25 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias. Aunque todo indica que no jugará Playoffs esta campaña, el proyecto de futuro de los Suns puede volver a poner a Ricky a prueba en la postemporada.

//