¿Por qué los aficionados del Chelsea no quieren a Rafa Benítez?
Fotografía: Rafa Benitez vs Jose Mourinho. Fuente: Reuters

Cuando en 2004, tras ganar la liga y la UEFA con el Valencia, Rafa Benítez cruzó el Canal de la Mancha para entrenar al Liverpool, en las Islas nadie se imaginaba la transcendencia que el entrenador madrileño tendría en la Premier League.

Fundó el ‘Spanish Liverpool’, le regaló a los ‘Reds’ una ‘Orejona’ en su primer año, dos finales de la Champions League además de innumerables trofeos. Trufó la plantilla de futbolistas españoles y conquistó títulos nacionales al mismo tiempo que en la liga se acercaba a los colosos del fútbol inglés. Una labor que finalizó en 2010 pero que dejó para el recuerdo su interminable pulso con el Chelsea y, sobre todo, con José Mourinho, que también llegó a Inglaterra en 2004.

Y de esa pelea dialéctica con el técnico portugués, y deportiva con el Chelsea, nació la animadversión que gran parte de los aficionados ‘Blues’ tienen hacia el técnico madrileño. No le quieren, ni tampoco le querían antes de su llegada.

El Chelsea de Mourinho y el Liverpool de Benítez se enfrentaron deportivamente durante tres años. Se vieron las caras 17 veces entre Premier, Champions, FA Cup, Carling Cup y Community Shield. Benítez ganó cinco veces, Mourinho siete, pero algunas victorias pesaron más que otras y algunas palabras dolieron más que otras. Y en esa rivalidad, en esa guerra de tres años, tiene su punto de partida el odio, el rechazo, que Benítez provoca hoy en los aficionados ‘Blues’.

"Éramos buenos amigos hasta que el Liverpool empezó a ganar", dijo Benítez sobre Mourinho

Benítez afirmó que, cuando llegó a las Islas, su relación con Mourinho era cordial. “Éramos buenos amigos hasta que el Liverpool empezó a ganar. Entonces cambió su actitud”. Los primeros tres envites entre ambos, los dos de liga y la final de la Carling Cup, fueron para el Chelsea aunque las semifinales de la Champions League cambiaron todo.

En el primer enfrentamiento entre ambos en la máxima competición continental, en las semifinales de 2005, Benítez y su Liverpool dejaron fuera de la final de la Champions League a la poderosísima máquina de futbolistas y millones de Mourinho con un ‘no gol’ de Luis García. Mourinho aseguró que el “línea había marcado” el tanto. Fue un golpe muy duro para el técnico luso y el Chelsea, que vieron como, a pesar de ganar la Premier, todos los focos giraban a Merseyside después de la remontada de los ‘Reds’ en Estambul y la consecución de la 'Orejona'.

Se vieron en la fase de grupos de la siguiente Champios League (el Liverpool entró en la máxima competición sin ser ‘un club inglés’, ya que las cuatro plazas estaban ya cubiertas) y antes de sus enfrentamientos Mourinho aseguró que “el Liverpool les había eliminado sin marcar ningún gol” el año anterior.

Tras el primer partido de lote, Benítez se despachó a gusto en la sala de prensa criticando el juego del Chelsea. “El Arsenal hace dos-tres años jugaba muy bien y ganaba. Era entretenido verles jugar. El Barcelona y el Milán también practican un gran fútbol. Entretienen. Por ello, ¿cómo puedes decir que el Chelsea es el mejor equipo del mundo?”.

En las semifinales de la FA Cup de 2006 Benítez ganó 2-1 a Mourinho la partida sobre la pizarra y dejó fuera a un Chelsea que había derrotado a los ‘Reds’ en los dos encuentros de liga. Tras el partido Mourinho afirmó que “no creía que había ganado el mejor equipo” y se mofó de la competitividad del Liverpool en la Premier League. “No tienen ninguna opción en liga. A un partido nos pueden sorprender pero en dos temporadas la distancia que les hemos sacado es de 45 puntos”. Al final de aquella campaña el Chelsea ganó la liga, el Liverpool la FA Cup y la Community Shield fue para los ‘Reds’ en agosto ante los ‘Blues’.

"A un partido el Liverpool nos puede sorprender pero no tienen ninguna opción en la liga", dijo Mourinho

La relación estaba rota. Mourinho no quiso saludar a Benítez en sus siguientes enfrentamientos y los dardos dialécticos viajaban de Liverpool a Londres. Mientras Mourinho dudaba de la competitividad del Liverpool, Benítez criticaba a los nuevos ricos de Inglaterra, a un club sin una historia y una afición tan grande como la del Liverpool. El entrenador español aseguró que “nunca entrenaría al Chelsea”.

El último duelo

Las semifinales de la Champions League de 2007 fue el último gran duelo entre Benítez y Mourinho, entre el Liverpool y el Chelsea. La animadversión entre ambos entrenadores, entre ambas aficiones, era total y la rivalidad tenía el mismo peso en el césped que en la grada o la sala de prensa.

En la ida, en Anfield, Joe Cole puso en ventaja al Chelsea. La vuelta, en Stamford Bridge, parecía propicia para que Mourinho lograra entrar en su primera final con los 'Blues'.

Las ruedas de prensa previas al partido fueron calientes. Mourinho reservó a parte de sus titulares la jornada anterior y el Chelsea se dejó la liga ante el United. Y Benítez aprovechó para atizar a Mou: “Las rotaciones de Mourinho le han costado la liga”, declaró el entonces técnico ‘Red’ que también puso en duda a los futbolistas del Chelsea. "Los jugadores del Chelsea decían que Anfield no les daba miedo, pero hace dos años el ambiente ya les superó". Un dardo envenenado al que Mourinho contestó con ironía. “¿Tres años sin ganar la liga? No creo que seguiría en mi puesto. En tres temporadas le hemos sacado al Liverpool más de 60 puntos en la Premier”.

"Los jugadores del Chelsea decían que Anfield no les daba miedo pero hace dos años el ambiente les superó", afirmó Benítez

El Liverpool eliminó al Chelsea, perdió la final de la Champions con el Milan y los ‘Blues’ ganaron la FA Cup. Así murió la disputa entre dos de los mejores entrenadores de la Premier League de los últimos años. Mourinho se fue en septiembre, Benítez tres años después y ahora, tras cinco año de esta guerra, los aficionados del Chelsea han desempolvado esta rivalidad haciendo suya la antigua batalla del ahora técnico del Real Madrid.

Críticas y disculpas

“Nunca entrenaría al Chelsea”. Esas contundentes palabras se volvieron en contra de Benítez cuando el 21 de noviembre fue contratado por Abramovich para reconducir la situación de los ‘Blues’, que con Di Matteo se caían de la cima de la liga y estaban al borde de la eliminación de la Champions League. Benítez asumió el reto pero gran parte de los aficionados, antes y después de su llegada, no le querían, ni le quieren.

La presidenta de los seguidores del Chelsea, Trizia Fiorellino, que antes de su fichaje se mostró en contra de Benítez, pidió al entrenador que se retratara de sus palabras para que el ambiente se calmara. "Una disculpa ayudaría. Incluso aceptar lo que dijo sería un buen inicio. Dijo que en ese momento estaba intentando defender a su club pero José Mourinho era un maestro en ello y nunca ridiculizó a la afición rival". Los ‘Blues’ siguen adorando a Mourinho y no perdonan las derrotas, las palabras y las críticas que Benítez hizo del Chelsea y del técnico portugués cuando era rey de Anfield.

"Comprendo el rechazo que sienten hacia mi los aficionados del Chelsea", dijo Benítez en su presentación

“Comprendo el rechazo que sienten hacia mi los aficionados del Chelsea. Todo lo que puedo decir es que estoy trabajando duro. Ganar partidos es la única manera de cambiar las cosas”. Tras las pancartas y los gritos que se escucharon en su debut ante el City en Stamford Bridge Benítez intentó matizar sus antiguas declaraciones. “Sé cómo se siente la afición por mi etapa en el Liverpool y por la rivalidad que tuvimos. Quiero demostrar que estoy aquí por las razones adecuadas y cambiarlo”. Los gritos y las pancartas de “Benítez fuera” y “Rafa Benítez, los aficionados del Chelsea no olvidamos” le siguen acompañando. No se despegan de su mente ni hacen fácil su trabajo al frente de los ‘Blues’.

Le va a costar a Benítez eliminar el ecosistema negativo que le rechaza en Stamford Bridge. De momento, los resultados no le acompañan ya que el Chelsea está fuera de la Champions League, perdió ante el Corinthians el Mundial de Clubes y en liga está a 11 puntos (con un partido menos) del United. Sin embargo, el equipo ha mejorado, Torres ve puerta, Hazard, Mata y Óscar maravillan y David Luiz equilibra en la media. Los ‘Blues’ han marcado 13 goles en los últimos 135 minutos e intentan salvar la temporada con algún título.

A Benítez le queda un duro trabajo por delante. Tendrá que aguantar las críticas de los aficionados del Chelsea, que no perdonan lo que el técnico dijo e hizo, deportivamente, con el Liverpool en los tres años de Mourinho en Londres. Esa es la razón por la que gran parte de los ‘Blues’ no le soportan. La sombra de Mourinho es alargada y ni un entrenador como Benítez, que ha ganado todo a nivel de clubes, puede quitársela de encima. Incluso estando el técnico portugués a miles de kilómetros de distancia.

Madrid-Londres

El último capítulo de este duelo se escribió hace unos días. Benítez dejó deslizar en un programa radiofónico que sabía "cosas del Madrid" pero que no podía "decir nada”. Y Mourinho le respondió echándole encima a los aficionados ‘Blues’. “Como aficionado del Chelsea espero que en el partido ante el Corinthians no estuviera pensando en el Real Madrid”.

Por su pasado, y por declaraciones como estas, a Mourinho le siguen venerando en Stamford Bridge. Y a Benítez, a pesar de ganar 8-0 al Aston Villa, no le perdonan su pasado, sus palabras y su rivalidad con ‘The Special One’. En este caso, las palabras no se las ha llevado el tiempo. Se han tatuado en la mente de muchos aficionados ‘Blues’ y solo los títulos, y los goles, podrán borrarlas.

Fotografía 1: Presentación de Rafa Benítez. Fuente: Getty Images

Fotografía 2: Mourinho da instrucciones en un Liverpool-Chelsea. Fuente: AFP

Fotografía 3: Aficionados del Chelsea contrarios a Benítez. Fuente: Getty Images

VAVEL Logo