Tú a Europa y yo al purgatorio

El Coface Arena se vestía de gala ya que podría ser un día histórico. Recibía a un Hamburgo, que está en horas bajas, con la posibilidad de llegar a Europa, un puesto ansiado por lo de Tuchel desde principio de la temporada. Los de Slomka, por otro lado, necesitaban ganar en Maguncia para asegurar jugar el playoff de permanencia. Se preveía un partido apasionante y así fue.

Dominio visitante y tablas en el marcador

La primera mitad estuvo cargada de juego poco preciso y de mucho nervio. Muchos pases fallados en ambos bandos, demasiado juego brusco. EL primero en acercarse a la meta rival fue el Hamburgo. Un centro desde la izquierda que casi remata Rincón. Karius, el guardameta local, tuvo local desde el minuto uno. La tensión del encuentro no se reflejaba en la defensa visitante y lo pagó.  En el minuto 7, Elkin Soto adelantaría al Mainz 05 después de una mala cesión con el pecho de Westermann a su portero. El colombiano, sin oposición, solo tuvo que empujar el balón al fondo de la red.

Lasogga emuló al gran Raúl en su gol: oportuno

Batacazo para los aficionados rothosen que se vería aliviado minutos después cuando Lasogga, luchando como un auténtico bolla de waterpolo, conseguía rematar de cabeza un rechace del portero a tiro de Van der Vaart. Corría el minuto 12 de encuentro y estaba todo por decidir. A partir de ese momento, el Mainz 05 se echó atrás, el Hamburgo comenzó a ganar terreno en el centro del campo y eso se traducía en ocasiones.

Las jugadas a balón parado son un aliado para cualquier equipo y más cuando tu sacador es Rafael van der Vaart. Primero una falta y después un intento de gol olímpico, inquietó la puerta local. El empate no sentó nada bien al Mainz 05 y no lograba enlazar tres pases seguidos ante la desesperación de Thomas Tuchel en la banda. Lasogga pudo tener en sus botas el segundo pero Karius se adelantó y mandó el balón a córner. El descanso era la mejor noticia para un Mainz que naufragaba en la medular.

Dos zarpazos del Mainz en la segunda mitad son suficientes             

La segunda mitad empezaba muy diferente a como lo había hecho la segunda. El Mainz 05 tenía otra cara en el segundo tiempo y era quien merodeaba más la puerta del rival con cierto peligro. Primero Pospech y después Geis avisaban a los de Hamburgo que no se iban a conformar con el empate. Y hacían bien.

A pesar de la superioridad local, Çalhnoglu quitó el aliento de la grada del Coface por un instante. Su remate de cabeza se marchó muy cerca del palo con Karius, inmóvil, de espectador de lujo. Después de esta ocasión, el Mainz 05 asestaba una estocada que parecía definitiva a su rival. Yunus Malli ponía el 2-1 en el marcador en el minuto 65. Una gran jugada de Koo por la banda izquierda, hasta entonces irreconocible, la aprovechó el jugador de origen turco para batir por bajo al portero contrario. Este resultado ya daba un respiro a los locales.

Decidió la estrella nipona: Okazaki

El posible penalti no pitado a Möritz pudo cerrar el encuentro pero al no cobrarse, la emoción continuaba. En el minuto 82 llegaría la jugada perfecta de Shinji Okazaki. Recibió el balón dentro del área, dejó sentado al defensa al más puro Kun Agüero y disparó con la zurda al fondo de las mallas. Esta jugada la firmaría cualquier delantero centro que esté en un equipo de primerísimo nivel. El Coface respiraba a Europa. La alegría no duraría demasiado ya que un minuto después, Ilisevic anotaría el segundo gol de los visitantes. Jiracek centró desde la izquierda y el delantero croata remató en semifallo de cabeza, le rebotó en la mano y empujón el balón con la pierna derecha.

Peligraba el puesto europeo ya que el Augsburgo estaba ganando y un gol más del Hamburgo, les hubiera dejado fuera. El gol de los visitantes alimentó un nerviosismo que el colegiado se encargó de saciar en el minuto 92 de encuentro cuando pitó el final del partido. Este resultado deja al Mainz 05 en la séptima posición con 53 puntos mientras que el Hamburgo acaba la temporada en decimosexta posición con 27 puntos y deberá jugarse el todo o nada en el play off de descenso ante el tercero de la 2.Bundesliga, que hoy por hoy es el Greuther Fürth pero mañana domingo, dependiendo de los resultados, podría variar.

VAVEL Logo