La pizarra de Jorge Jesus: análisis táctico del Benfica
Fotomontaje: Dani Mullor | VAVEL.com

Con el principal objetivo de la temporada ya alcanzado, la conquista de la Liga ZonSagres, ahora los dirigidos por Jorge Jesus buscan la gloria que les fue arrebatada hace un año. Sí, justo hace 12 meses el Benfica vivía un momento parecido a este, llegaban vivos a todas las competiciones posibles, menos la Taça da Liga. Pero en poco menos de un mes recibió tres durísimos golpes que convirtió esa ‘gran temporada’ en una ‘gran pesadilla’.

Pero estás águilas llegan con un vuelo más alto. Con un inicio de temporada bastante complicado, el DT encarnado fue encontrando el nivel táctico justo para que el equipo funcionara nuevamente. Esto se logró a pesar de que el Benfica sufriera una baja importantísima en el mercado invernal. Nemanja Matić, quien había sido el mejor jugador de la campaña anterior, hizo maletas y tomó un avión con destino a Stamford Bridge, además de las importantes lesiones de Salvio y Cardozo. Pero no hay mal que por bien no venga y estas bajas permitieron ver la calidad de Markovic y la capacidad goleadora de la pareja Lima-Rodrigo.

Este Benfica 2013/2014 ha consolidado su sistema base en un 4-4-2, el que en ocasiones se transforma en un 4-1-3-2, más adelante explicaré el por qué.

Muralla defensiva con dos grandes pilares

La defensa era el punto que peor pinta tenía al inicio de temporada. Con un Artur discutido al final del lapso pasado, las miradas estaban centradas en el meta brasileño. Este supo lidiar con la situación y fue de menos a más hasta que llegó la lesión que lo apartó de los terrenos de juego por un tiempo. Allí aparece Oblak. El meta esloveno, aprovechó la desgracia de su compañero y pese a su juventud (22 años) demostró gran cualidades bajo los tres palos. Desde ese momento pocas veces volvió a sentarse en el banquillo, a no ser que tocara hacer rotaciones. Además hay que indicar que siempre que el número 41 ha defendido el arco del Benfica el conjunto lisboeta no ha conocido la derrota.

Con el arco en buenas manos, llegaba la hora de hacer algunas pruebas y algunos experimentos en la línea de cuatro. Allí Jorge Jesus encontró en Siqueira al mejor lateral izquierdo que se recuerde después de la salida de Fábio Coentrao al Real Madrid. En el lateral derecho ocurrió algo parecido. En los primeros juegos de la temporada esa posición fue alternando a Maxi Pereira y André Almeida. El uruguayo fue mejorando el equilibrio entre su buena proyección al ataque y su recuperación en defensa y así se quedó con el puesto. Tanto Siqueira como Maxi son laterales que aportan mucho en el juego ofensivo de las águilas.

Pero si hablamos bien de los laterales, habría que hablar maravillas de los centrales. Luisão y Garay son los pilares defensivos de la defensa menos batida de la Liga Zon Sagres. El argentino sigue consolidándose como uno de los mejores centrales del Mundo, va muy bien de cabeza, es rápido, con una enorme colocación táctica y además tiene gol. Si, a pesar de ser un central lleva ocho goles esta temporada. Difícilmente veremos nuevamente a Garay vestido de 'encarnado' la próxima temporada.

Luego está Luisão. 'O capitão' lleva desde la 2003/2004 en Da Luz y esta es sin duda su mejor temporada en el Benfica. A sus 33 años, el brasileño ya ha conquistado 3 títulos de la liga portuguesa y ha construido su leyenda en el club encarnado a base de esfuerzo. A pesar de no ser muy rápido, tiene una gran anticipación a las jugadas, es muy fuerte por alto y con su calidad asegura la salida del balón. Al igual que Garay, también aporta en ataque. Luisao lleva 6 goles marcados esta temporada.

Medio campo mermado

He aquí el punto débil, en mi opinión, del Benfica para la final. Si ya la de Fejsa, quien se a perdido la parte del final de temporada, era preocupante, mayor aún es la preocupación en el club lisboeta cuando Enzo Pérez vio la tarjeta roja en la vuelta de las semifinales ante la Juventus, en Turín.

Así que toda la responsabilidad de la medular la tendrán Rúben Amorin y André Gomes. Ambos jugadores portugueses han demostrado su calidad esta temporada cuando se les ha necesitado. También hay que decir que con estos dos jugadores Jorge Jesus tiene un doble pivote más ofensivo, ya que ninguno de ellos tiene la vocación defensiva mostrada por Fejsa. Así que para el miércoles los encarnados saldrán con un claro 4-4-2.

André Gomes ha tenido los minutos que necesita y que merece justo al final de la temporada. El talentoso medio portugués, de 20 años, es polivalente en ese sector del campo. Aunque para la gran final deberá ejercer como el medio centro más retrasado, dejando las tareas de creación a Amorin. El número 30 ha tenido momentos brillantes, la semifinal de la Taça de Portugal, ante el Oporto, siendo decisivo con el gol que metió al Benfica en otra final esta temporada.

Por su parte, Rúben Amorim ha venido siendo el sustituto natural de Enzo Pérez y ha cumplido. El veterano portugués, motivado tal vez por sus ganas de estar en la convocatoria de Paulo Bento para el Mundial, ha conseguido tener una buena temporada a pesar de no tener la regularidad deseada. Será la bisagra perfecta entre la defensa y el ataque benfiquista, buen manejo del balón y fluidez en el ataque, de él dependerá mucho las posibilidades encarnadas para llevarse tan ansiado título.

En los extremos también existen bajas importantes. Ni Salvio ni Markovic estarán disponibles frente al Sevilla, ambos por sanción. El argentino es el recambio del serbio o viceversa, así que en esta oportunidad Jorge Jesus se tendrá que decantar por Ivan Cavaleiro o Sulejmani. Seguramente dará su confianza al segundo, quien tendrá en la otra banda a Gaitán y ambos recibirán el apoyo constantes de los laterales en labores ofensivas.

El serbio, a pesar de ser zurdo, podrá realizar las funciones de carrilero diestro sin mayores inconvenientes. Esto lo permite su polivalencia, además demostró maneras en la ida de las semifinales frente a la Juventus. Es poseedor de una gran velocidad, un buen uno contra uno, inteligencia e intensidad.

Por el carril izquierdo estará el mejor jugador de la plantilla benfiquista, Nicolás Gaitán. El argentino sigue brillando desde que llegó a Da Luz. Es un jugador con un enorme talento, de esos que tienen magia en sus botas. Lo que lo hace aún mayor es que a esa enorme calidad le suma un espíritu de equipo y de sacrificio poco común en jugadores de sus características. Velocidad, uno contra uno, especialista en dar asistencias, peligroso a balón parado y gol. Lo tiene todo y él solo podría definir un partido. Otro que hará maletas este verano.

RodriGO-Lima, pareja letal

Lo que comenzó como un dolor de cabeza a terminado en ser la alegría de la huerta. Con la 'novela Cardozo' sin resolver al inicio de la temporada, todas las esperanzas de gol benfiquista pasaban por Rodrigo y Lima.

El paraguayo volvió al equipo, incluso hasta fue decisivo en sus primeros encuentros como titular ya iniciado el campeonato. Pero su lesión permitió la entrada de Lima, quien arrancó el año flojo y con poco gol. El tiempo y los minutos le fueron dando confianza al brasielño y así conformar una dupla letal con Rodrigo.

El internacional Sub-21 por España, está realizando su mejor campeonato de 'águia ao peito' (18 goles en lo que va de temporada), incluso podríamos estar ante el mejor momento de su carrera, gracias a la regularidad que ha conseguido en el once titular de Jorge Jesus. Jugador rápido, inteligente en los desmarques, se muestra a gusto jugando como segundo delantero, aunque perfectamente podría jugar de '9' o pegado a una banda.

Por su parte, Lima es la referencia en el ataque de las águilas. Su gol en la ida ante la Juventus fue clave para conseguir la clasificación a esta final. El brasileño es el máximo goleador del equipo (21 goles). Su punto fuerte es su disparo de media distancia, aunque su rapidez y buen juego aéreo hace que sea un verdadero quebradero de cabeza para la defensa rival.

Posible once del Benfica para la 'Final de Turín'

VAVEL Logo