Cirque du Neymar
(Foto: fifa.com)

El 'Cirque du Soleil' es un de los circos más famosos del mundo. Un espectáculo artístico que maravilla a miles de personas. Música y acrobacias para deleitar a un público con ganas de diversión. En Brasilia, cambiando la pista circular por una horizontal, iba a nacer el 'Cirque du Brasil' con Neymar como protagonista. 

Brasil optó por un espectáculo clásico. El circo de siempre. Su principal objetivo iba a ser domar a los leones. Unos leones que hacían llamarse indomables pero que partido a partido eran menos temidos. Brasil debía ganar a Camerún para conseguir la primera plaza tras empatar contra México en un partido que dejó dudas. Los de Scolari crecieron, en cuanto a juego, con respecto al primer partido aunque el equipo seguía generando dudas. Camerún, última del grupo con 0 puntos, se jugaba la honra.

¡Vaya circo!

El partido no tuvo tregua. Un inicio fulgurante hacía presagiar lo peor para Camerún. Brasil parecía haber domado a su rival. Pero no iba a ser tarea fácil. La primera ocasión llegó en el primer minuto tras una combinación entre Neymar y Hulk que iba a avisar a Camerún sobre lo que podía venirle encima. El conjunto africano, tras unos minutos de Camerún pudo aguar la fiesta brasileña en una gran primera mitaddudas, decidió irse a por el partido con el balón como aliado. 

Los leones, lejos de dejarse domar, sacaron las uñas. Pase, pase y otro pase. Camerún parecía haber encontrado su sitio en el Mundial. Brasil, excesivamente confiada, dejó jugar a su rival hasta que avisó a Julio Cesar. Las ocasiones no fueron manifiestas de gol pero el público empezó a murmurar. Cuando los leones más dominada tenían a su presa, llegó un hachazo comandado por Neymar que parecía dejar todo sentenciado.

Show time

Que Neymar es el mejor futbolista de la selección brasileña no es ninguna sorpresa. Tampoco lo es que su seleccionador haya montado un equipo para él. Pero en un Mundial no es fácil aparecer. Neymar tenía puestas las miradas de millones de personas y eso le hizo crecerse. A diferencia otros, Neymar se echó al equipo a la espalda para liderar un circo que parecía desmoronarse por momentos.

Y así fue. Con la ayuda de Luis Gustavo, importantísimo en el robo y posterior centro, Neymar remató de primeras para adelantar a los suyos. Su remate fue una maravilla. El balón vino desde la izquierda y lo remató de primeras con el interior del pie derecho. Un remate precioso para un jugador que está demostrando ser de otro planeta. El guía del desfiladero. 

Desatados pero finalmente domados

Tras el gol de Neymar, Camerún no tenía nada que perder. Lo cierto es que estaban jugando sus mejores minutos del torneo y no lo querían deprovechar. Volvieron a empezar. Tocaron, tocaron y tocaron hasta que dominaron de nuevo. Brasil, ya con un gol, no se preocupó ni lo más mínimo. Los leones vieron a su presa confiada y sacaron los colmillos. Avisaron varias veces hasta que llegó el empate de Matip tras un centro de Neymar anotó el gol número 100 del MundialNyom. Los leones mordieron y dejaron tocados a los locales. 

Todavía tratando de entender lo que acababa de pasar, los brasileños pasaron por unos minutos de muchas dudas. Camerún seguía creciendo y la tragedia parecía llamar a la puerta de Brasilia. Pero volvió a aparecer el director del espectáculo para poner las cosas en su sitio. Neymar, firmando uno de sus mejores partidos, regateó en la frontal para disparar y batir a Itandje. Volvía a dar la cara. Volvía a liderar a los suyos.

Creció el espectáculo, bajó la emoción

El descanso fue balsámico. Un parón entre actos que relajó a los protagonistas para cuajar un final de espectáculo perfecto. El partido se reanudó y las intenciones de Brasil fueron claras. No podían dar más vida a Camerún. No iban a ceder un metro más. 

Tan solo cinco minutos iba a tardar Brasil en acabar de domar a los leones africanos. Fred, muy apagado durante el partido, remataba de cabeza un buen centro de David Luiz. El '9' de Brasil necesitaba un gol para volver a recuperar la confianza tras dos partidos en los que estuvo por debajo de su nivel. Con 1-3, Brasil quiso matar el partido con tranquilidad, sabiendo que eran primeros de grupo.

Visto para sentencia

Quedaban más de 30 minutos para gustarse y Brasil no desaprovechó la oportunidad. Sin Neymar, cambiado por precaución, los locales siguieron creciendo. Fernandinho, que debutaba en el Mundial, cambió la cara a los suyos cuando más lo necesitaban. Su entrada en el campo fue muy importante para dar un paso adelante en el partido y en el grupo.

México, que ganaba por tres tantos a Croacia, necesitaba un gol más para posicionarse como primeros de grupo. Pero Fernandinho no lo iba a permitir. Una gran combinación acabó en los pies de Fred que, tocando de primeras, dejó el balón en bandeja para que Fernandinho tirase por tierra los sueños de México. El centrocampista recordó al mejor Ronaldo en su remate para redondear una gran noche en Brasilia. El partido 100 de Brasil en los Mundiales iba a ser homenajeado como merecía: victoria, espectáculo y goles.

El próximo encuentro de los anfitriones será ante Chile en un partido que promete ser espectacular. No puede haber dudas, toca jugársela a vida o muerte.

VAVEL Logo