El 'Rey de Copas' paraguayo
Olimpia celebrando la Copa Libertadores de 1979. Foto: Pasión Libertadores.

Las campanas del nuevo siglo todavía sonaban en el tímpano de las personas. Paraguay vivía un momento de fracción política en el Partido Liberal con gobiernos de una precoz duración. Sería en 1902 cuando el holandés William Paats decidió viajar a Paraguay con una pelota desde Argentina. Un hecho que provocó una fiebre futbolera que iba en aumento paulatinamente en el seno del país y que provocó que el propio Paats creara una institución de fútbol.

William Paats propuso el nombre de 'Football Club Olimpia'

Sin más demora, un grupo de amigos quedaron en la casa de la familia Rodi, en Asunción, para fundar una nueva entidad y decidir cuál sería el nombre de esta. Varios fueron las propuestas que se hicieron a lo largo de la reunión, sobre todo la idea del dueño de la casa de denominarlo 'Paraguay'. No obstante, pese a que William Paats no se encontraba reunido en ese momento, la idea del holandés de nombrarlo 'Football Club Olimpia' tuvo éxito y acabó siendo el nombre elegido.

Olimpia y Guaraní jugaron el primer partido entre equipos en Paraguay

El 25 de noviembre de 1903, Olimpia y Guaraní acordaron disputar el que sería el primer encuentro entre clubes en Paraguay. Un Olimpia que jugaba todo de negro con la insignia del nombre del equipo en el pecho. El partido terminó con victoria para Guaraní por 1-0, un partido donde el bando derrotado jugaron jugadores como: Pedro Caballero, los hermanos Godoy, Sosa, Crovato o Arrom.

Comienzo de la competición doméstica

El 18 de junio de 1906 se crearía la 'Liga Paraguaya de Football Association', un paso que aceleró el primer partido oficial: Olimpia -Guaraní. El conocido 'clásico añejo' dio el pistoletazo de salida al campeonato nacional con el empate entre ambos conjuntos. Una campaña donde el propio Guaraní sería el campeón dejando a Olimpia en la segunda posición.

El primer título para Club Olimpia llegaría en 1912, en la temporada que menos participantes hubo en la historia de la Liga paraguaya. A la entidad le bastó ganar dos encuentros, empatar uno y perder otro ante Sol de América y Presidente Hayes -que terminaría abandonando la campaña- para proclamarse campeón. Una temporada donde el invicto Guaraní y el Mbiguá no la disputaron al pedir el permiso de baja para ese curso.

En 1914 se produjo el primer 'Superclásico' paraguayo: Club Olimpia v Cerro Porteño

En 1914, Olimpia se enfrentaría por primera vez a su rival con el paso del tiempo cogiendo el nombre del 'Superclásico de Paraguay': Cerro Porteño. Ese año se necesitaron tres encuentros para saber quién sería el ganador del campeonato. Tras dos empates iniciales (2-2 y 1-1), Olimpia venció en el segundo replay por 3-2 dejando a Cerro Porteño a las puertas del título, dos años después de su fundación. Empero, el equipo del barrio obrero de Asunción tomó su vendetta personal el año siguiente derrotándole 7 a 4 en el replay.

En plena época de preparación para el campeonato de 1906 se produjo la goleada más abultada en la historia del 'Superclásico paraguayo' con una aplastante victoria de Olimpia por 10 a 1 con hat-trick de Hermosilla y Carreras, además de los dobletes de Rejala y Valera. Por parte de Cerro Porteño anotó el gol del honor Clemente Talavera.

La goleada más abultada en los historia del 'Súperclásico' de Paraguay. Foto: Club Olimpia.

Club Olimpia logró el primer tricampeonato en la historia del fútbol paraguayo

Un año donde el Olimpia logró su tercer título con un margen amplio y que le permitió obtener la 'Copa El Diario' por ser el primer equipo en conseguir tres título ligueros oficiales. Una racha ganadora que se consagró en los años 1927, 1928 y 1929 logrando el primer tricampeonato en su historia y el primero en el fútbol paraguayo.

Los hechos políticos hicieron mella en el campeonato de 1931 con los sucesos que ocurrieron el 23 de octubre de ese mismo año obligando a interrumpir un curso que duró catorce meses y que al final terminó acabando en las vitrinas del Club Olimpia.

Reanudación del campeonato con otro tricampeonato

En 1935 el esférico volvió a rodar por los estadios paraguayos. Una época considerada como la 'era profesional' y que tuvo al equipo franjeado como claro dominador en los primeros años cosechando, otra vez, tres títulos consecutivos desde 1936 a 1938. Unos años donde la plantilla del Club Olimpia era muy superior con jugadores como: Flaminio Silva, Gabino Marín o Aurelio González.

Sin embargo, en 1940 el equipo quedó en penúltimo lugar -décima posición- con dieciséis puntos solo superando a Atlántida con quince puntos. El problema llegó cuando esto reclamaron los puntos que había perdido en el encuentro ante Olimpia (2-1). Tras una larga espera y, pese a que la primera instancia fue a favor de Atlántida, el equipo franjeado terminó manteniendo los puntos.

A partir de entonces, los aficionados tuvieron que esperar una larga demora hasta a ver a su equipo ser de nuevo campeón (1947). Empero, en 1943 la 'O' ganó la Plaqueta Millington Drake, un torneo que se disputaba previo al campeonato nacional y que era de corta duración. El título doméstico llegó en 1947, en un torneo que se vio interrumpido a causa de la guerra civil.

Olimpia logró un 'doble bicampeonato' en el campeonato nacional y en la Plaqueta Millington Drake en 1947 y 1948

Una época donde el Decano volvió a dominar el fútbol paraguayo consiguiendo un 'doble bicampeonato' con el triunfo en el curso de 1948 y la obtención de las Plaquetas Millington Drake en 1947 y 1948. Una plaqueta en 1952 fue el único logró que consiguió en los años ulteriores hasta que la década de los 60' se asomaba por el horizonte.

El Pentacampeonato

Los ánimos no decayeron en Asunción, pese a la sequía de los inicios de la década de los 50'. La situación volteó 180º cuando entró a la presidencia del club, Manuel Ferreira Sosa. Durante su estancia en la entidad construyó el estadio actual y logró una exitosa etapa de triunfos para el Club Olimpia.

Olimpia amplió su reinado con el primer pentacampeonato

El equipo logró cinco campeonatos consecutivos desde 1956 a 1960 logrando superar su récord de antaño para colocarse en la cumbre del fútbol paraguayo. Una plantilla dirigida por Aurelio González y que obtuvieron el respetado nombre del 'Expreso Decano'. Además, el equipo obtuvo su primer protagonismo en un torneo continental llegando a la final de la Copa Libertadores -antes con el nombre de Copa de Campeones de América-. Sin embargo, en la final no pudo ante Peñarol en una elimatoria de ida y vuelta. La derrota por 1-0 en Montevideo fue suficiente para que el equipo uruguayo se llevara la primera edición del torneo.

Olimpia se siguió consolidando en el campeonato nacional logrando varios títulos en las décadas de los 60 y 70. En 1962, Nacional no pudo ante el Rey de Copas pese al equipo competitivo que había construido. Algo similar le ocurrió a Guaraní en 1965, que pese a vencer el primer partido no pudo hacer frente al Club Olimpia en los dos restantes. Igual en 1968.

Reconocimiento internacional

El equipo de Asunción no perdía el nivel de su plantilla, pese al paso de tiempo. Estaba considerado como el mejor equipo paraguayo y en 1971 y 1975 volvió a ganar el torneo doméstico ante Cerro Porteño y Sportivo Luqueño respectivamente. La entrada de Luís Alberto Cubilla como entrenador daría el plus necesario al 'Expreso Decano' para ampliar su nombre fuera de las fronteras.

Olimpia consiguió su primera Copa Libertadores ganando en la final de 1979 a Boca Juniors

1979 sería el año en que Club Olimpia resonaría en todas las esquinas de Sudamérica. Su triunfo en la Copa Libertadores partiendo como 'no' favorito ante el bicampeón del momento, Boca Juniors, le permitió el salto cualitativo que le faltaba. Los goles de Osvaldo Aquino y Miguel Ángel Piazza en el encuentro de ida bastaron para que el equipo paraguayo se proclamase campeón, tras el 0-0 en Argentina correspondiente al partido de vuelta.

Un año donde también conseguiría la Copa Intercontinental al imponerse al Malmö FF por un cómputo global de 3-1 (0-1 en tierras suecas y 2-1 en Asunción). Un Malmö que sustituía al Notthingam Forest -campeón de la Copa de Europa- ante la imposibilidad de este de disputar el torneo. El lazo a una gran temporada llegaría con la victoria en la Copa Interamericana ante el Deportivo Fas de El Salvador por un contundente 8-3.

Encuentro entre OLimpia y Malm¨FF. Foto: FGA Sports

Hexacampeón

Olimpia superaba sus antiguos récords con suma facilidad cada vez poniendo cuotas más altas que mejorar. Tras su triunfo en la Copa Libertadores, el campeonato doméstico fue el foco de acción para mostrar la superioridad del 'Rey de Copas' en el fútbol paraguayo. De 1978 a 1983, el equipo de Asunción ganó todos los campeonatos haciendo estéril cualquier intento de Cerro Porteño, Nacional o Guaraní por buscar abdicar del trono al campeón.

Una racha de victorias que terminó en 1984 donde terminó tercero, pero que no tardó en volver a recuperar el cetro en 1985. A ello, se le sumó un bicampeonato en 1988 y 1989 que quedó en segundo plano tras caer en Colombia ante el Nacional de Medellín en los penaltis (5-4) en la final de la Copa Libertadores.

La década gloriosa

Los 90' comenzaba con un Olimpia muy ilusionado y motivado con hacerse con el cetro en la Copa Libertadores. En su grupo estaban Cerro Porteño, Gremio y Vasco de Gama. Una fase de grupos que superó con suma facilidad, sobre todo logrando los triunfos en la ida de los tres partidos para pasar como primero de grupo. Olimpia pasó directamente a jugar los cuartos de final, ya que en octavos le tocaba un tercer clasificado de un grupo donde solo clasificaron dos, debido a que por parte de Colombia solo fue el campeón de la Copa: el Atlético Nacional. En los cuartos se enfrentó a Universidad Católica de Chile donde pasó por un 6-4 en el cómputo global.

Raúl Vicente Amarilla fue clave para el segundo título en la Copa Libertadores

En semifinales le tocaría Atlético Nacional, vigente campeón tras ganar al propio Olimpia en la tanda de penaltis. Una revancha que realizó el equipo paraguayo venciéndole en la tanda de penaltis. Un triunfo que devolvía al Franjeado a la final. Un último obstáculo donde apareció la figura de Raúl Vicente Amarilla ante Barcelona de Guayaquil marcando dos de los tres tantos de la eliminatoria para acabar levantando el trofeo. Once años después, Olimpia volvía a ser el rey del continente.

Ese mismo año, el equipo paraguayo logró la Supercopa Sudamericana tras imponerse en la final a Nacional de Montevideo por un cómputo global de 6-3. Un torneo donde pasó apuros para pasar la primera ronda ante River Plate tras caer 3-0 en la idea, pero que pudo remontar y ganar la eliminatoria en la tanda de penaltis con un fallo de Díaz para los argentinos. Asimismo, ese año pasó algo histórico ya que le fue otorgado directamente la Recopa Sudamerciana al haber sido el campeón de los dos torneos. Ello le dio su sexta estrella internacional.

Foto: Taringa.

En la liga doméstica, el equipo siguió con su condición de favorito logrando varios título entre ellos los de 1993 y 1995, este último sobresale porque lo logró venciendo a su rival, Cerro Porteño en la tanda de penaltis. Su absoluto dominio se consagró de 1997 a 2000 con un nuevo tetracampeonato.

Centenario y nueva victoria en la Copa Libertadores

2002 se convertía en una año de celebración, ya que se cumplía el centenario del conjunto de Asunción. Un año que las alegría no se detendrían con ello, ya que el club paraguayo conseguiría su tercera Copa Libertadores al vencer en la final a Säo Caetano brasileño en la tanda de penaltis. Una edición que comenzaría con un encuentro ante el Once Caldas y que por el camino debería vencer a clásicos como Boca Juniors en cuartos (2-1) o al bicampeón en ese momento, el Gremio de Porto Alegre en semifinales en la tanda de penaltis.

Olimpia celebra su victoria en la Copa Libertadores de 2002. Foto: Olimpia.

En la Copa Intercontinental no pudo con el Real Madrid. En un partido parejo, la calidad de jugadores como Roberto Carlos, Figo, Zidane o Ronaldo dio la victoria al equipo español por 2-0. El título que sí lograría sería la Recopa Sudamericana en el estadio Memorial Coliseum (Los Ángeles, Estados Unidos) ante San Lorenzo por 2-0 con tantos de Hernán Rodrigo y Julio César Enciso.

Crisis de resultados

En 2004 se iniciaba una etapa de irregularidad, dudas y malos resultados. Ese año el equipo terminaba por primera vez en su historia en la última posición. Un resultado que repetiría en 2005 tras conseguir solo dos victorias durante todo el torneo.

Ese año de Clausura terminó en la tercera posición tras acabar siendo superado por Libertad tras caer en la penúltima jornada ante Cerro Porteño. Los años de irregularidad por mitad tabla se repetía y parecía que el 'Rey de Copas' se había desvanecido y solo quedaba la sombra del ayer. En 2008 tras muchos años de penuria acabó clasificándose para la Copa Libertadores. Hasta 2010, el equipo no lograba conseguir una posición cómoda en el torneo doméstico, pese a que los puntos que lograba le bastaban para entrar en el torneo internacional.

Regreso al triunfo

Olimpia ha despertado en la actualidad con un juego alegre y de combinación que recuerda al de antaño. Sin embargo se ha visto superado en los últimos años por equipos como Cerro Porteño o Guaraní. Sin embargo, en 2011 volvió a saborear las mieles de cosechar un nuevo título.

El equipo lograría una racha de 21 partidos sin conocer la derrota que comenzó en el Torneo Clausura de 2011. Unos resultados que le permitieron jugar la Copa Sudamericana con regularidad y empezar a volver a un gran nivel en la Copa Libertadores. El 'Rey de Copas' está recuperando el nivel tras varios años de letargo.

VAVEL Logo