Grandes fracasos: Colombia 1994
Fotomontaje: Ricardo Palmeiro | VAVEL.

Colombia, que tardó casi treinta años en volver a jugar un Mundial de fútbol, volvió al escenario global en 1990 donde llegó a octavos de final. Con este gran resultado, tocaba seguir trabajando para volver pasados cuatro años a su continente, a Estados Unidos. Colombia, con la mayoría de sus jugadores en la liga local, cómo ha cambiado la historia, tenía una selección muy competitiva y dura de batir.

Colombia tenía las expectativas muy altas para el Mundial 1994. El seleccionador, Francisco Maturana, dejó fuera de la lista al estrafalario guardameta, René Higuita. De los 22 jugadores que convocó, solo cinco de ellos no disputaban la liga local de Colombia.

Fase de clasificación memorable

En el pasado, los equipos de la Conmebol se organizaban en dos grupos y de ahí salían los cuatro clasificados, más la selección que debería jugar repesca continental. Hay que recordar que en la actualidad hay un único grupo con los mismos clasificados anteriormente mencionados.

Condición de favorito: castigo argentino

Para el Mundial de 1994 disputado en Estados Unidos, Colombia quedó encuadrada en el grupo de la Argentina de un Maradona que ya enfilaba su despedida del fútbol. Los comienzos fueron insulsos ya que el empate en Barranquilla ante Paraguay el 1 de agosto de 1993 les dejaba como estaban. La ilusión de meter a la selección en un Mundial debería pasar por este tipo de partidos, dejando a un lado los que les enfrentarían con Argentina, a priori superior.

Días después, en la capital peruana, Colombia ganó gracias a un solitario gol del jugador que militó en el Real Madrid, Freddy Rincón. La tercera jornada del grupo de clasificación volvía a Barranquilla. Esta vez la invitada era Argentina y llegaba con futbolistas jóvenes como Redondo o Simeone al mando.

Colombia se impuso ante su afición con goles de Valenciano y el “Tren” Valencia. Medina Bello redujo distancias pero fue insuficiente. Colombia estaba muy cerca de llegar al Mundial por segunda vez consecutiva pero había que esperar a jugar los otros tres partidos que le quedaban.

Colombia viajó a Asunción, Paraguay, donde empató de nuevo esta vez a uno. Este punto no certificaba la clasificación para ninguna selección y Argentina, con su victoria en Perú, se colocaba colíder de grupo junto a Colombia. Colombia recibía en la quinta jornada a Perú, ya sin opciones, y los peruanos salieron goleados de barranquilla. 4-0 para el equipo local. Se jugaría el primer puesto en el Estadio Monumental de Buenos Aires.

Argentina y Colombia se jugaban no tener que jugar repesca continental frente a la selección de Australia. El escenario donde se disputaba el encuentro era Argentina y esto hacía que la favorita para evitar la repesca fuera la propia Argentina. Error. Argentina era la vigente campeona de la Copa América de Naciones y nada auguraba lo que sucedería.

Argentina y Colombia formaban con los siguientes onces:

El balón echó a rodar. En la primera parte pocas ocasiones, más si cabe de la selección albiceleste. Al borde del descanso, Freddy Rincón adelantaría a su selección ante la sorpresa de todos. La segunda mitad fue un festival de goles para la selección cafetera. Asprilla en dos ocasiones, Rincón en otra y Valencia en último lugar, ganarían el partido para su selección por cero goles a cinco.

Fue la última vez que Colombia ganó a Argentina en condición de visitante. Con este resultado tan abultado, insultante, Colombia llegaba al Mundial con la autoestima por el cielo ya que ganó a una gran potencia futbolística y, de paso, la envió a la repesca.

Mundial 1994: primera fase para olvidar

La selección de Colombia hizo algunos cambios en la convocatoria de cara al Mundial y planteó la siguiente convocatoria.

Porteros

Óscar Córdoba (América Cali), José María Pazo (Junior), Faryd Mondragón (Argentinos Juniors).

Defensas

Andrés Escobar (Atlético Nacional), Alexis Mendoza (Junior), Luis Fernando Herrera (Atlético Nacional), Néstor Ortiz (Once Caldas), Luis Carlos Perea (Junior), Óscar Fernando Cortés (Millonarios), Wilson Pérez (América de Cali),

Centocampistas

Hermán Gaviria (Atlético Nacional), Gabriel Jaime Gómez (Atlético Nacional), John Harold Lozano (América de Cali), Carlos Valderrama (Junior), Leonel Álvarez (América de Cali), Mauricio Serna (Atlético Nacional), Freddy Rincón (Palmeiras).

Delanteros

Antony de Ávila (América de Cali), Iván René Valenciano (Junior), Adolfo Valencia (Bayern de Múnich), Victor Hugo Aristizábal (Blackburn Rovers), Faustino Asprilla (Parma Fc).

Con estos jugadores, Colombia buscaba igualar, al menos, la posición del Mundial de hacía cuatro años cuando llegaron a octavos de final. Quedó encuadrada en el Grupo A con las selecciones de Rumanía, Suiza y la anfitriona, Estados Unidos. Todo parecía indicar que tendrían que luchar con Rumanía por la primera plaza. Debemos recordar que la UEFA organizó su clasificación en 6 grupos de cinco, seis o siete selecciones.

Rumanía quedó primera de grupo por delante de Bélgica y, la eliminada Checoeslovaquia. Por su parte, Suiza fue segunda de grupo por detrás de Italia y dejó fuera a la selección de Portugal. Estados Unidos, al ser anfitriona, se libró de fase de clasificación.

La primera piedra en Estados Unidos: Rumanía

Rumanía ganó a Colombia en la primera jornada del Mundial. Mal comenzaba el campeonato para los de Maturana. Florin Raducioiu adelantó a los europeos y Hagi puso el 0-2 antes del descanso. Hubo tiempo para un gol de Adolfo Valencia y recortar distancias. Pudo ser un soplo de aire fresco de cara al segundo tiempo pero lo cierto fue que la selección de Rumanía, que a la postre sería la revelación del Mundial, ante la negativa de cara a gol de la selección colombiana, Raducioiu cerró el marcador en un 3-1 favorable al conjunto rumano.

La tragedia se gestó contra Estados Unidos

La segunda jornada sería definitiva de cara a la participación de Colombia en el Mundial. Se enfrentaba a Estados Unidos y Colombia necesitaba ganar ya que otra derrota más le dejaría prácticamente fuera del Mundial. El defensa Andrés Escobar, se anotó un autogol que les dejaba prácticamente fuera de la competición. Tras el descanso, Earnie Stewart anotó el segundo gol y solo el “trenValencia pudo reducir distancias en el minuto 90.

Días después del Mundial, Andrés Escobar fue asaltado en Medellín y asesinado. La “razón” del autor de los hechos fue que Escobar debía pagar por ser el principal culpable de que la selección colombiana no avanzara en el Mundial de 1994. De locos. La verdad es que Escobar lo dio todo en cada partido que jugó con su selección demostrando ser un gran profesional.

Victoria insignificante ante Suiza

La selección de Colombia y la de Suiza ya conocían el resultado final en su grupo. Una estaba fuera, Colombia, y la otra estaba dentro aunque quedara tercera de grupo. Ambas selecciones relajadas, Colombia salió desde el principio a ganar y Suiza, se dejó llevar. En la primera mitad Gaviria hizo el primer gol para la selección cafetera y cuando el partido acababa, el Mundial en definitiva para Colombia, Harold Lozano hizo el segundo gol.

Colombia no dejó una gran impresión en el Mundial de 1994 y eso que llegó como una candidata, cuanto menos, a ser una de las selecciones de cuartos de final. Se vio superada por dos selecciones y cuando ya no se jugaba nada, venció. Tres puntos como muestra de participación en aquella Copa del Mundo que nadie olvidará por el desenlace final: la muerte de Andrés Escobar.

VAVEL Logo