Un paso más cerca de Europa League

Tras el reñido partido de ida de la 3ª ronda previa de la UEFA Europa League que disputaron Belenenses y Göteborg en el Estádio do Restelo, era de prever un encuentro de vuelta en tierras suecas tan igualado como el anterior. Después del 2-1 cosechado en territorio local, Ricardo Sá Pinto se abonó a la idea de 'equipo que gana no se toca' y alineó a los mismos once jugadores con el claro objetivo de estar en el bombo en el sorteo de los playoffs de la segunda competición del viejo continente. Tampoco el entrenador sueco realizó muchas variantes respecto al primer partido, puesto que tan solo la inclusión de Rieks en detrimento del internacional boliviano Smedberg-Dalence era novedad en el equipo titular de Jörgen Lennartsson.

Foto: maisfutebol.
Foto: maisfutebol.

Comienzo dominador del Göteborg

Con la necesidad de dar vuelta la eliminatoria, el conjunto sueco no perdió el tiempo y desde el primer minuto tuvo la portería de Belenenses en mente. Ante un equipo luso que esperaba, el Göteborg se hizo con la posesión de la pelota, creando además peligro constante a Ventura durante la primera media hora.

Jakob Ankersen, el jugador más desequilibrante de los locales, fue el que realizó el primer acercamiento a la meta visitante con un remate lejano que detuvo el guardameta de los azules de Restelo. Siguió insistiendo el once escandinavo empujado por su ruidosa afición. Mediante saques de esquina y remates lejanos inquietaba a un Belenenses que no lograba establecer apenas contacto con el esférico debido a una presión local muy intensa.

Ankersen fue de los más activos del Göteborg

Sin embargo, la movilidad en ataque de Abel Camará y el joven Fábio Sturgeon consiguieron crear peligro a Alvbåge y su defensa cuando el trámite apenas superaba los diez minutos de juego. Un pase milimétrico de Carlos Martins a Camará, y un centro posterior del jugador guineano a la cabeza de Sturgeon, fueron las ocasiones más claras de los hombres de Sá Pinto en la primera mitad.

Tan solo una gran intervención del arquero local para enviar el testarazo a saque de esquina impidió el gol de Belenenses. Siguió creando ocasiones el equipo local, que veía en el balón parado una alternativa más que válida para llegar al gol pero sin suerte, ya que la defensa portuguesa estuvo siempre sólida para despejar el peligro creado por el Göteborg.

Belenenses equilibró

Tras esa primera hora inicial en la cual los suecos sometieron al conjunto de Belém, los pasteles de Restelo consiguieron equilibrar el partido gracias a una mayor posesión del esférico y a un mayor número de ocasiones de ataque, basadas en las llegadas de Carlos Martins y André Sousa, y el gran disparo que poseen. Los hombres de Sá Pinto supieron sufrir cuando tocaba, pero era obvio que el Göteborg no aguantaría ese frenético ritmo todo el encuentro. Belenenses se aprovechó de ello, e incluso pudo adelantarse en el marcador en varias ocasiones antes de la finalización del primer periodo. La segunda parte comenzó con ambos conjuntos en busca del gol, propiciando ocasiones claras. Ankerson y Boman tuvieron en sus botas la clasificación, pero ninguno pudo superar a Hugo Ventura.

Foto: IFK Göteborg
Foto: IFK Göteborg.

Arremetida final

Con más ganas que ideas claras, y estando al borde de la eliminación a falta de unos escasos treinta minutos, el Göteborg dio un paso adelante, ahora sí buscando de manera desesperada el gol que cambiase el inminente destino sueco. De nuevo Ankersen, el mejor jugador del partido con diferencia, creó peligro a Belenenses. En esta ocasión, con un remate que se estrellaría conntra el palo. Minutos después, Engvall y Boman también probaron suerte, sin embargo los segundos transcurrían y Hugo Ventura seguía imbatido en la eliminatoria.

Los saques de esquina se sucedían, pero para desgracia local eran despejados con excesiva facilidad por la defensa portuguesa. Quemando las naves, el entrenador sueco dio entrada a Smedberg-Dalence y Pettersson como último recurso. A su vez, Sá Pinto daba entrada a la velocidad de Dálcio, que sustituiría a un Miguel Rosa muy mermado por el esfuerzo físico atípico de esta época de pretemporada.

A falta de diez minutos, el hoy delantero centro pero habitual defensa central Pettersson tuvo la ocasión que imaginaba su entrenador cuando decidió colocarlo en esa extraña posición para él. Un balón aéreo cayó sobre su cabeza, Petterson se encontraba solo, pero su cabezazo tampoco pudo batir a Ventura. Siguió intentándolo a la desesperada el cuadro local, colgando centros, sin grandes triangulaciones ni jugadas sofisticadas. Pero hoy no conseguirían superar por alto a Tonel ni Gonçalo Brandão. E incluso pudo acabar ganando Belenenses ya que, aprovechando los espacios, Tiago Silva y Dálcio crearon peligro a los suecos.

Foto: Belenenses SAD

Pasados cuatro minutos de los noventa reglamentarios, el Göteborg tendría la última opción para mantenerse en Europa. Y como no, era un tiro libre, por lo que por enésima vez en el partido buscarían el gol por las alturas. Incluso el guardameta Alvbåge se incorporó al ataque para intentar rematar heroicamente. Y como no, de nuevo, fracasarían en el intento. El pitido del colegiado belga supuso la gloria para Belenenses, que tras mucho sufrimiento logró mantener la ventaja que traía del partido de ida accediendo a la última fase que los separa de la Europa League.

Superado el escollo que suponía el Göteborg, ahora Belenenses sueña con superar la fase de playoffs y lograr una plaza en la fase de grupos de Europa League. Para ello, deberá superar a un último rival en el sorteo de mañana, donde los portugueses serán cabezas de serie.

VAVEL Logo