El Hamburgo se impone a un Borussia Dortmund sin rumbo
El Hamburgo anuló en ataque al Dortmund y se aprovechó de su floja defensa. || Foto: Borussia Dortmund.

La Bundesliga regresaba tras el parón por selecciones y lo hizo con un encuentro entre dos clásicos de la competición, el Hamburgo y el Borussia Dortmund. A falta de ocasiones y de claridad ofensiva, el dinosaurio logró imponerse gracias a su gran trabajo defensivo, que dejó a los visitantes completamente fuera de lugar y seco de ideas. Pocas llegadas le bastaron a los de Bruno Labbadia para poner patas arriba al Dortmund y llevarse la victoria.

En los primeros minutos del partido se vio que la posesión estaba repartida entre los dos conjuntos, aunque era el Borussia Dortmund el que más tenía el balón en campo contrario. Sin embargo, los de Tuchel se encontraron a un Hamburgo muy bien plantado en defensa, que ya desde el primer momento le negó los espacios y las posibilidades de correr a las abejas. Con líneas muy bien definidas y hombres muy atentos a las ayudas, el dinosaurio le demostró al Dortmund que aquella no sería su noche.

Primer tanto premonitorio

Antes de los diez minutos el Borussia Dortmund había gozado de una buena ocasión a partir de una falta botada por Marco Reus que la barrera envió a córner. Poco a poco los visitantes fueron imponiendo su estilo, amasando el balón y combinando para poder generar espacios. Sin embargo, el peligro borusser no llegaba por mucha posesión y mucha combinación de los de Tuchel, y fue el Hamburgo el que envió el primer aviso serio de peligro. Lasogga descolgó un balón con el pecho para Ilicevic que remató fuera desde el corazón del área.

Lasogga abrió el marcador desde el punto de penalti (Foto: HSV).

En el minuto 18, cuando parecía que el Borussia Dortmund escribiría su habitual guion de posesión y combinación hasta hallar el gol, los hanseáticos pusieron del revés las teorías de Tuchel. Con un pase sublime a la espalda de la defensa para Ilicevic, los locales dejaron en evidencia la lentitud para replegarse de la zaga aurinegra. Completamente solo y con campo para correr, Ilicevic se plantó ante Bürki, que cometió penalti cuando el croata intentó regatearlo. Desde los once metros, Lasogga no falló e inauguró el marcador transformado perfectamente la pena máxima. El Borussia Dortmund intentó reaccionar con un disparo de Reus, algo flojo, que atrapó sin problemas Adler.

El Hamburgo encontró el gol cuando parecía que los borussers impondrían su estilo

A partir de entonces, el conjunto visitante gozó de toda la posesión del encuentro, ya que el Hamburgo se dedicó a defenderse con maestría ante un Dortmund estéril que solo podía mover el balón de un lado a otro sin poder generar peligro ni acercarse, si quiera, a las inmediaciones de Adler. Ginter hizo evidente la divagación visitante tras estrellar un disparo después de un córner en un defensa hanseático. El Borussia Dortmund empezó a naufragar en ataque y a hacer aguas en la defensa. En el minuto 40, Nicolai Müller condujo una contra él solo, ante tres defensas borussers que solo esperaron para ver como el jugador rival aguantó el balón y lo dejó a Holtby. Sin ponerse nervioso, el centrocampista alemán se plantó ante Bürki y definió maravillosamente ante la salida del guardameta suizo.

Aunque no monopolozó el ataque, Holtby fue de lo mejor en la ofensiva hanseática (Foto: HSV).

Naufragio total y sentencia en la segunda mitad

Dos ocasiones en los primeros minutos de los segundo 45 minutos y otras dos en los últimos compases fue todo el bagaje que dejó un segundo tiempo más bien pobre de ritmo e intensidad, que solo sirvió para comprobar que el ataque del Borussia Dortmund fue estéril. A los 55 minutos Hummels dejó patente que no era el día de la defensa en el seno borusser al anotarse, en propia puerta, el 3-0 tras un córner botado por Lewis Holtby.

El Borussia Dortmund naufragó ante una defensa hanseática que le negó espacios y la posibilidad de correr

El Hamburgo siguió mostrando una defensa sólida y bien planteada por Labbadia, que consiguió frenar al Borussia Dortmund. Además, en las pocas ocasiones en las que las jugadas sinsentido visitantes conseguían apuntar a portería se encontraban con un gran René Adler, que sacó a pasear sus manos y sus reflejos para frustrar, todavía más, al Borussia Dortmund. En el minuto 85, los locales encontraron premio a su insistencia, por desacertada que fuera. Januzaj filtró un balón en el punto de penalti, donde Aubameyang puso la punta del pie para batir al guardameta hanseático. En el último instante de partido, Adler se rehízo del gol con tres paradores en un minuto, sacando el balón de la línea de gol con unas manos muy rápidas ante disparos de Aubameyang y Mkhitaryan.

VAVEL Logo