Análisis táctico de Alemania: a conquistar Europa
Selección de Alemania: a conquistar Europa

Han pasado ya 20 años desde aquel gol en extra tiempo de Oliver Bierhoff, el cual le permitió a Alemania levantar una Eurocopa y ser la monarca continental. En esa ocasión, seis años después de proclamarse como campeona mundial en Italia 1990, la selección dirigida por Berti Vogs se convirtió en tres veces ganadora del torneo europeo, transformándose en la más ganadora hasta ese entonces. Ahora, con dos décadas encima y un par de fracasos en las Eurocopas de 2000 y 2004, la Alemania de Joahcim Löw se reporta lista para asalatar una vez más el cetro europeo y convertirse, nuevamente, en la selección más ganadora de la historia de la Eurocopa.

De la gloria mundial al anhelo europeo

Con la consecusión de la Copa del Mundo de Brasil 2014, la Mannschaft se ha establecido como candidata a todo torneo que disputa, exhibiendo una generación joven de jugadores teutones que distan mucho de las generaciones pasadas en cuanto a características futbolísticas. Sin embargo, con el éxito mundial ha llegado también una especie de "resaca copera", la cual nos ha mostrado un rostro mucho más vulnerable del que se reflejó en las etapas previas a la Copa del Mundo. Con varios amistosos perdidos, como el reciente 1-3 ante Eslovaquia, Alemania llega a Francia 2016 con la ambición de igualar la gesta española de levantar campeonato mundial y campeonato europeo de manera continua, además de comenzar a establecer un dominio futbolístico por mucho tiempo.

Löw se ha convertido en el décimo entrenador de la Mannschaft en toda su historia

Clasificada como líder de su grupo en las eliminatorias, Alemania ha decidido seguir encomendando su camino en las manos de Joachim Löw, quien ha dado giros revolucionarios a los conceptos futbolísticos de todo el fútbol alemán. Desde su nombramiento en 2006, Löw se ha convertido en el décimo entrenador de la Mannschaft en toda su historia, mostrando la constancia y perseverancia que la federación germana trata de inculcar en todas sus divisiones. Como técnico campeón del mundo, Alemania confía en el trabajo de Löw para regresar a la Mannschaft al máximo cetro europeo y seguir afianzando la mutación del fútbol alemán en cuanto al concepto futbolístico del que se origina su estrategia. 

Löw es el décimo entrenador en toda la historia de Alemania. // (Foto de skysports.com)
Löw es el décimo entrenador en toda la historia de Alemania. // (Foto de skysports.com)

Permutación de sistemas

Con Löw al frente, Alemania ha ido desarrollando una especie de permutación de sistemas tácticos que le han permitido llegar a la gran final de la Eurocopa de 2008, al tercer lugar en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, a semifinales en la Eurocopa de 2012 y la ya mencionado campeonato mundial de Brasil 2014. Inicialmente, Alemania dispone de un 4-2-3-1 bien diagramado, donde de los dos volantes centrales, es uno el que retrocede para anclarse junto a los zagueros centrales, quienes se expanden a los corredores, permitiendo el adelantamiento de los carrileros y la incorporación de los extremos en diagonal hacia el centro, oxigenando al volante creativo y permitiendo la multiplicidad de escenarios ofensivos en una sola jugada. De igual forma, con la línea defensiva casi a 40 metros por delante de Neuer, Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva, asfixiando lentamente a su adversario con una monopolización clara del balón.Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva

Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva

De igual forma, como lo hizo en Brasil 2014, Alemania puede apostarle a un 4-3-3 bien definido, siendo este su sistema predilecto para cada encuentro. En esta idea, el volante central arranca claramente colocado en la tómbola central del terreno de juego, con los interiores bien definidos y dos extremos que se terminan incorporando a zona de creación, para que los laterales abran la cancha por completo. Al igual que en el 4-2-3-1, el equipo se adelanta por completo, con los centrales jugando en la zona de volantes para impedir el contragolpe rival y regresar el balón al área rival de forma rápida. La salida se produce desde los centrales, donde el buen pie de Hummels y los cambios de juego de Boateng se convierten en las dos alternativas más utilizadas por Löw para orientar el juego, con Schweinsteiger o Kroos alternándose la idea de mediocentro y siendo las bujías que conducen el juego teutón hacia campo rival, donde özil y Götze cambian constantemente de posición para abrirle el paso a Müller dentro del área.

Alemania en 4-3-3
Alemania en formación de 4-3-3
Alemania en disposición ofensiva
Alemania en disposición ofensiva

Dentro del sistema de juego de Alemania, la posición de mediocentro se convierte en la más importante para la idea de Löw

Dentro del sistema de juego de Alemania, la posición de mediocentro se convierte en la más importante para la idea de Löw. De sus pies se desprende toda la generación de juego, por lo que no sorprende ver a Kroos o Schweinsteiger ocupar esa demarcación, con Kherida más adelantado y siendo el respaldo ofensivo y la primera cobertura para tapar la contra rival. De igual forma, la alternancia entre delantero centro y "falso 9", le permite a Alemania expandir sus ideas ofensivas, teniendo a Mario Gómez (9 natural) y a Müller o Götze (Falsos 9) como opciones de ataque. Ya sea con Gómez o con los atacantes del Bayern, Alemania busca la profundidad de su extremos, pero, también, la movilidad constante de su delantero centro, quien suele botarse hacia los costados o salir de zona de remate para encarar a los defensas rivales y servir de opción de pase para definir la jugada con la aparición sorpresiva de los volantes desde atrás. En este sentido, tampoco sorprende la incorporación directa de los zagueros centrales en zona de remate, quienes, al hacerlo, son acorazados por los laterales o los interiores, en pleno retroceso para no desconfigurar al equipo en zona baja.

Kroos y Schweinsteiger son los elegidos de Löw para la posición de mediocentro. /7 (Foto de Getty IMages)
Kroos y Schweinsteiger son los elegidos de Löw para la posición de mediocentro. // (Foto de Getty Images)

Los escogidos de Löw

Para echar a andar su múltiple idea táctica, Joachim Löw ha escogido a su listado oficial de 23 jugadores, quienes defenderán los intereses germanos en la Eurocopa de Francia 2016. Dentro de la convocatoria, destacan las ausencias de Sebastian Rudy (Hoffenheim), Karim Bellarabi y Julian Brandt (Bayer Leverkusen) y Marco Reus (Borussia Dortmund), éste último siendo la baja más sensible de todo el plantel por problemas de lesión. De igual forma, otros como Ilkay Gündogan (Borussia Dortmund), también se quedan fuera por lesión y se convierten en bajas sensibles para Alemania por la calidad individual que pudieron haberle aportado al equipo de Löw. 

Marco Reus (Borussia Dortmund), éste último siendo la baja más sensible de todo el plantel por problemas de lesión

Como en Brasil 2014, Alemania se queda sin la electricidad y rapidez de Marco Reus, pero, en su lugar, escoge a tres chicos revelación en Bundesliga en esta temporada y a quienes Löw da la confianza para ser las promesas del futuro del fútbol alemán. Ellos son: Julian Weigl (Borussia Dortmund), Joshua Kimmich (Bayern de Múnich) y Leroy Sané (Schalke 04), quienes se convierten en los rostros más jóvenes de la convocatoria de la Mannschaft. La selección final la cierran los ya conocidos Thomas Müller, Jerome Boateng, Mario Götze y Manuel Neuer (Bayern de Múnich), Mats Hummels (Borussia Dortmund), Sami Khedira (Juventus), Mesut Özil (Arsenal), Mario Gómez (Besiktas) y la incorporación de Marc André ter Stegen (FC Barcelona) y Bernd Leno (Bayer Leverkusen) como acompañantes de Neuer y apuestas a futuro para el arco alemán.

La convocatoria oficial de Alemania es la siguiente:

Foto de dfb.de
Foto de dfb.de

Once Ideal

Con las piezas sobre la mesa, no es raro imaginar el once titular que Joachim Löw pueda armar como la base de su equipo en la Eurocopa. Apostándole siempre a un posible 4-3-3 con tendencias a 4-2-3-1, Löw podría contar con Neuer en la portería, siendo este, quizás, el único puesto garantizado en todo el once titular. En defensa, Hummels y Boateng se perfilan como candidatos idóneos para la zaga de centrales, acompañados por Jonas Hector y Emre Can por los laterales. En zona de volantes, Schweisnteiger, Khedira y Kroos parecen ir como abanderados de la zona central, con Müller y Özil por los costados, para dejar que Mario Gómez abra como centrodelantero de la Mannschaft, aunque con Götze como posible variante si se le apuesta a la idea del "falso 9". En caso de alguna lesión, Draxler, Podolski o, incluso, Sané, Kimmich y Weigl son las primeras opciones para cubrir espacios. 

Once Ideal de Alemania
Once Ideal de Alemania
VAVEL Logo