Italia casi se atraganta ante Macedonia
Los jugadores de Italia celebran un gol. | Foto: FIGC

Italia es indestructible. Lo lleva en el ADN. Sin encontrar su mejor versión, siempre encuentra un motivo para ser competitiva. Ventura no es Conte, pero los resultados de momento le están respetando. Macedonia, por su parte, estuvo a punto de estrenar el casillero de puntos en el Filipo II de Skopje tras remontar un resultado adverso, pero Italia es mucha Italia.

Giampero Ventura volvió a apostar por la defensa de tres con dos carrileros largos, tres centrocampistas en el medio y dos hombres arriba en la punta de ataque. Sin embargo, la pobre imagen demostrada ante España se cobró varias víctimas. Florenzi fue reemplazado por Candreva, quizá por la necesidad de buscar más profundidad y de generar más fútbol en un partido con espacios. Además, Ventura cambió todo lo que había por delante. Verratti, Bernardeschi y Bonaventura entraron en el sitio de De Rossi, Parolo y el lesionado Montolivo. Pueden ser cambios simplemente para dar minutos a todos, pero no parece lo mismo en la dupla atacante. Belotti y, sobre todo Immobile, dejaron grandes sensaciones ante España, y tuvieron su oportunidad de inicio en vez de Pellè, expulsado por no dar la mano al seleccionador, y Eder, inofensivo una vez más.

Macedonia, por su parte, necesitaba sumar algún punto, o al menos dejar buenas sensaciones, ya que venía de caer en los dos partidos previos ante Albania e Israel. Angelovski apostó por mantener el 5-3-2 y no hacer apenas variaciones en su alineación, ya que solo Spirovski entró en el centro del campo en el sitio de Petrovikj.

Pronto se vio que no iba a ser fácil

El partido comenzó con Italia demostrando que quería dejar atrás el empate ante España, pero Macedonia tampoco se iba a quedar a atrás. La motivación de jugar contra la cuatro veces campeona del mundo espoleó a los macedonios para hacer un partido muy completo. El primer aviso lo dio Pandev, el veterano delantero y conocedor del fútbol italiano que a punto estuvo de sorprender a Buffon tras una buena combinación con Nestorovski, delantero del Palermo. Italia tuvo la suya con un gol anulado a Immobile por fuera de juego de Candreva.

Inmobile vio puerta en la primera parte pero su gol fue invalidado por fuera de juego de Candreva

Sin estar demasiado cómodos los italianos y demasiado incómodos los locales, Nestorovski estrelló un remate potente en el larguero que hacía saltar todas las alarmas. Italia iba a tener que trabajar y mucho para salir con vida de allí. El consuelo momentáneo era que España no pasaba del empate ante Albania.

Con el gol de Belotti la ‘Azzurra’ parecía respirar de alivio. Federico Bernardeschi sacó desde la esquina y el delantero del Torino aparecía desde atrás para mandar a la red el primer tanto del partido. Sin embargo, antes del descanso el miedo volvería a recorrer las venas de los italianos, como anticipando la segunda parte que se avecinaba, pues Macedonia seguía apretando y destapando las costuras defensivas de los transalpinos.

Locura total, desastre y épica

La segunda mitad fue una oda total al fútbol de selecciones, ese en el que las gradas empujan para equilibrar la desigualdad futbolística entre unos y otros países. Solo así se explica el empuje demostrado por los macedonios.

Immobile, el mejor de Italia sin ninguna duda, pudo enterrar cualquier opción de remontada con un disparo que obligó a Bogatinov a emplearse a fondo. Sin embargo, en apenas cinco minutos Italia pasaría de estar primera de grupo a estar contra las cuerdas. Diego Costa había adelantado a España ante Albania, casi al mismo tiempo que una gran jugada de toque de Macedonia terminaba con Nestorovski batiendo a Buffon. Dos minutos después, Hasani marcaba el segundo en una jugada en la que el portero italiano dio la impresión de haber podido hacer más.

Se planteaba así un nuevo escenario en el partido. Con media hora por delante, Ventura debía tocar la tecla justa para remontar el partido, porque la clasificación para Rusia se empezaba a poner realmente difícil. El entrenador italiano sentó a Bonaventura y Bernardeschi por Parolo y Sansone, mientras que Macedonia trató de sellar el punto como fuese con el paso atrás que supuso el cambio de Petrovikj en el sitio de Nestorovski.

A Italia le costaba mucho generar peligro, ya que, como suele decirse habitualmente, para marcar el tercero primero debía empatar el partido. Y así fue. A falta de quince minutos Immobile cayó en el área, pero la jugada siguió y el balón volvió a caerle a Ciro, que puso las tablas en el marcador. A raíz del empate Italia sí se lanzó a por la victoria como ya sucediese ante España tres días antes. Sansone lo intentó, pero era Immobile el jugador más activo. Verratti tuvo la suya, pero tampoco fue posible. Eder entró, ya para jugar a la desesperada, y finalmente, después de un gol anulado a Parolo, Italia pudo llevarse los tres puntos tras un cabezazo de Immobile en el segundo palo.

En noviembre, cuarta cita con los ‘qualifiers’

Tras esta victoria sufridísima, Italia tendrá opciones incluso de auparse al liderato en noviembre, cuando vuelve el fútbol de selecciones. De momento, España e Italia lideran con siete puntos, con los hispanos por delante por una mayor diferencia de goles. Sin embargo, Italia tendrá la oportunidad de recuperar el ‘goal average’ ante Liechtenstein el 12 de noviembre. Tres días después espera un amistoso ante Alemania en tierras italianas.

Macedonia, por su parte, se siente con la sensación de haber perdido una oportunidad única de sumar puntos ante una selección de primer nivel. Después de sumar cero puntos de nueve posibles, el próximo partido será ante España en Granada el mismo día 12. Macedonia, por tanto, jugará un ‘match ball’ realmente complicado.

VAVEL Logo