Sporting entra en la élite europea

Es Sporting venció por 1-5 al Steaua de Bucarest rumano después de una primera juego que había carecido de goles, lo que hacía que el Sporting viajara con el único objetivo de asegurar el pase a la fase de grupos de la  UEFA Champions League.

Sorpresas en la alineación

El director técnico Jorge Jesús sorprendió al colocar al mejor goleador del equipo y uno de los mejores goleadores de Europa Bas Dost en el banquillo y al apostar en Doumbia de inicio, aunque el equipo no pareció sufrir con esa alteración. El equipo lusitano entró muy bien en el juego, presionando al Steaua y asumiendo el mando del partido en el centro del campo, dejando clara la intención de marcar lo antes posible , cuestión que pronto se cumplió pues al minuto 13 precisamente Doumbia anotó después de un saque lateral de Piccini  que pasó por los pies de Mathieu y Acuña, y el balón quedaba para que el africano con la portería a disposición, sólo empujara la pelota para el 0-1.

A partir del primer gol, tratándose de un gol de visitante que tiene más valor en caso de empate, el equipo del Sporting tomó las cosas con más calma, pero un gol no sería suficiente para echar por tierra la esperanza de los rumanos y el empate ocurrió poco después. A los 20, Júnior Maranhão regresó la igualdad después de una defensa deficiente de Rui Patrício al remate de Alibec, en una jugada en la cual parece que Piccini y Mathieu podrían haber hecho mejor.

La primera parte acabaría  sin más goles, aunque con algunas llegadas interesantes y buenas oportunidades, tanto por parte del Sporting, con Bruno Fernandes dejando sólo a Doumbia a los 32 minutos y una excelente llegada del crack portugués Gelson Martins, y en un contraataque que Battaglia envió por encima a los 45, y también por parte del Steaua, cuando Filipe Teixeira colocó el balón en Alibec y éste volvió a intentar sorprender a Patricio, rematando de repente y con fuerza, en una jugada que, aunque a unos 25 metros de la portería complicó al guardameta luso.

Feria de goles

En la segunda mitad el Steaua empezó un poco mejor, presionando al Sporting con algunas llegadas peligrosas, pero los Leones aguantaron bien y volvieron a controlar el juego. A los 60 minutos ya con el recién ingresado Bas Dost, Acuña reaccionó excelente  a un excelente pase de Bruno Fernandes y, contando con un poco de fortuna en el rebote puso de nuevo al Sporting arriba 1-2, marcador que derrumbó anímicamente a los rumanos. Casi de inmediato los locales acusaron este desánimo, ya que al minuto 64, Gelson puso la cuestión resuelta después de que el el extremo recibiera otro pase del talentoso Bruno Fernandes y, con la pelota controlada, remató de forma bastante colocada, sin ninguna oportunidad para Nita de detenerlo.

A partir del 1-3 el Steaua se desplomó por completo y el Sporting ganaba cada vez más terreno y confianza en el campo. De ahí hasta el 1-5, fue una cuestión de tiempo. A los 75, Dost respondió de la mejor forma a un cruce de Gelson, originado una vez más por Bruno Fernandes para el 1-4 y a los 88 fue el turno de Battaglia después de una gran jugada de Coentrão, que había recibido el pase de nuevo de Bruno Fernandes, de impecable partido, para sellar el 1-5.

El equipo leonino ahora estará compitiendo contra Juventus de Italia, Barcelona de España y Olimpiakos de Grecia en un grupo que se presenta complicado para los dirigidos por Jorge Jesús, que sin embargo se deben de presentar en todas las canchas con la dignidad de un histórico del fútbol de Europa.

VAVEL Logo