Fácil para Mourinho
Fuente: www.manutd.com

No hay duda de que la Champions es más Champions con la vuelta del Manchester United a la máxima competición continental. Después de un año vagando con éxito por la Europa League, el cuadro de Mourinho regresa a Europa con el objetivo de volver a figurar entre los mejores equipos del continente. Y de momento, no lo tiene muy difícil para estar en el bombo de octavos de final. El campéon de Portugal, el de Suiza y el subcampeón de Rusia serán los equipos que se vean las caras con el Manchester United en una fase de grupos que echa a rodar el próximo 12 de septiembre. Equipos, a priori, con los que los Lukaku, Pogba o Rashford, muy enchufados en este principio de temporada, pueden demostrar que el Manchester United ha vuelto para quedarse. Y acaba de llegar Ibrahimovic.

El Benfica, rival a batir

El vigente campeón de la Primeira Liga es, junto con el United, favorito para pasar a octavos. Habrá que ver si incluso para hacerse con el liderato del grupo. Jugadores como Jonas o los exatléticos Raúl Jiménez y Salvio son las máximas amenazas de un Benfica que el año pasado ya alcanzó la fase final de la Champions. Es más, ganó al Borussia Dortmund en la ida de octavos pero sucumbió en una vuelta en la que los alemanes pasaron por encima de los portugueses con un contundente 4-0.

El resto, cenicientas

Aunque todavía es pronto, si el United consigue mantener la versión en el juego y la actitud mostrada en los dos primeros partidos de liga, ni Basilea ni CSKA Moscú parecen dos equipos que puedan poner las cosas difíciles a los ingleses. Los rusos, dirigidos por Viktor Goncharenko, marchan actualmente cuartos en liga cuando se han jugado ya siete partidos. Además, han encajado más de un gol por encuentro por lo que su defensa, formada completamente por jugadores nacionales, es una tarea pendiente para los subcampeones de Rusia y un punto débil que seguro que Lukaku y compañía pueden aprovechar.

El Basilea, campeón de liga en Suiza, tampoco lo tendrá fácil para desbancar a los favoritos, Benfica y United.  Con pocos nombres conocidos pero con un equipo sólido que ganó la pasada campaña su octava liga consecutiva, el entrenador Raphäel Wicky, que se ha reforzado en el mercado con jugadores como Oberlin, del Salzsburgo, o van Wolfswinkel, del Vitesse holandés, tiene mucho trabajo para colocar a su equipo, al menos, en Europa League. Aunque cuidado: de los últimos cuatro partidos jugados contra el Manchester United, ha cosechado una derrota, dos empates y una victoria. 

VAVEL Logo