Inglaterra se clasifica matemáticamente para el Mundial 2018

Partido agónico con final feliz en uno de los mejores estadios del fútbol, Wembley. Escenario idóneo para certificar la presencia de Inglaterra a una Copa del Mundo por decimoquinta vez en su historia. A Rusia viajará la selección de Inglaterra para poder levantar por primera vez una Copa del Mundo en un grupo cuyo entrenador ha ideado una gran plantilla de jugadores que han hecho una fase de clasificación excelente sin conocer la derrota y clasificarse de forma directa a falta de un partido por disputarse, y siendo uno de los primeros equipos en saber que tienen un billete directo a Rusia.

A Inglaterra le bastaba el empate para pasar, pero el gol de Kane sentenció la clasificaciónEl camino no ha sido del todo difícil para los hombres seleccionados por Gareth Southgate, pero ante Eslovenia puede que haya sido uno de los partidos más difíciles de ganar durante la fase de grupos para la clasificación. Y es que, el partido iba destinado al 0-0 hasta que, una vez más, Harry Kane marcó la diferencia, y se consolida como la gran estrella de esta Inglaterra.

Dominio en el juego, pero sin aciertos

Desde el principio del partido, Inglaterra dominó. Muchas ocasiones y mucha posesión para el conjunto local. Pero los visitantes supieron leer el partido e incluso tuvieron más de una ocasión clara para dar la sorpresa. Eslovenia fue a Wembley a jugárselo todo, pues su objetivo es acabar en el segundo puesto de la clasificación y así jugar la repesca. Pero Southgate y los suyos sabían que era su momento y no podían perder la oportunidad de celebrar una clasificación ante los suyos en Londres.

Chamberlain en un lance del juego con Jokic. Foto: Getty Images.

Hasta 17 remates fabricó los locales, algunos de manera muy clara como Marcus Rashford en la segunda parte, que se quedaba sólo en el área pequeña pero Oblak lo paró demostrando una vez más que es uno de los mejores porteros del mundo.

Realmente, Inglaterra jugó mejor en la segunda parte, pues en los primeros 45 minutos apenas creó ocasiones a pesar del dominio de la pelota, pero a Eslovenia no le importaba cederle el balón. El conjunto dirigido por Katanec se mostró cómodo en el campo, e incluso pudo hacer la sorpresa en Wembley, cuando, en el minuto 84, Tim Matavz se deshizo de la defensa y se quedó sólo ante el portero, pero Hart detuvo sin problemas.

Llegó el gol y la locura

El árbitro alemán Felix Zwayer descontó siete minutos de descuento, pues hubo alguna que otra pelea entre los jugadores de ambas selecciones y fue parando el juego. Pero aún así, el partido parecía estar destinado al empate pese a la insistencia de Inglaterra. Pero el que la sigue la consigue, y Harry Kane, muy activo en el encuentro, logró anotar en el minuto 94 tras un centro perfecto de Kyle Walker y hace un disparo raso que entra por el centro de la portería de Oblak. A Inglaterra le bastaba el empate, pero con este gol, los ingleses sentenciaron la clasificación y Wembley se puso de fiesta en un minuto tan celebrado.

Una vez más, Kane es el principal baluarte de este grupo de ingleses que quieren hacer historia en el Mundial de 2018. En Inglaterra se respira un ambiente de ilusión gracias al buen hacer de todos los integrantes de la selección.

Birsa le hace falta a Sterling en un momento del partido. Foto: Getty Images.

23 puntos y los menos goleados

Casi impoluta es la clasificación para el Mundial que está haciendo Inglaterra. Pues no ha perdido ningún partido y tan sólo ha concedido dos empates en un grupo con buenos equipos como Escocia, Eslovaquia o Eslovenia. Pero Inglaterra se postulaba como la gran favorita del grupo y así ha cumplido. 23 puntos en nueve partidos.

Pero no es la que más puntos ha cosechado entre los grupos, Alemania le gana porque ha vencido en todos los partidos y fue la primera en clasificarse al Mundial después de la anfitriona Rusia.

Otra marca positiva de la selección es que goza de ser la menos goleada de su grupo y de todas las liguillas de Europa. Esta marca la comparte con  Alemania, Suiza, España, Bélgica y Croacia. Tan sólo tres goles en contra. Unos números bastantes buenos y eficaces.

El próximo partido de la selección inglesa será el próximo 8 de octubre ante Lituania, un partido sin ninguna relevancia, ya que ambos ya no se juegan nada. Inglaterra está matemáticamente clasificada y Lituania no tiene ninguna posibilidad de disputar la Copa del Mundo 2018.

VAVEL Logo