La ida fue para Gremio

Gremio venció por 1 a 0 a Lanús en Porto Alegre por la ida de la final de la Copa Libertadores 2017. El único gol del encuentro lo hizo Cícero Santos a los 82 minutos.

En el comienzo del partido, ambos equipos tocaban la pelota con tranquilidad, ninguno de los dos se apresuraba en presionar. La idea de juego era similar entre Lanús y Gremio: cuando tenían la posesión del balón, generaban un circuito de pases buscando el momento justo para penetrar y cuando no la tenían, esperaban y en cuanto recuperaban, salían con velocidad por las bandas.

La primera aproximación fue para el Granate a los 10 minutos. Una buena triangulación por la derecha terminó con José Luis Gómez desbordando y tirando un centro al área en busca de José Sand, pero Ramiro se anticipó y despejó al tiro de esquina.

Pasado el primer cuarto de hora, Gremio se asentó en el campo de juego y comenzó a tener el dominio de la pelota. Pero no podía superar las líneas de Lanús que estaba bien replegado y era muy agresivo en la marca. Igualmente, el conjunto Gaúcho era paciente y hacía circular el balón de un lado a otro en busca de un hueco.

A los dirigidos por Jorge Almirón le costaba progresar en la cancha desde la salida. El equipo brasilero realizó una presión bien arriba y ahogaba a los defensores del conjunto local que, a pesar de querer poner el balón en el piso, tenían que recurrir al pelotazo.

Le situación más clara de gol fue para Lanús. A los 34 minutos, una gran jugada colectiva que comenzó desde la zona defensiva del Granate y finalizó con Alejandro Silva que luchó y ganó en el córner, tocó para atrás para Sand y este de primera habilitó a Román Martínez que remató fuerte y al ras del piso, pero Grohe con una gran respuesta evitó lo que era el primer gol de la final.

Sand, goleador de Lanús, tuvo poca participación. | Foto: Getty Images.

A cinco minutos del final del primer tiempo, Grohe tuvo otra reacción excelente para salvar la caída de su arco. Diego Braghieri ganó en las alturas y cabeceó fuerte, pero el arquero brasileño sobre la línea, le dijo que no.

Los equipos fueron rumbo a los vestuarios igualando 0 a 0. Gremio tuvo más tiempo la pelota, pero no generó peligro. Lanús, en cambio, se replegó bien en su campo esperando el momento justo para atacar y de esta manera fue más incisivo en el aspecto ofensivo. El Granate tuvo las situaciones más claras y podría haberse ido al descanso ganando.

En el inicio del complemento, el equipo local era superior y estaba expectante ante el error de Lanús. Pero a Gremio le seguía faltando imaginación para romper con las líneas de resistencia del rival.

El conjunto de Almirón estaba tan comprometido que hasta Lautaro Acosta, uno de los extremos, retrocedía hasta la altura de su propia área para ayudar en la marca.

La situación más clara para el Tricolor llegó a los 56 minutos con un gran remate de media distancia de Bruno Cortez que Esteban Andrada llegó a tocar con lo justo para mandar la pelota al tiro de esquina. En el segundo tiempo, además de tener el balón, insinuaba un poco más que en la primera parte.

En 64 minutos de juego, los defensores de Lanús estaban haciendo un gran partido, mientras que los jugadores del medio campo no podían ganar la posición ni la posesión.

El desarrollo del partido era tosco, había muchas interrupciones por faltas. Lanús defendía muy bien en su propio campo, pero le costaba progresar y a Gremio se le hacía difícil lastimar.

A los 82 minutos, cuando no pasaba nada, Gremio se encontró con el primer gol del partido. La jugaba comenzó con un pelotazo que cayó en el área y Cícero Santos apareció entre los dos centrales de Lanús y anotó el 1 a 0 para el conjunto brasileño.

El Tricolor aprovechó una desatención en la defensa del rival para quedarse con el partido de ida de la final de la Copa Libertadores. Aunque el resultado es corto y la diferencia mínima, Gremio dio un pasito hacia un nuevo título internacional.

El final estuvo cargado de polémicas por el mal arbitraje del árbitro chileno Julio Bascuñan.

La vuelta será el próximo jueves 30 a las 00.45 horas (miércoles 29 20.45, Argentina).

VAVEL Logo