Manita del Atalanta y rumbo a la siguiente ronda
Foto: Atalanta

Atalanta y Everton, dos equipos de absolutos contrastes deportivos actualmente. Mientras que los italianos están viviendo una gran etapa en la que parece que prácticamente todo les sale bien, el equipo de Liverpool lleva un inicio de temporada totalmente decepcionante ya que todo el mundo pensaba que este año darían el empujón definitivo para consolidarse entre los gigantes de la Premier League pues hicieron una gran inversión económica durante el pasado mercado de fichajes estival. Sin embargo, todo les está saliendo al contrario pues están rozando los puestos de descenso y están fuera de la UEFA Europa League.

Foto
Foto: Everton 

Gris primer tiempo

El primer tiempo vivido en Goodison Park no fue nada del otro mundo. Dominado principalmente por el conjunto visitante, el Everton se dedicó a ir a remolque de los de Bérgamo sin intentar buscar la iniciativa en ningún momento. Por si fuera poco, la defensa se estremecía cada vez que Alejandro 'Papu' Gómez se acercaba con el cuero a las inmediaciones de su área. El gol no tardó mucho en llegar y antes de llegar a los primeros quince minutos de partido Cristante anotó el primero de los cinco goles que posteriormente su equipo anotaría en el cómputo global.

Tras el gol encajado, los locales intentaron buscar el empate, no obstante; sus intentos resultaban siempre en vano pues la defensa de los italianos estaba siendo muy sólida y difícil de penetrar, pues las líneas estaban muy juntas y apenas dejaban espacios.

Foto: Everton
Foto: Everton

La locura se desató en Goodison Park

El segundo tiempo arrancó de una manera muy frenética pues a los tres minutos de que esta fuera iniciada el combinado visitante dispondría de un penalti para hacer más grande su ventaja que hasta aquel entonces, era tan sólo de un gol. La pena máxima sería lanzada por el capitán, el 'Papu' Gómez que, contra todo pronóstico erró el lanzamiento y no pudo subir el segundo al marcador.

El argentino, incansable, jamás se rindió y continuó en la búsqueda del gol. Sin embargo, el goleador en esta ocasión no sería él, pues asistiría al autor del primer gol para que haga el segundo en su cuenta particular y el segundo, también, en el marcador.

Todo se ponía de cara para los visitantes, no obstante; el Everton no quería darse por vencido tan rápido y mucho menos delante de sus incondicionales, que estaban cada vez más hartos. Tras una buena combinación, el español Sandro Ramírez que está contando con muy pocos minutos durante esta temporada, anotó el primer y único gol para los suyos que tan solo serviría para maquillar el resultado.

Casi media hora transcurrida tras este gol, la locura llegó a Liverpool dado que en un intervalo de menos de diez minutos tuvo la desgracia de ver como el equipo blue encajaba tres goles de manera consecutiva. El equipo dirigido por Gasperini no perdonaba una y el Everton flaqueaba constantemente en defensa.

El primero del carrusel lo anotó Gossens que, tras un córner despejado de una manera francamente mala por parte de la zaga local, remató de fuera del área enviando el balón al palo largo del cancerbero español Joel Robles, el cuál no pudo alcanzar el esférico y permitió el tercero del Atalanta. En segundo lugar, anotaría Cornelius. El ariete danés estableció el cuarto gol en el marcador tras rematar de manera magistral la excelente asistencia de Caldara. Para finalizar la maravillosa goleada, Cornelius anotó el quinto y definitivo gol, y también, el segundo doblete de la noche tras el de Cristante. La asistencia, como no, fue del capitán que pese a no cuajar una gran noche de cara a puerta acumuló dos grandes asistencias.

Foto: UEFA Europa League
Foto: UEFA Europa League
VAVEL Logo