Nubes y claros para los portugueses en la Europa League

La noche de los jueves también es noche europea, y aunque no jueguen los equipos más poderosos del planeta fútbol, juegan campeones de copa, o en este caso subcampeones, como el Vitoria Guimaraes y equipos que suelen dar guerra a los fuertes en sus respectivas ligas como es el SC Braga.

Ambos equipos tenían que conseguir una victoria para poder acceder a uno de los dos primeros puestos de sus respectivos grupos.

Derrota y complicación en Europa

El Vitoria Guimaraes encaraba el choque de Europa League con el deseo de conseguir su segunda victoria consecutiva en la competición europea. La empresa no era nada fácil, puesto que se enfrentaban al Red Bull Salzburg que no había perdido ningún partido en Europa, pero la inflación de moral que había supuesto la victoria en casa contra el Marseille en la anterior jornada de la Europa League invitaba a creer en que la victoria era probable.

El sistema elegido por el equipo portugués para jugar en Austria fue el mismo que usaron para el partido de ida, el 4-3-3, una formación que solo ha utilizado para sendos partidos contra el RB Salzburg.

El partido empezaba a coger tintes blancos y rojos hasta que en el minuto 26 un centro del lateral derecho Stefan Lainer era cabeceado por el israelí Munas Dabbur para poner la ventaja de 1 a 0 a favor del Salzburg.

Cuando pensábamos que nos íbamos al intervalo con 1-0 en el electrónico, Andreas Ulmer ejecutaba un disparo cruzado que no pudo blocar Douglas Jesus poniendo tierra de por medio con el 2-0.

A mediados de la segunda mitad, Dabbur aprovechó una falta de entendimiento entre el portero y la defensa del Vitoria para dejar prácticamente el gol hecho a Hwang Hee-Chan que solo tuvo que rematar a boca de gol para poner el 3-0 definitivo.

Este resultado deja bastante complicada la clasificación para los de Guimaraes puesto que tienen que vencer en la siguiente jornada al Konyaspor y que el Marseille pierda en casa contra el Salzburg. Además de esta tara, el Vitoria de Guimaraes debe superar la ventaja de cuatro goles que le saca el Olympique Marseille.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Victoria para sellar la clasificación

El partido que afrontaba el SC de Braga era crucial. La victoria ante el Hoffenheim les daría al cien por cien la clasificación a dieciseisavos de final de la UEFA Europa League y una posible derrota suponían complicarse en la competición europea.

Abel Ferreira optó por repetir la formación de 4-3-3 como venía haciendo desde el 5 de Noviembre en el partido que les enfrentó en el José Alvalade ante el Sporting CP.

Dicen que la suerte la tiene quien insiste, pero ayer el Braga no necesitó de eso ya que en el primer minuto de juego un centro raso de Texeira era mal despejado por la defensa alemana y Marcelo Goiano dispara a placer para batir a Baumann y poner el 1-0 en el marcador.

Bien entrada la segunda parte un centro de falta perfectamente ejecutado por Demirbay era rematado en el área pequeña en el 74 por Mark Uth poniendo el 1-1 en el marcador, resultado que no contentaba ni a portugueses ni alemanes.

En el minuto 81 un buen centro raso de Ricardo Esgaio lo embocaba a gol Fransergio Rodri decantando la balanza a favor del Braga por 2-1.

En el minuto 92, un mal saque de Baumman le caía a los a Fransergio Rodri que desde un cuarto de campo chutaba para batir de nuevo al portero alemán, marcar su primer doblete con el Braga y sentenciar el partido y la clasificación a favor de los de Braga con el 3-1 definitivo.

Con esta victoria, el SC Braga se pone segundo y está obligado a ganar en la siguiente jornada en casa del Istanbul Basaksehir para conseguir la primera plaza matemáticamente.

También le sirve el empate siempre que el Ludogorets no puntúe o gané de más de 2 goles. La derrota también puede favorecerles para la consecución de la primera plaza siempre que el Ludogorets no venza al Hoffenheim en Alemania.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images
VAVEL Logo