Unos tanto y otros tan poco
El técnico del Braga, Abel, agradeciendo el apoyo de su afición. Imagen: scbraga.pt

El fútbol portugués parece no estar muy en forma a pesar de que Cristiano Ronaldo recibiera su quinto balón de oro en la tarde de ayer. Y es que solo un equipo de los dos que disputaban Europa League ha conseguido clasificarse para la siguiente ronda, aunque tampoco dio muy buena imagen. Hablamos de Sporting de Braga y de Vitória Guimaraes, que se enfrentaron ayer a Istanbul Basaksehir y a Konyaspor respectivamente y ninguno de los dos logró los tres puntos.

Punto y siguiente ronda

En primer lugar, el conjunto dirigido por Abel Moreira Ferreira estaba automáticamente clasificado después de haber hecho los deberes la pasada jornada ganando por tres goles a uno al Hoffenheim, por lo que la preocupación era mínima. Lo único que se jugaba el Braga era terminar como primero y lo tenía relativamente sencillo: bastaba con una victoria a domicilio contra el Istanbul Basaksehir para entrar en la siguiente fase tras un buen final.

Sin embargo, la plantilla de Abdullah Avci debía ganar y esperar una derrota del Ludogorets para poder clasificarse, por lo que esa victoria del Braga se tornaba cada vez más complicada. Con ese panorama, el árbitro indicó el comienzo del encuentro en el Basaksehir Fatih Terim Stadyumu ante la atenta mirada de miles de aficionados turcos que buscaban un milagro por parte de su equipo.

Las cosas empezaban a tener buena pinta para los turcos cuando diez minutos después del arranque, Edin Visca adelantaba al Istanbul Basaksehir, demostrando de esta manera que habían venido a ganar. Además, llegaban buenas noticias desde Alemania ya que el Ludogorets estaba cayendo ante el Hoffenheim. No obstante, en el minuto 55, Raúl Silva volvía a poner las tablas en el marcador y, minutos después, el Ludogorets hacía lo propio. Belozoglu adelantó de nuevo a los locales, pero nada se movió en Alemania y el Braga consiguió su objetivo de clasificarse como primero aun habiendo caído derrotado en Estambul.

Los milagros son muy difíciles

Al igual que el Istanbul Basaksehir, el Vitória Guimaraes lo tenía muy complicado para pasar a la siguiente fase de la UEFA Europa League. En vista de lo ocurrido la pasada jornada, cuando el equipo de Pedro Martins cayó por tres goles a cero en casa del Salzburg, pocas esperanzas había ya de soñar con estar en los bombos del sorteo del próximo lunes. No obstante, el técnico portugués quería que sus jugadores se fueran de esta competición con la cabeza bien alta.

En frente, el Konyaspor tenía que ganar y esperar una derrota del Olympique de Marsella, por lo que iban a dejarse la piel por los tres puntos. Ello se reflejó cuando, al cuarto de hora de comenzar el encuentro, Bourabia puso por delante a los visitantes, dando esperanzas de clasificación. Sin embargo, un desafortunado gol en propia puerta de Turan empató de nuevo el marcador y borraba esas ilusiones. En cuanto a estadísticas, los portugueses dominaron el juego, pero el resultado final fue de 1-1, haciendo que ninguno de los dos consiguiese su objetivo, por lo que ambos dijeron adiós a la UEFA Europa League.

VAVEL Logo