Previa Napoli - Fiorentina: El San Paolo busca revivir
sscnapoli.it

A priori, los 17 puntos que separan a ambos equipos en la clasificación, podría hacer esperar un partido relativamente cómodo para el Napoli, que además los disputará en su feudo. Sin embargo, los de Sarri llegan a este encuentro en el peor momento de la temporada. La derrota ante la Juventus, donde perdieron el liderato de la competición, y la posterior en Champions League, frente al Feyenoord, que servía para caer eliminados en la fase de grupos de la Champions League; ha creado bastante nerviosismo en el ambiente napolitano, que había visto como su equipo empezaba la temporada a un ritmo vertiginoso, donde en las primeras catorce jornadas habían cosechado dos empates y doce victorias.

Enfrente estará una Fiorentina dirigida por un Pioli, que se hizo cargo del conjunto de la capital de la Toscana el pasado verano. El ex técnico del Inter entre otros, veía como muchos de los jugadores más importantes de la últimas temporadas abandonaban un club, que debido a una no muy buena situación económica, se veía obligado a comenzar un nuevo proyecto, apostando por jugadores jóvenes como Chiesa, que había despuntado durante la última campaña, o 'Cholito' Simeone, incorporación del último mercado de fichajes. Aún así, los resultados hasta el momento están incluso por encima de lo esperado. El equipo se encuentra en la séptima posición de la tabla, empatado a puntos por ejemplo con un Milan que apuntaba, por plantilla, mucho más alto.

Cansancio y bajas importantes

No se ha cansado de repetir el técnico del Napoli en las últimas semanas, que sus futbolistas se encuentran algo fatigados por la acumulación de partidos, debido a que cuentan con una plantilla algo más corta que sus rivales por el campeonato, o en el caso del Inter que no tiene que jugar partidos entre semana de competición europea. Sarri ha venido haciendo muy pocas rotaciones en el once titular, quizás sabedor de que lo que tiene en el banquillo no le da para competir con los grandes equipos de la Serie A. Esto ha llevado a esa fatiga, especialmente en el tridente ofensivo formado por Insigne, Mertens y Callejón. Los tres delanteros, debido en parte a la nueva lesión de Milik, han jugado prácticamente todos los minutos entre Serie A y Champions League.

Todos apuntan a este cansancio como el gran problema del Napoli en los últimos partidos, donde un conjunto tan ofensivo como el partenopeo, no conseguía tener esa brillantez en los últimos metros, que ha creado dudas y nerviosismo en toda la ciudad. Nervios que no oculta su entrenador, que en la última rueda de prensa, post derrota en Holanda frente al Feyenoord, se encaraba con un periodista italiano que le recriminaba la no clasificación a la segunda fase de la Champions League. "Soy demasiado inteligente para escucharte. El próximo año en vez de al Presidente te llamó a ti para saber los objetivos de la temporada", contestaba enfadado el entrenador del Napoli. Por eso, es de vital importancia que el equipo vuelva a reencontrarse con la victoria y así volver a una calma, que se perdió especialmente tras la derrota ante la Juventus.

Pero los problemas se le acumulan al Napoli. A las ya sabidas bajas de Milik y Ghoulam, se le une otra si cabe de mayor importancia todavía. Insigne será baja ante la Fiorentina por un problema en el pubis, que según su entrenador lleva arrastrando desde la última convocatoria con la selección. El extremo italiano, venía siendo de largo el jugador más desequilibrante del equipo, junto con un Mertens, que debido a la carga de minutos ya citada, no consigue ser tan decisivo como los últimos meses. Sarri parece que lo sustituirá adaptando a Zielinski en esa posición como ha hecho ya en otras ocasiones, ya que no parece confiar plenamente ni en Ounas y mucho menos en Giaccherini, cuya participación está siendo prácticamente nula, desde que llegara al equipo la temporada pasada, tras una excelente Eurocopa, como titular, con Italia. Respecto al resto del once, parece que obtará por los de siempre, con la única duda entre Maggio y Mario Rui en uno de los laterales defensivos. Si juega el primero, Hysaj pasaría al perfil zurdo, manteniéndose en el derecho si jugase el segundo.

Seguir sumando, seguir creciendo

No hay peor rival para un Napoli con dudas, que una Fiorentina, que quizás a día de hoy es uno de los conjuntos con menor presión de toda la Serie A. La lucha por la permanencia la ve de lejos (además tampoco era su guerra) y las posiciones europeas, a pesar de encontrarse en la última de ellas, no es un objetivo obligatorio para los hombres dirigidos por Pioli, sino un extra que pueden conseguir si hacen las cosas realmente bien. Y esque la Fiorentina, es un equipo practicamente nuevo, que vió como jugadores de gran talento como Borja Valero o Bernardeschi, su goleador Kalinic, o uno de sus hombres de más experiencia en la zaga como Gonzalo, se marchaban en el mercado de verano.

Todo parecía perdido y el pesimismo se apoderaba de la afición. Sin embargo, el buen hacer de Pioli, apostando por futbolistas jóvenes como líderes del equipo, parece estar funcionando hasta el momento. El entrenador, que comenzó con diversas dudas, respecto al asentamiento táctico de su equipo, parece haber encontrado en el 4-3-3 su esquema definitivo. Un sistema que explota perfectamente las características de Chiesa, el jugador más talentoso de la plantilla actual y que se ha convertido en el líder de esta Fiorentina y de la selección sub 21 italiana, aunque ya ha tenido alguna llamada por parte de la absoluta.

Pioli cuenta con toda la plantilla para el difícil partido en Napoli. Simeone ocupará el centro del ataque, rodeado por Chiesa y Thereau. En el medio campo los pilares volverán a ser un día más Benassi y Badelj; mientras que en defensa la pareja del fijo Astori, será de nuevo Pezzella. La única duda respecta al lateral izquierdo, donde uno entre Victor Hugo y Biraghi será el elegido para formar en el once tirular.

Precedentes

Existen 79 precedentes entre estos dos equipos con el Napoli como local (en 1955 se jugó en Roma y en 2001 en Palermo). De estos antecedentes, 69 partidos pertenecen a la Serie A, 1 a la Serie B y los 9 restantes a la Coppa Italia. El balance es favorable a los locales que ha cosechado 36 victorias anotando un total de 108 goles; por 17 victorias de la Fiorentina, que ha conseguido anotar 77 goles totales. El número de veces que el encuentro finalizón tablas ha sido 25.

La última victoria local fue el 20 de mayo de 2017 por 4-1. Los goleadores fueron Koulibaly, Insigne y Mertens por partida doble para el Napoli, y Ilicic consiguió el de la honra para los visitantes. El último empate tiene fecha en el 24 de septiembre de 2011 y fue sin goles. Por último, para ver ganar a la Fiorentina  de visitante en Napoli hay que irse al 23 de marzo de 2014, donde consiguió la victoria por 0-1 con gol de Jiaquín.

Posibles alineaciones

Fuente: lapizarradelmister.es
Fuente: lapizarradelmister.es

 

VAVEL Logo