Cara a cara: Gareth Southgate vs Janne Andersson

Suecia e Inglaterra se verán las caras en un partido de todo o nada para ambas escuadras que quieren sortear la fase de cuartos de final.

Cara a cara: Gareth Southgate vs Janne Andersson
Foto: Fifa.com

Un duelo de altura está servido sobre la mesa en el Cosmos Arena de Samara para este sábado. Inglaterra es junto a Rusia uno de los únicos dos equipos que obtuvieron una segunda plaza en fase de grupos y lograron sortear la ronda de octavos de final. La escuadra inglesa es favorita por un talante histórico que arrastra tras haber logrado ganar una Copa del Mundo en 1966, aunque sus actuaciones regularmente en la competición no hayan sido las mejores. Suecia, cargado de motivación tras una gran actuación que están realizando tendrá que hacer frente al equipo británico con el objetivo de lograr colarse nuevamente entre los mejores.

El Mundial de las sorpresas podría ser el escenario propicio para ver a cualquiera de estas dos selecciones en la final y por qué no, alzarse con el trofeo más codiciado. Ambas escuadras tienen entrenadores de poco renombre pero que han realizado un extraordinario proceso al frente de sus selecciones.

 

Gareth Southgate, de la final en Eindhoven a la selección inglesa

Corría el año 2006 cuando el Middlesbrough resultaba goleado (4-0) por el Sevilla en la final de la Copa de la UEFA. Aquel fue el último partido de Gareth Southgate como futbolista, retirándose en el 'Boro', club con el que contribuyó a ganar un título tras 128 años. En junio de aquel año donde el 'Boro' caía en la final europea, Steve McClaren dejaba su puesto en el club para asumir las riendas de la selección inglesa. Allí comenzaría la aventura de Southgate como entrenador del Middlesbrough.

Tras cuatro temporadas dirigiendo al 'Boro', Southgate fue destituido del club al que estuvo vinculado durante los últimos años de su carrera de jugador. Llegó a trabajar como comentarista de televisión pero volvería a los banquillos por la selección sub-21 de Inglaterra. Dirigió a aquella camada de jugadores en una Eurocopa sub-21 en la que no pudo superar la fase de grupos. Cabe destacar, Harry Kane era uno de los nombres que incluía aquella plantilla.

Aun así, Southgate llegó a asumir las riendas de la selección inglesa  en 2016 como DT interino, en principio tras la destitución de Sam Allardyce ante un escándalo que le salpicó, pero tras una serie de resultados favorables Gareth sería ratificado en el cargo y firmaría contrato por cuatro años, entonces Southgate lograría clasificar a la selección inglesa al Mundial en condición de invencibilidad.

Ahora le toca a Southgate afrontar esta ronda de cuartos de final después de haber sido segundo en fase de grupos y haber vencido en la tanda de penaltis a Colombia.

 

Janne Andersson, el hombre disciplina

El seleccionador sueco ha logrado una gran participación en esta Copa del Mundo con el combinado de su país. Reconocido mundialmente por haber dejado fuera de la convocatoria para esta cita mundialista a Zlatan Ibrahimovic, una de las máximas estrellas de Suecia. Ya el delantero había renunciado previamente a la selección de su país y luego mostró su deseo de participar en la Copa del Mundo, pero Janne Andersson dijo que no lo llamaría y así lo cumplió.

Hombre de larga trayectoria en el fútbol local, Andersson llegó a dirigir cinco clubes suecos antes de ser nombrado seleccionador de Suecia en 2016 fruto de haber cosechado liga y copa en 2015 con el Norrköping.

Suecia quedó segundo de su grupo  en las eliminatorias al Mundial Rusia 2018por debajo de Francia y por tanto tendría. La clasificación de los escandinavos a los playoffs representó la eliminación de Holanda, luego en la repesca dejaron fuera a Italia. Ya en el Mundial, el equipo de Andersson ha logrado hacer muy buenos partidos y ahora asumirá el reto de buscar las semifinales ante Inglaterra.

 

Todo está listo en el Cosmos Arena para este duro encuentro entre británicos y escandinavos, poco a poco se va gastando este libro mundialista que tendrá en el 15 de julio un final inminente.