El PSG sigue arrasando, pero sin convencer

El PSG ganó su partido liguero gracias a dos destellos de Verratti y Rabiot. Los pases de los centrocampistas hicieron que el partido se pusiera 2-0 ante un Saint-Étienne que fue mejor la primera mitad. El segundo gol hizo mucho daño a "Les Verts", y Gasset no supo recomponer al equipo para intentar remontar el partido.

El PSG sigue arrasando, pero sin convencer
Cavani celebra el gol que sentenció el partido | Fuente: PSG
PSG
4 0
ASSE
PSG: Areola; Meunier, Thiago Silva (Kehrer, min. 80), Kimpembe, Bernat; Verratti (Nkunku, min. 68), Diarra (Diaby, min.45), Rabiot; Di María, Cavani, Draxler.
ASSE: Ruffier; Monnet-Paquet (Hamouma, min. 54), Perrin, Subotic, Kolodziejczak, Gabriel; Selnaes, M'Vila Khazri; Salibur (Beric, min. 81), Diony (Diousse, min.81).
MARCADOR: 1-0, min. 23, Draxler. 2-0, min. 49, Cavani. 3-0, min. 76, Di María. 4-0, Diaby, min. 85.
ÁRBITRO: Frank Schneider (FRA) amonestó a Rabiot (min. 38) y Khazri, min. 63).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Ligue 1. El PSG recibe al ASSE en el Parc des Princes.

Regresó la competición liguera al Parc des Princes después del primer parón internacional de la temporada. El PSG, con la liga encarrilada desde las primeras jornadas, recibió al Saint-Étienne, en la fecha previa a su viaje a Liverpool para el comienzo de la Liga de Campeones.

Los locales saltaron al campo sin dos de sus mejores jugadores, Kylian Mbappé y Neymar. Thomas Tuchel mantuvo a Alphonse Areola en la portería y dio la titularidad por primera vez a Marco Verrati.

Parecía que Jean Louis Gasset mantendría el habitual 4-2-3-1 de “Les Verts”, pero el planteamiento inicial del entrenador francés fue completamente distinto. Ante la previsible avalancha del PSG, decidió salir con tres centrales y jugar con Kevin Monnet-Paquet, habitual extremo, de carrilero. Yann M’Vila y Ole Selnaes se ocuparon del centro del campo junto a un Wahbi Khazri que jugó con más libertad que los dos anteriores, haciendo de nexo entre el centro del campo y la delantera compuesta por Lois Diony y Yannis Salibur.

El partido comenzó con ocasiones para los dos equipos. Durante los primeros minutos de partido, los visitantes tuvieron oportunidades muy claras para marcar. Dos centros laterales de Monnet-Paquet, el mejor de la primera parte del Saint-Étienne, terminaron en dos disparos de Diony y M’Vila, que se fueron cerca del poste izquierdo de la portería local. Loic Perrin tuvo un remate de cabeza que se fue por poco tras un saque de esquina.

Pero como suele ocurrir, perdonar ocasiones te hace terminar pagándolo caro. Tras veinte minutos bien plantados en defensa e intentando hacer daño mediante contragolpes rápidos, el PSG hizo el primero del partido: Verrati recibió entre líneas y filtró un pase por arriba que superó a los centrales, para que Julian Draxler, se orientara el balón con la cabeza y volviera a rematar de cabeza para poner el 1-0 en París.

El partido continuó muy abierto tras el gol, y el Saint-Étienne llegaba con facilidad al área local. Los visitantes buscaron las llegadas mediante balones largos a sus dos delanteros y el juego con bandas abiertas tras recuperar el balón. Fueron mejores en la primera mitad, pero el marcador reflejó al descanso lo poco que necesita el equipo de la capital para ganar un partido.

A los pocos minutos de arrancar el segundo tiempo, el PSG sentenció el partido gracias a un penalti convertido por Edinson Cavani. El gol del uruguayo afectó al equipo visitante, ya que a partir del 2-0 solo hubo un equipo sobre el campo.

PSG

El equipo de Tuchel sigue sin convencer. El partido nos dejó una primera parte en la que el rival fue superior en varios aspectos: Lass Diarra fue continuamente superado por los movimientos de Khazri y los delanteros del Saint-Étienne, que intentó generar peligro con transiciones rápidas tras recuperación, balones al espacio a los delanteros y carrileros y el continuo movimiento de los atacantes.

Con el 2-0 los parisinos comenzaron a someter al Saint-Étienne, que no consiguió crear ocasiones de peligro en los segundos 45 minutos. El equipo de Tuchel viaja entre semana hasta Liverpool para su primer partido de Champions League, y mucho tendrá que mejorar si quiere llevarse puntos de Anfield. Sin embargo, no todo es negativo, ni mucho menos, pues el PSG acabó aplastando por 4-0 a un Saint-Étienne sin soluciones y recuperará a sus dos estrellas para el encuentro de Champions League.

Saint-Étienne

Con problemas para anotar que arrastra desde la temporada pasada, el equipo de Gasset fue superior en la primera mitad, pero acabó pagando la falta de puntería. Dos pases filtrados supusieron dos goles del PSG. Las carencias en las dos áreas de un equipo llamado a estar en puestos europeos marcaron las diferencias en el partido. Diferencias cada vez más notorias entre el PSG y el resto de equipos de la Ligue 1.