Una Juventus muy pragmática vence a un Milan muy desesperado
La Juventus asalta San Siro / Foto: gettyimages

El mes de noviembre siempre es síntoma de previa de Navidades y es cuando se empiezan a ver luces, turrones en la estanterías de los supermercados, árboles de navidad, etc. y también es síntoma de partidazos de fútbol de los que tenemos marcados en el calendario desde el mes de agosto cuando se sortea el calendario.

En un fin de semana, donde ha habido partido del estilo de un Manchester City vs Manchester United, una final de Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate y un derbi importante en Francia como es el derbi bretón entre el Stade Rennes y el Nantes, teniamos un partido entre dos grandes de Italia, uno que está en letargo como es el Milan, pero que contaba con el factor local y una Juventus intratable en Serie A italiana que quería seguir con su dinastía una jornada más.

La semana en el seno milanista vino marcada por la visita a tierras sevillanas para medirse a un Real Betis, que fue superior al cuadro rossonero, pero que el Dios fútbol quiso que españoles y italianos se repartiesen los puntos.

Gennaro Gattuso tenía problemas en forma de lesiones. El entrenador italiano no pudo contar ni con Bigilia, Bonaventura, Caldara, Musacchio, Strinic y Torrasi por dolencias varias que les impedía ser parte en el partido de este domingo. A pesar de ello, Gattuso volvió a formar con un 4-4-2 introducido hace un par de semanas con Donnarumma en portería; Abate, Zapata, Romagnoli y Ricardo Rodríguez en defensa; mediocampo con Suso, Kessie, Bakayoko y Çalhanoglu; la doble punta estuvo integrada por Castillejo y Higuaín.

La semana en el conjunto de la Juventus de Turín vino marcada por el partido de entre semana que medía al conjunto italiano frente al Manchester United con motivo de la UEFA Champions League y donde los italianos, a pesar de adelantarse en el marcador, terminaron sucumbiendo ante el conjunto brittish.

Massimiliano Allegri tenía la buena noticia de que prácticamente estaba sin bajas, la única la de Emre Can por lesión. Por ello el técnico bianconnero formó con el típico 4-3-3 formado por Szczesny en portería; Cancelo, Benatia, Chiellini y Alex Sandro en defensa; Bentacur, Pjanic y Matuidi en el centro del campo; como tridente ofensivo formaron Dybala, Cristiano Ronaldo y Mandzukic.

Mazazo tempranero juventino

El partido comenzaba en un San Siro lleno hasta la bandera con una buena temperatura y clima y también lo hacía con un Milan que quería llevar la iniciativa con algún que otro centro sin buen resultado, pero quien realmente golpearía sería el conjunto turinés, ya que Alex Sandro ejecutaría un gran centro que Mario Mandzukic introduciría al interior de las mallas con un gran cabezazo suponiendo el 0-1 en el minuto 8 de juego.

Ese gol ensalzó a una Juventus que tuvo el segundo gracias a otro centro rematado por el autor del gol que sería sacado por un defensor cuando el gol ya se cantaba en la grada.

El Milan tras el ecuador de la primera parte, se propuso ir a por el empate y lo pudo conseguir en dos grandes ocasiones; la primera con un disparo lejano de Suso que obligaba al portero rival a sacar una gran mano y la segunda con un penalti, pitado por el VAR, que Gonzalo Higuaín chutó al poste izquierdo de la portería de Szczesny.

Con el resultado de 0 a 1 nos ibamos al entretiempo.

Momento en el que Mandzukic remataba el 0 a 1 / Foto: gettyimages
Momento en el que Mandzukic remataba el 0 a 1 / Foto: gettyimages

Arreón efímero local y sentencia turinesa

La segunda parte comenzaba sin cambios en ninguno de los dos equipos, pero si en el dinamismo del partido ya que sería el Milan quien tendría más presencia en los primeros instantes de segunda parte inquietando el arco rival con un disparo de Çalhanoglu que saldría lamiendo el palo de la portería juventina, pero con el paso de los minutos volvería la Juventus  tomar las riendas y gonzaría de ocasiones como un disparo de media distancia de Paulo Dybala que golearía el poste derecho de la portería de Donnarumma.

El Milan se lanzó a por el partido con las entradas de Cutrone, Laxalt y Borini intentando dar más importancia al ataque con jugadores con gran finalización.

La Juventus no se quedaría de brazos cruzados e introduciría a Khedira y Douglas Costa, jugadores con los que pretendía conservar la renta, y por que no, aumentarla.

Con la entrada de los últimos diez minutos de partido, la Juventus se lanzaría a por la sentencia y tuvo la primera gran ocasión con una jugada de Cancelo que dispararía muy ajustado obligando a Donnarumma a batir por bajo, pero a la segunda lo conseguiría tras una serie de rebotes a los que Cristiano Ronaldo llegó para batir el arco rival y poner el 0-2 en el 81 de partido.

El partido tendría su episodio de bronca gracias a la expulsión de Gonzalo Higuaín que vio la tarjeta roja por unas protestas hacia Silvio Mazzoleni, árbitro del partido el cual no dudó para expulsar al argentino.

Con todo lo acontecido llegabamos al final del partido que sitúa a la Juventus como líder indiscutible de la Serie A con 6 puntos sobre el segundo.

Por su parte, el Milan corta su buena dinámica de 3 partidos de liga seguidos ganando y es quinto a 1 punto de la zona de UEFA Champions League.

Cristiano Ronaldo y Mandzukic, protagonista del partido / Foto: gettyimages
Cristiano Ronaldo y Mandzukic, protagonista del partido / Foto: gettyimages
VAVEL Logo