Argentina logra certificar su clasificación al Mundial ante Brasil
Foto: CONMEBOL

Por la jornada N°14 de las Eliminatorias, Argentina empató 0-0 ante Brasil. De todas maneras, disputará el próximo Mundial tras la derrota de Chile frente a Ecuador. Además, rescata su invicto en encuentros oficiales y cierra de gran manera el 2021.

La Albiceleste salió con un clásico 4-3-3. Scaloni contó con el regreso de Messi y Paredes a la titularidad en lugar de Dybala y Guido Rodríguez, respectivamente. En tanto, la Verdeamarela se quedó sin Neymar (por precaución no viajó a San Juan) y Casemiro (suspendido por acumulación de tarjetas amarillas) para disputar el tan esperado encuentro.

  • Partido reñido en la primera parte

El partido se jugaba en el costado de Brasil y De Paul comandaba el equipo de Scaloni con su fuerza y ganas. Lautaro incomodaba y Lo Celso se movía entre líneas. A la contra, la Verdeamarela era peligrosa y una buena jugada de Raphinha a la salida del córner casi termina en un buen ataque de Brasil.

Vinicius tenía la mejor del primer tiempo hasta el momento. El del Madrid recibió un pase filtrado tras un error de Otamendi y Romero forzado por Cunha, pero no pudo definir, se salvaba Dibu Martínez que no tenía que actuar. Cunha también intentaba sorprender al arquero del Aston Villa desde la mitad de la cancha, sin embargo, el tiro se fue un poco alto.

Argentina dominaba y Brasil esperaba, como era de esperar. Messi, por su parte, estaba activo, no obstante, no se lo notaba fino en algunos movimientos, tenía que agarrar confianza. Brasil con el paso de los minutos se sentía más cómoda y jugaba con la desesperación de la albiceleste. El 4-4-2 de Tite en defensa era complicado de pasar.

El equipo de Scaloni perdía pelotas por culpa de la presión del rival, pero también del nerviosismo. Otamendi lo levantaba a Raphinha del suelo y Vinicius se encaraba con todo jugador albiceleste que pasaba por ahí. El que sí tuvo que intervenir fue Alisson. El arquero brasilero se tiró abajo para tapar un tiro con mucho efecto de De Paul, que buscaba el ángulo inferior izquierdo. El árbitro añadía dos y el partido era todo de Argentina, que quería el gol. Alisson lo sabía y enfriaba el partido en un momento que Brasil necesitaba calma. 

  • El rendimiento no se vería modificado en el complemento

Argentina volvía a la cancha con dos cambios, pero los contratiempos llegaban rápido porque Cuti Romero se quejaba al inicio del segundo tiempo y Pezzella se ponía a calentar para un posible cambio que llegaba minutos después. Los de Scaloni, con ráfagas de querer y querer, llegaban cerca del arco de Alisson. Correa tiraba tarde y los córners eran peligrosos. Brasil esperaba, se resguardaba y Vinicius era el peligro, tirando otro caño y volviendo loco a los defensores.

El partido se convertía de palo y palo. Molina era una flecha por la derecha y Messi tenía un rebote para clavar en un ángulo, sin embargo, Alisson volvía a salvar a Brasil mientras Fabinho lo bajaba de atrás a De Paul y recibía amarilla. El duelo tenía un ritmo frenético y Argentina intentaba aprovechar esto, pero la Verdeamarela era un equipo sólido y sabía cuándo tenía que acelerar y cuándo tiene que frenar. De Paul aguantaba todo el mediocampo él solo y Argentina respiraba en los pies del jugador del Atlético de Madrid.

La Albiceleste se desinflaba y Brasil crecía con la entrada de Gabriel Jesús. No obstante, Messi tuvo una gran oportunidad sobre el final aunque su disparo salió al medio y Alisson ahogaba el grito de gol de toda San Juan. Cuatro minutos faltaban y el visitante hacía tiempo. Cunha decía que no había tiempo para más y así terminaba el encuentro.

VAVEL Logo