La Mannschaft se lleva una victoria sufrida

La selección alemana ha logrado cosechar su primera victoria en la Copa Confederaciones 2.017, después de realizar una gran primera mitad y una no tan brillante segunda.

La Mannschaft se lleva una victoria sufrida
La Mannschaft se lleva una victoria sufrida Foto: Die Mannschaft
Australia
2 3
Alemania
Australia: Ryan; Degenek; Sainsbbury; Wright; Luongo (Kruse, min. 46); Milligan; Leckie; Mooy; Rogic (Troisi, min. 71); Behich; Juric (Cahill, min. 86)
Alemania: Leno; Kimmich; Mustafi; Héctor; Draxler; Goreztka; Wagner (Werner, min. 58); Rudy; Rudiger; Brandt (Süle, min. 63); Stindl (Can, min. 77)
MARCADOR: 0-1, min. 5, Stindl; 1-1, min. 41, Rogic; 1-2, min. 44, Draxler (Pen.); 1-3, min. 47, Goretzka; 2-3, min. 57, Juric

Ambas selecciones se enfrentaban esta tarde en su primer partido de esta recién estrenada Copa Confederaciones 2.017. Ya se habían enfrentado cinco veces anteriormente. En los choques, Alemania salió vencedora en tres ocasiones, sufriendo un empate y una derrota. Se prometía un gran duelo entre la campeona de la confederación asiática y la campeona del mundo. 

Una lección de dominio

La selección de Alemania hizo una gran primera mitad en la que marcó el ritmo, la presión y dio un baño de fútbol a los australianos. Los de Postecoglou no se sintieron a gusto en ningún momento de los primeros cuarenta y cinco minutos, siendo muy flojos en defensa y predecibles en la ofensiva. Sin embargo, consiguieron marcar un gol en su primera ocasión. Alemania se marchó al descanso con dos goles.

Ya en los primeros minutos Alemania logró hacer una buena combinación que terminó con un centro a Goretzka que logró rematar, pero que detuvo Ryan. No obstante en el minuto cinco, Stindl encontró la portería australiana. Julian Brandt realizó una brillante intrusión por la banda derecha y vio de maravilla el pase atrás para encontrar a Stindl que estaba solo. Australia mostró problemas en la elaboración del juego debido a que buscaban salir jugando el esférico y la presión alta de Alemania solo provocó la rápida pérdida de la posesión.

 Foto: Die Mannschaft
Foto: Die Mannschaft

La Mannschaft no paró de tener ocasiones claras de gol, pero ninguna de ellas conseguía terminar en el fondo de las mallas. Una de las más claras fue la de Wagner, que tras el pase de Kimmich al desmarque de Goretzka,  hizo un centro directo para el remate en plancha de Wagner que la mandó fuera. Aun así, Australia no se rindió y en el cuarenta y uno, un error de Draxler en la salida del balón propició una buena elaboración de jugada y un doble disparo de Rogic, haciendo que el segundo de estos batiera a Leno. Al minuto siguiente, Luongo hacia un penalti sobre Leon Goretzka y Draxler engañaba a Ryan para hacer el segundo de Alemania.

 Foto: Die Mannschaft
Foto: Die Mannschaft

La otra cara de la moneda

Tal y como había pasado en la primera mitad, el combinado alemán logró marcar temprano el tercero, esta vez fue Goretzka quien lo hizo —que ya lo había estado buscando durante todo el encuentro—, Kimmich envió un magnífico pase para romper a la defensa y Goreztka hizo una buena finalización sobre el portero. 

El VAR entró en juego en el partido como lo hizo en los dos anteriores de la primera jornada. El colegiado Mark Geiger pitó una falta en la frontal del área de Goretzka sobre Rogic. En el lanzamiento de falta de Mooy, el balón rebotó en la barrera, pero Rogic disparó dando a su compañero de equipo —en lo que se comprobó si fue con la mano o no—, y el esférico aterrizó en Leno que cometió un error clamoroso dejando el balón para que Juric lo mandara a gol. 

 Foto: Die Mannschaft
Foto: Die Mannschaft

A pesar del baño de fútbol que comenzó dando Alemania a lo largo de toda la primera mitad y el inicio de la segunda, el conjunto de Löw comenzó a perder brillo en el juego y a bajar el nivel en la presión, ante una selección de Australia que se creció después de que saliera al terreno de juego Kruse, y que buscó hasta el final el empate. El combinado aussie llegaba con relativa facilidad y tuvo muy buenos minutos en la recta final del encuentro. 

En el minuto 74, Wegner tuvo una muy buena ocasión después de marcharse de los defensores, sin embargo, el cuero se estrelló en el palo.

Alemania consiguió llevarse una victoria muy sufrida en la segunda mitad y Australia se fue con unas sensaciones cambiadas tras la mala primera parte y la muy buena segunda.