Buonanotte y Van Nistelrooy clasifican al Málaga para octavos de Copa
Foto: Málaga CF.

Partido duro el que ha tenido hoy el Málaga, que ha logrado clasificarse para la próxima ronda de la Copa del Rey.

El encuentro comenzó con llegadas de los dos equipos, a pesar de que al inicio estuvo frío y con muy poca entrada en La Rosaleda.

Codina tuvo trabajo a balón parado, primero con una falta que puso Joaquín y cabeceó Van Nistelrooy y después, con otra que lanzó Apoño. En las dos hizo paradas de mérito el meta.

También estuvo muy activo Joaquín, que ya realizó un gran partido en Mestalla el pasado domingo. El portuense trajo el peligro por banda derecha, pero no llegaba a materializarlo en goles.

El Málaga se fue viniendo arriba con el paso de los minutos y fue haciéndose dueño de las ocasiones más claras. Van Nistelrooy lo intentó con un autopase al que finalmente no llegó. Joaquín probó el disparo desde fuera del área, rechazó el portero y le cayó a Seba, que envió el balón fuera.

Sin embargo, fue Cata Díaz el que envió el esférico al fondo de la red tras un córner. El tanto no subió al marcador porque el colegiado interpretó que había falta previa de Cata sobre Toulalan.

Apenas unos minutos después inició el Málaga una contra que dirigió Isco y que finalizó con Eliseu poniendo un centro que Ruud enganchó para perforar la portería de Codina, a quien el rebote del balón en el césped despistó y no pudo atraparlo.

Con el tanto del neerlandés, el segundo en lo que lleva de temporada, y la polémica por el tanto azulón que no subió, se cerró la primera parte.

Con los dos goles en contra –el de la ida y el de la vuelta- y el tiempo en su contra, el Getafe salió a por todo en la segunda mitad. Y pronto tuvieron su recompensa. En el 50, Valera disparó desde la banda y, en una acción poco acertada de Willy, puso el empate en el marcador. Miku pudo poner el segundo, pero no llegó a rematar bien.

El gol metió de lleno al Getafe en el partido y también forzó al Málaga a subir la guardia, por lo que ambos técnicos comenzaron a mover los banquillos. Pellegrini dio entrada a Cazorla por Isco, mientras que Luis García metió a Casquero y Güiza, por Lacen y Miku.

Locura

Corría el minuto 76 cuando Barrada recibió un balón que le dejaba prácticamente solo delante del portero. Justo antes de entrar en el área, Weligton, que era el último defensa, hizo falta y al colegiado no le quedó otra que mostrarle la roja directa.

La falta la puso medida Mané, con un chut que entró por la escuadra derecha de Willy, poniendo el 1-2 en el luminoso.

Los ánimos se fueron encendiendo y Casquero vio también la roja directa por una entrada a Toulalan.
El gol cambió los planes de Pellegrini, que pretendía dar entrada a Gámez, y fue finalmente Buonanotte el que entró. También Luis García movió ficha y metió a Rubén Pérez.

Entre tanto alboroto, el Málaga sacó una falta en la frontal del área que Buonanotte aprovechó para poner de nuevo tablas en el marcador. El argentino colocó el balón ajustado a la escuadra, imposible de parar para Codina.

Al Málaga aún le quedaban 10 minutos para aguantar el resultado, y justo cuando el árbitro estaba a punto de pitar el final, Eliseu, inexplicablemente, cogió el balón con las manos cuando estaba al lado de su área, presuntamente porque había escuchado un silbato. Era el minuto 94 y el Getafe volvía a tener una ocasión de oro para clasificarse. Afortunadamente para el Málaga, el balón acabó en posesión de los andaluces y Clos Gómez dio por finalizado el encuentro.

Con el empate y la victoria en el partido de ida, el conjunto de Pellegrini se clasifica así para octavos de final de la Copa del Rey, y queda a la espera de conocer cuál será su próximo rival.

VAVEL Logo