Cuando el Borussia Dortmund también hizo llorar al deportivismo
Foto: Marca.com

El fútbol es el deporte rey, y como rey de los deportes no entiende de coincidencias, fechas y mucho menos de justicia.

El pasado martes el Málaga CF visitaba al Borussia Dortmund para disputar la vuelta de los cuartos de final de la Champions League con 0-0 en la ida de La Rosaleda. Todo se ponía de cara para los malacitanos con el gol de Joaquín en el 25 que era equilibrado con uno de Lewandowski al filo del descanso, con este guión y los andaluces clasificados se entraba en los últimos diez minutos donde Eliseu ponía a los blanquiazules con pie y medio en las semifinales tras el 1-2. Pero a partir de ahí todo cambió, los alemanes necesitaban dos goles para remontar la eliminatoria y el destino y un fatídico descuento se cebó con el Málaga, un gol de Reus en el 91 y otro en claro fuera de juego de Santana en el 93, ponían fin de la manera más cruel a una histórica trayectoria de los de Pellegrini en Europa.

España sufría al unísono con los boquerones y los aficionados con más memoria futbolística tenían la extraña sensación que algo similar ya se había vivido con otro club español en el mismo escenario. Y razón no les faltaba.

Era 6 de diciembre de 1994 cuando el RC Deportivo de La Coruña, en aquel momento “SuperDépor”, viajaba a Dortmund para disputar la vuelta de los octavos de final de la Copa de la Uefa 1994/1995 y los de Arsenio Iglesias partían con la ventaja que la había dado un gol de Bebeto en la ida disputada en Riazor catorce días antes. Un Westfalenstadion hasta la bandera recibía a los blanquiazules con el claro propósito de remontar la eliminatoria y lo acercó un gol de Zorc poco después del descanso, tanto con el que se igualaban los octavos, necesitando de una prórroga para decidir el pase a la siguiente ronda.

Un intensísimo tiempo extra se ponía muy de cara para los herculinos después de que Alfredo anotase un gran gol que ponía el 1-1 en el marcador y obligaba a los alemanes a marcar dos goles para pasar la eliminatoria. Los cinco últimos minutos de la prórroga resultaron determinantes en contra de los intereses gallegos, un gol en el 115 de Riedle y otro en el 118 de Ricken superaban a Liaño y dejaban sin reacción al Deportivo dando el acceso a los cuartos de final a los amarillos.

Riedle y Ricken, Reus y Santana dos goles en últimos minutos, en el mismo escenario y con más de 18 años de diferencia que echaron por tierra un sueño europeo que habían puesto muy cerca Bebeto y Alfredo, Joaquín y Eliseu para el Deportivo y el Málaga.

Dépor, Villarreal o Málaga, ejemplos de equipos modestos que han escrito una página importante en la mayor competición europea. Las injusticias en unos casos o la mala fortuna en otros evitaron que lograsen vencer las eliminatorias, pero no evitaron que se ganasen el reconocimiento, aprecio y cariño del fútbol español.

VAVEL Logo