Entrevista. José Carlos Terrón: "Voy a dar todo para ayudar al River en lo que sea posible"
Terrón apuesta por la victoria el sábado en Zubieta.

José Carlos Terrón Arroyo (Santander) es un defensa central o lateral zurdo que acaba de cumplir 22 años. Formado en las categorías inferiores del Racing de Santander (2003) y FC Barcelona (infantil, cadete y juvenil, 2004- 2010), debuta en Segunda División B con la Gimnástica de Torrelavega (2010). Sin conseguir ser 'profeta' en su tierra y previo paso por el Terrasa, desembarca en el Parma (2011). A comienzos del año siguiente regresa a España, completando lo que resta de temporada de nuevo en Terrasa. Finalmente en verano de 2012 ficha por el Sestao River, club en el que milita en la actualidad.

PREGUNTA. Le da las primeras patadas al balón en el Amistad de Torrelavega, y de ahí pasa al Racing de Santander, lo máximo para un niño de su edad, supongo. ¿Qué recuerdos guarda de esa época? ¿Qué queda de ese niño con melena que compartía foto con el ahora valencianista Sergio Canales?

RESPUESTA. Guardo muchísimos recuerdos, quizás los mas felices. Cuando eres un niño disfrutas aún más del fútbol. Siempre recordaré el haber quedado campeón de Cantabria con el equipo del pueblo y así poder pasar a un Racing de Santander donde me dieron la oportunidad y el privilegio de viajar a torneos de gran prestigio y conocer a grandes compañeros y amigos. Lo que queda de esa época es exactamente la misma ilusión y ganas de conseguir sueños que se forjan cuando eres pequeño. Desde luego la melena no (risas).

P. El viaje a Brunete en 2003 para disputar el ya famoso torneo de fútbol alevín - donde quedan subcampeones - resulta un momento crucial en su vida, ya que gracias a ello el FC Barcelona se fija en usted y lo incorpora a su equipo un año después. ¿Recuerda cómo recibió la noticia?

R. Son cosas que te marcan toda la vida e imposibles de olvidar. Recuerdo que se pusieron en contacto con mi padre y cuando él me lo dijo, yo no me lo creía. Pensé que me estaba tomando el pelo. Hasta que llegó la hora de coger el avión e ir a Barcelona a visitar todo y estar con los jugadores, para mí fue un sueño.

P. ¿Decidió exclusivamente la familia a la hora de dar ese importante paso?

Mi padre tuvo una experiencia como jugador y sus padres no le dejaron en ese momento elegir. Por eso ellos me dijeron que tomara yo mi propia decisión, que el día de mañana no querían lamentarse de nada, y que si me equivocaba sería por mí mismo.

P. ¿Qué otros equipos se fijaron en usted en aquel momento?

R. Tenía que escoger entre tres equipos. En primer lugar el Valencia, cuyo expresidente, Jaime Ortí, nada más acabar la final de Brunete con el Racing en la radio me dejó un papel en blanco para que firmara por ellos. Sin embargo, yo estaba enfadado por haber perdido la final y no pensaba en otra cosa (risas). También tuve oferta del Real Madrid, cuyas instalaciones fui a ver, teniendo la oportunidad de estar en el mismo vestuario con los jugadores del primer equipo (los galácticos). Y finalmente estaba el Barcelona, que fue el club por el que decidí firmar.

P. Llega con 12 años a La Masía, donde permanecerá seis años, ascendiendo progresivamente por los diferentes equipos de las categorías inferiores hasta llegar al juvenil A. No parece que le fuera nada mal en todos esos años, llegando a ser capitán en el juvenil B o nombrado mejor defensa en el Torneo de Düsseldorf. Incluso hemos leído que el Barça desechó ofertas por usted de grandes clubes españoles e ingleses.

R. Estar en el Barça era un escaparate constante: fueras donde fueras siempre había gente viéndote. Es cierto que tuve ofertas, pero yo en los 6 años que estuve en Barcelona fui muy feliz.

"Estar en el Barça era un escaparate constante: fueras donde fueras siempre había gente viéndote"

P. Durante esa época es convocado por la selección española sub-16. ¿Recuerda partidos, torneos o compañeros “famosos” de su etapa en 'La Roja'?

R. Recuerdo muy bien todo lo vivido en las convocatorias con 'La Roja' ya que jugar en la selección es lo máximo para un futbolista. En especial, un torneo amistoso internacional en Turquía y compañeros como Oriol Romeu, Sergio Canales, Keko (Catania), Álvaro Vázquez (Getafe), Dani Pacheco (Huesca) y muchos más que aún andan en filiales o equipos de Segunda B. La verdad es que había muy buen ambiente en ese vestuario..

P. Quizás muchos no sepan que - debido a la nacionalidad de su padre - también llegó a ser convocado con la selección francesa sub-18 en agosto de 2008. ¿Nos puede aclarar lo que sucedió y si llegó a debutar con los 'bleus'?

R. En efecto, mi padre es francés, en concreto de Neully Sur Seine. Los seleccionadores franceses me vieron disputar un torneo de Alemania y decidieron convocarme para los siguientes entrenamientos, por lo que me desplacé a Clairefontaine cuatro días. Decidí ir por vivir una experiencia nueva y darme a conocer en otro país, aunque sabía que sería difícil quedarme ya que habría tenido que nacionalizarme y además aprender el idioma. Todo quedó como una bonita experiencia.

"Los seleccionadores franceses me vieron disputar un torneo de Alemania y decidieron convocarme"

P. En 2010 acaba su relación contractual con el Barça. Repasando la generación de jugadores que compartió vestuario con usted en La Masía encontramos nombres como Thiago Alcántara, Oriol Romeu, Cristian Tello, Isaac Cuenca o los también defensas Martín Montoya y Marc Bartra –actualmente jugadores de la primera plantilla del FCB –. ¿No siente un poco de envidia sana de sus excompañeros? ¿Qué parte de “culpa” en su salida la achaca a la “feroz competencia” en un equipo con tantos y tan buenos jugadores?

R. Es normal sentir algo de envidia sana cuando les ves rodeados de los mejores jugadores del mundo, pero me alegro mucho por ellos, con alguno, incluso, aún mantengo contacto. Tampoco echo la culpa a la competencia que había, pues eso nos servía para ser mejor individualmente como jugadores. Todos los que has citado éramos titulares y el único que compartía mi posición era Bartra, con el que formaba la pareja de centrales del equipo.

P. Los informes definen a Terrón como un central que va bien físicamente, en el marcaje y por alto - a pesar de sus 174 centímetros - pero que destaca en especial por su golpeo en largo del balón para sacarlo jugado desde atrás. ¿Una herencia de La Masía? ¿Qué otras huellas cree que ha dejado su paso por la cantera blaugrana en su formación como futbolista?

R. El golpeo en largo es algo que utilizaba más en el Racing, era otro estilo de juego distinto al del Barça. En La Masía lo utilizaba también, pero menos a menudo. En mi paso por la Masía aprendí a tener mas trato con el balón e, independientemente del fútbol, aprendí además valores como persona.

"En mi paso por La Masía, independientemente del fútbol, aprendí además valores como persona".

P. Sale de Barcelona para volver a su tierra, concretamente a la Gimnástica de Torrelavega, en verano del 2010. ¿Podríamos decir que de nuevo la familia pesó en su decisión de forma decisiva?

R. Como ya he dicho antes, las decisiones siempre las he tomado yo. Acabé allí porque era una buena plaza para un jugador de 19 años: me permitía jugar en una categoría como la 2ª B y, después de seis años fuera, volver a mi casa.

P. Lamentablemente la estancia en el equipo dirigido ya entonces por José Gómez es efímera. No entró en ninguna convocatoria, siendo el único jugador sin debutar en liga hasta que en enero de 2010 acuerda su baja. ¿Quizás su primer "palo" como futbolista?

R. Realmente yo fui a pedirle explicaciones y no supo dármelas. Entonces me di cuenta que no era algo deportivo sino personal. Cuando fui a acordar mi baja querían poner claúsulas de derecho de formación por si llegaba a Primera. Tampoco entendí eso si ellos no me daban la oportunidad de jugar. No lo considero un “palo” como futbolista pero sí como torrelaveguense el trato que tuvieron conmigo entrenador y directiva; a la afición y compañeros no les tengo nada que reprochar.

P. Precisamente por su anterior vinculación deportiva y familiar con el club, ¿qué nos puede comentar de la situación crítica que está viviendo la Gimnástica en estos momentos?

R. Hablo con algunos jugadores de la Gimnástica y es una situación incómoda para ellos. Me sabe mal por los jugadores, pero del resto no tengo nada más que decir. Si están así será porque no han sabido gestionarlo.

P. Vuelve al fútbol catalán, concretamente al Terrasa de Tercera División, donde recupera el ritmo de competición - usted llega a decir que el presidente y entrenador "le ayudaron a sentirse de nuevo futbolista” -. ¿Fue para tanto?

R. Acababa de venir de un equipo en el que no jugaba y allí llegué un jueves y el sábado ya era titular de central zurdo. Fue todo muy rápido, apostaron por mí y luego tuvimos recompensa del Parma, tanto ellos como yo.

P. El club egarense funciona como “puente” para iniciar poco tiempo después su aventura italiana en el Parma en enero de 2011. ¿Cómo le fue en el equipo “primavera” de ese histórico club?

R. Llegué allí como jugador cedido del Terrasa, con opción a compra, cuatro años con ficha del primer equipo. Alternaba entrenamientos: por la mañana con el primer equipo, por la tarde con el primavera, ya que estuve sin tránsfer hasta mediados de abril. En ese momento jugué con el primavera los dos últimos partidos de liga y un torneo, en cuyo primer partido me rompí dos centímetros en los isquiotibiales que me hicieron perder el resto de temporada. En Parma compartí vestuario con gente como Hernán Crespo, Amauri o Sebastian Giovinco. El trato y la experiencia que tuve allí, lo mejor de mi carrera hasta el momento,

" En Parma compartí vestuario con gente como Hernán Crespo, Amauri o Sebastian Giovinco."

P. Tras su experiencia en Italia regresa a España, y lo hace de nuevo en el Terrasa, en enero de 2012. ¿Afecta a un futbolista joven como usted este vaivén o le ayuda a madurar con más precocidad?

R. Cuando tienes doce años y ya te vas de tu tierra por cumplir un sueño lo que pasa de ahí en adelante ya es poco. Yo soy una persona que siempre he luchado por mis metas, así que lo único que me afectaría seria no intentarlo. Maduras porque en cada lugar que vas aprendes algo nuevo y te tienes que valer por ti mismo.

P. Llegamos por fin a verano de 2012 donde se anuncia en asamblea su incorporación a prueba por el Sestao River. ¿Cómo surge esta posibilidad y qué conocía del club verdinegro antes de su llegada?

R. Un representante se puso en contacto conmigo y me habló del interés del Sestao River para ir a probar. Me reuní en Laredo con gente del club para llegar a un acuerdo si la prueba era superada y salí contento de ella. Del River conocía muy poco ya que he estado más tiempo en Barcelona y su entorno que por aquí, pero sabía que era un gran escaparate porque siempre han salido grandes jugadores.

P. En palabras del entonces gerente del club, Edu Abad, se le presenta como “un jugador joven y con mucha proyección”. ¿Usted es consciente de que el River es un buen “trampolín” para la promoción de futbolistas?

R. Sí, siempre salen jugadores de aquí (Koikili, Toquero, Ibai Gómez, Vilarchao…) y eso hace que el club coja esa fama y muchos ojeadores, representantes y técnicos se acerquen a ver jugadores, esperemos que siga siendo así.

P. Según las estadísticas ha disputado hasta ahora 26 partidos -25 de inicio- pero no debuta como titular hasta la quinta jornada, precisamente ante el Racing B. ¿Le costó adaptarse a la idiosincrasia del River y al fútbol que se practica en este grupo y categoría?

R. La verdad es que no me costó mucho. Cuando te rodeas de compañeros como los que tengo en el River es más fácil adaptarse. Con respecto al grupo, sí que es algo mas físico de lo que yo estaba acostumbrado, pero más patadas que en Italia entrenando no he visto en ningún lado (risas).

"Más patadas que en Italia entrenando no he visto en ningún lado"

P. En todos estos partidos ha alternado la posición de central con la de lateral zurdo. Tópicos aparte, ¿cuál considera usted que es su posición natural o al menos en la que se siente más cómodo y puede rendir mejor?

R. Pues mi posición natural siempre ha sido la de central, pero más que nada porque llevo jugando allí toda mi vida, pero con mi estatura y mi cuerpo sé que tendré más salida como lateral. Poco a poco me voy acomodando más al lateral y, además, en estos días la polivalencia es una cualidad cada vez más valorada en un futbolista.

P. Dos veces se ha tenido que ir a la ducha antes de tiempo, lo que le convierte hasta la fecha en el jugador más sancionado del equipo. No aparenta usted el prototipo de jugador duro o que juegue al límite.

R. Puedes preguntar a mis compañeros la fama que tengo en los entrenamientos. En pocos acabaría sin tarjetas (risas). La verdad que me gusta ir fuerte al balón.

P. No hay que recordarle que en estos cuatro partidos que restan el River se juega la temporada. ¿Hemos visto la versión del mejor Terrón o se guarda lo mejor para este tramo final de liga?

R. Yo lo que veo es un Terrón que intenta aprender todo lo que puede en ambas posiciones, y que voy a dar todo para ayudar al River en lo que sea posible.

P. De estos dos factores que le voy a citar, cuál cree que será más determinanate a la hora de conseguir el objetivo final de la permanencia: ¿hacerse fuertes en casa o mantener la portería a cero?

R. Creo que no nos tenemos que basar en nada de eso, sino que splo hay que salir al cien por cien en cada partido y así llegarán los buenos resultados seguro.

P. Sin ánimo de ser indiscreto. ¿Cuál es su situación contractual con el Sestao? ¿No valora la posibilidad, al margen de lo económico, de mantener cierta estabilidad deportiva después de una vida futbolística con tantas “idas y venidas”?

R. Acabo de renovar automáticamente por partidos jugados. Reconozco que sería buena opción asentarme un poco, pero no es algo de lo que me preocupe. Llevo bien el tema de las mudanzas (risas).

P. Para finalizar, y agradeciéndole la atención mostrada con VAVEL, nos gustaría saber si ha habido algún delantero que con sus movimientos le haya incomodado más que este entrevistador con sus preguntas.

R. Cristian Tello en el torneo de Brunete: yo en el Racing y él en el Barcelona. El resultado, 7 a 0, con tres goles de Cristian, así que imagínate qué día me dio… ¡pero tú serías buen delantero! (risas)

VAVEL Logo