Valdano presenta su último libro, 'Los 11 poderes del líder'
Jorge Valdano y Santiago Segurola charlan durante la presentación. (Fotos: Héctor Sierra)

Situada en la Calle Mayor de Madrid la Librería Méndez organiza desde hace años presentaciones de libros de diversos escritores de prestigio como Antonio Muñoz Molina, Manuel Longares o Javier Marías. En estos encuentros entre escritor y lector poco a poco se va colando por una rendija el fútbol. En esta ocasión fueron Jorge Valdano, exjugador, exentrenador, exdirector deportivo y exdirector general del Real Madrid, y el periodista Santiago Segurola quienes protagonizaron una distendida conversación con aquellos que decidieron acudir al evento con motivo de la publicación del último libro del hispano-argentino Los 11 poderes del líder. El fútbol como escuela de vida.

Con algo de retraso sobre el horario prefijado de las 18.30, algo que varios asistentes agradecieron para no perderse detalle, llegó Jorge Valdano, con una imagen impoluta, como en él suele ser habitual pidiendo disculpas por el retraso y sorprendido de que Segurola hubiera sido escrupulosamente puntual. 

Jorge Valdano y Santiago Segurola comparten una visión idéntica del fútbol y casi se podría uno a atrever a decir, que de la vida. Ambos representan un modo de entender el juego, de analizar, de pensar y de expresar lo que para ellos es una de sus grandes pasiones, el fútbol. Alejados del ruido que diariamente rodea al mundo del balompié, polarizado en nuestro país por el binomio Real Madrid y Barcelona, Segurola y Valdano trasladan desde la argumentación, desde la palabra concreta, con el respeto que sienten por este deporte lo que para ellos significa. El acto, al que acudieron alrededor de 30 personas, entre las que se encontraban Javier Herráez, periodista de la Cadena SER y Luis Martín, de El País, comenzó con la introducción de Santiago Segurola, quién se identificó como "amigo de Jorge desde hace muchos años", repasando la carrera deportiva de Valdano como jugador, para más tarde ensalzar la importancia que tuvo como entrenador del C.D. Tenerife y más tarde del Real Madrid.

Para el periodista del diario Marca, el equipo blanco que dirigió Valdano "está poco valorado. Era un equipo con graves dificultades económicas, que consiguió firmar a grandes jugadores a coste cero como Laudrup, procedente del Barcelona, o a Quique Sánchez Flores, del Valencia". Segurola contextualizó aquel Real Madrid que "venía de ver como el Barcelona ganaba cuatro Ligas de forma consecutiva. El Barcelona entre 1960 y 1989 solo había conseguido dos Ligas. En esos cuatro años había ganado el doble que en casi treinta". Valdano, que entrenó al Real Madrid en la temporada 1994/1995 y la primera vuelta de la temporada siguiente, consiguió devolver al equipo a lo más alto del fútbol español. A continuación, Segurola repasó su labor como director deportivo del Real Madrid entre los años 2000 y 2004, la primera etapa de Florentino Pérez como presidente, en los que el conjunto blanco consiguió dos títulos de Liga, en 2001 y 2003 y la Copa de Europa de 2002, entre otros.

Paco Jémez, Guardiola y Del Bosque

Después de las palabras de Segurola, que Valdano agradeció y atenuó por tratarse de un amigo, fue el hispano-argentino quién tomó la palabra centrando su exposición sobre los once pilares en los que se sustenta, a su juicio, un líder: Credibilidad, esperanza, pasión, estilo, palabra, curiosidad, humildad, talento, vestuario, simplicidad y éxito, esta última como desembocadura de las precedentes. Para Valdano, que se calificó como "optimista y que cree mucho en el ser humano", hay tres entrenadores que representan un liderazgo, distinto pero a la vez eficaz, Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, Pep Guardiola, actual técnico del Bayern de Múnich y Vicente del Bosque, seleccionador de España. Del técnico rayista Valdano habló de él como "una persona con las ideas muy claras, que no cambian por el resultado de un partido. Es de agradecer que esas ideas no dependan de un resultado". Sobre Guardiola Valdano destacó la curiosidad que le ha movido "para irse del Barcelona a jugar a la liga italiana, a conocer un fútbol distinto al que juega el Barça. Y de ahí a irse a México y después a hablar con Bielsa, con Menotti... en definitiva para ampliar conocimientos". Posteriormente se refirió a Vicente del Bosque, que fue entrenador del Real Madrid siendo él director deportivo, del que afirmó que "me arrepiento de haber dicho aquello de que era de perfil bajo. No tenía una connotación negativa. Al contrario, creo que desde un perfil bajo se puede conseguir el éxito".

 "Me arrepiento de haber dicho aquello de que Del Bosque era de perfil bajo. No tenía una connotación negativa".

También valoró a Manuel Pellegrini como "un entrenador que no cambiaba su cara fuera cual fuera el resultado. Hay entrenadores que cuando ganan están de fiesta y cuando pierden tiene una cara...". Asimismo quiso lanzar un mensaje "de optimismo en una época un tanto falta de ello. La ilusión es algo muy importante" y recordando anécdotas como futbolista recuerda que " en mi época no había imágenes y crecimos con la imaginación que nos traladaban con sus relatos los narradores de fútbol de la radio argentina. Nosotros nos imaginábamos a los europeos como invencibles, enormes. Casi resultaba imposible pensar en vencerles y más en Europa. en un partido contra la selección alemana un compañero mío, quizá el más débil fisicamente le hizo un comentario a Menotti: "Los alemanes son realmente fuertes". Lo dijo tremendamente convencido y Menotti se giró a él y le dijo "¿Los alemanes son fuertes? Vos sí que sos fuerte que habéis convivido con todo tipo de bichos desde que eráis chicos, ellos no". Menotti tuvo que decir esas palabras para quitar ese miedo que mi compañero tenía en la cabeza".

A su vez, rememorando la final del Campeonato del Mundo de 1986 en México, comentó que "cuando terminó el partido y entré en el vestuario pensaba que tendría que llorar. Si en ese momento no lloraba tendría que ser una malísima persona. El caso es que entré en el vestuario y me abracé a dos de mis compañeros que sí que estaban llorando, sin embargo yo no pude, no me salía. Tres años después, mi hermano me regaló una cinta de cassette y salí a correr por el Parque del Norte, en Buenos Aires. En la cinta mi hermano me había grabado música y mensajes de algunos familiares míos. En medio de una canción mi hermano había metido el relato de mi gol en la final contra Alemania. En ese momento, dándome cuenta de aquello, rompí a llorar yo sólo. Tuve que esconderme para que nadie me viera".

"Florentino cambió con el tiempo"

Después de agradecer a los asistentes su atención Segurola abrió el turno de preguntas con dos cuestiones, la primera acerca de la fé que todavía Valdano le tiene al fútbol después de haber perdido mucho y en muchas ocasiones. La segunda hizo referencia al papel de Raúl como líder. Valdano respondió a la primera afirmando que "el fútbol me lo ha dado todo. Sin el fútbol no sería nada de lo que he llegado en la vida". De Raúl dijo que " es el último gran líder que tuvo el Real Madrid. En su última visita, con un equipo menor, la gente le reconoció todo lo que ha sido en el Real Madrid y convirtió el partido en un merecido homenaje".

Posteriormente tomaron la palabra algunos de los asistentes. A la pregunta que le trasladamos desde VAVEL.com acerca de cuáles eran los poderes de líder que veía actualmente en Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Para Valdano "Florentino llegó al Real Madrid en un momento difícil en lo económico. Con Florentino uno tiene la seguridad de que la caja está a salvo. Cuando él llegó el discurso de lo económico era más importante que el deportivo, ya que el equipo venía de ser campeón de Europa. Posteriormente cuando se solucionó el tema económico el discurso de lo deportivo tuvo que ser protagonista, sin embargo lo siguió siendo el económico. Creo que Florentino cambió con el tiempo, llevado seguramente por la exigencia y por la presión". Para finalizar el acto Valdano fue preguntado por su salida del Real Madrid, club del que salió en junio de 2011 tras varios desencuentros con el entrenador del primer equipo José Mourinho. "No me fui, me echaron. Poco más puedo decir".

VAVEL Logo