Entrevista. Fran Sánchez Bas: "La filosofía Barça va más allá del fútbol"
Fran Sánchez posa para VAVEL a su vuelta a Barcelona. (Foto: Noelia Déniz- VAVEL).

Francesc Sánchez Bas, nacido el 27 de octubre de 1977 en Barcelona, conoce como pocos el ADN Barça, ya que formó parte del fútbol base del club durante quince años. Se define como una persona discreta, de carácter tranquilo a la vez que fuerte, a la que no le gusta ser el centro de atención. El técnico catalán, que aprovecha el tiempo libre que le deja el fútbol para estar con su familia y ver crecer a su hijo Adrià, de dos añitos y tres meses, hace unos días que ha llegado a la Ciudad Condal, tras dar por finalizada su etapa como director técnico de las selecciones nacionales inferiores en Bahréin.

Pregunta: Siempre se le relaciona con el Barça, por su gran implicación en el fútbol formativo y el tiempo que formó parte del club. ¿Qué hacía Fran Sánchez antes de entrar a formar parte del FC Barcelona?

Respuesta: Jugué a fútbol hasta que me preparé para entrar a estudiar INEFC. Las pruebas físicas eran duras y tenías que estar un año preparándolas, así que el año que estudié COU dejé de jugar a fútbol para compaginar los estudios y la preparación de las pruebas físicas de acceso a INEFC. Jugué en equipos muy modestos, Veterans de Catalunya y Les Corts, con mis amigos, sin otro objetivo más que pasarlo bien.

P: ¿Cómo llegó a Can Barça?

R: El año que entré en la universidad, Albert Benaiges me propuso empezar a hacer de monitor en la FCB Escola, que ese año se ponía en marcha y de la que él sería director. Ese primer año compaginé la FCB Escola y entrené al Alevín B de la Agrupació de Penyes del FCB. El segundo año pasé a ser coordinador de la FCB Escola y ayudante de Rodolfo Borrell en el Alevín A del FC Barcelona. A partir del año siguiente ya pase a ser entrenador del club durante 15 años, antes de marchar hacia Bahréin.

P: ¿Qué diferencias encuentra entre la Masía con la que se encontró al llegar y la que dejo atrás al partir?

R: La verdad es que muchas. Sobre todo en los últimos años, el club puso muchos esfuerzos en hacer un fútbol formativo mucho más profesional, creo que el presupuesto aumentó mucho, todo era mucho más estructurado y organizado que en el principio.

Los éxitos recientes se han conseguido con gente de la casa, es un sello de identidad que todos quieren copiar

P: ¿Y en el aspecto social, en la forma en que la gente percibe al FC Barcelona desde fuera?

R: El hecho de haber ganado tanto en los últimos años ha hecho que el club esté mucho más en primera línea mediática. El Barcelona siempre ha sido un club querido, admirado, pero las victorias de la última etapa han hecho que todo el mundo vea el Barça como un ejemplo, un modelo, sobre todo porque estos éxitos se han conseguido con gente formada en la casa, no ya en cuanto a los jugadores, sino también el staff técnico. Eso es un sello de identidad que todo el mundo admira e intenta copiar.

P: ¿En qué puede mejorar la Masía?

R: Siempre hay aspectos a mejorar, porque si te conformas con lo que tienes, das el primer paso para ir hacia abajo. A nivel de juego, las cosas se están complicando, porque el estilo de juego del Barça cada vez está más estudiado por los rivales. El Barcelona se está encontrando en una situación en la que no acaba de rendir como se rendía antes, porque todo el mundo tiene esa receta anti sistema de juego del Barça. El club seguro que está buscando alternativas, maneras de poder mejorar esta forma de jugar, sin renunciar al estilo, porque está claro que la clave del Barça, independientemente de jugadores y staff técnico, es el estilo de juego, que está muy marcado y es siempre el mismo.

P: Quince años en el club son muchos años de trabajo, de aprendizaje, de esfuerzos. ¿Qué huella le ha dejado el FC Barcelona a Fran Sánchez?

R: Mucha, porque he crecido y me he formado en el Barcelona, eso hace que mis ideas sean las que me ha dado este club. He tenido el placer de trabajar con mucha gente, grandes profesionales. Cuando sales de allí te das cuenta de que es difícil poder exportar eso a otro club, porque por jugadores, por estructura, por organización es un club muy peculiar. Las ideas que tengo a nivel de fútbol son un estilo de jugar, donde gusta tener el balón, ser el protagonista del juego, que son las ideas básicas del Barça.

P: ¿Cuál es el momento más emotivo que ha vivido durante su etapa en el club?

R: Hay una temporada que yo recuerdo con especial cariño, mi tercera con el Cadete A. Venía de dos años seguidos con el mismo grupo, fue una temporada excelente, no solo porque conseguimos ganar todos los partidos que jugamos, sino porque el grupo era fantástico, jugamos a un nivel muy alto, los chicos estaban todos muy involucrados en el juego, en competir, en formarse. A nivel personal aprendí muchísimo y tengo un gran recuerdo.

P: ¿A qué jugadores tenías en ese conjunto?

R: Era la generación de Pol Calvet, Fernando Quesada, David Babunski, Jean Marie Dongou, la mayoría era del 94, y algunos del 95 como Dongou, Bagnack, Grimaldo, Jon Miquel Toral, subimos a cinco o seis. Eran jugadores excelentes pero sobre todo chicos fantásticos, eso es lo que hace que puedas disfrutar con ellos porque futbolísticamente son buenos, pero como personas son también muy grandes.

En la filosofía Barça no vale ganar a cualquier precio, sino que hemos de ser fieles a nuestro estilo

P: ¿Qué significa para usted la filosofía Barça? ¿Cómo la describiría con sus palabras?

R: La filosofía Barça va más allá de lo que es meramente el fútbol. Es primero de todo formar personas, intentar ganar pero no a cualquier precio, sino siendo fieles a nuestro estilo. En el Barça tienes que ganar pero con esa filosofía, si no, no acaba siendo una victoria, no has cumplido con los objetivos que tenías marcados.

P: Ha entrenado a futbolistas que han llegado al máximo nivel, aunque eran muy jóvenes cuando los tuvo a su cargo. ¿Puede un entrenador predecir en edades tan tempranas qué jugadores van a progresar de tal manera?

R: Cuando son jóvenes unos destacan más que otros, pero se han de tener en cuenta muchos aspectos: el aspecto físico, emocional, psicológico, que hacen que durante esos años que les quedan para ser profesionales puedan moldearse, puedan modificarse. Un chico que con 12 años no destacaba tanto como otros, a lo mejor porque físicamente era inferior a ellos o estaba un escalón por debajo, al cabo de los años al desarrollarse físicamente, puede llegar a ser profesional. Me acuerdo del caso de Jordi Alba, que tuvo que marchar del club quizá porque físicamente estaba muy por debajo del resto, entonces tuvo la suerte de ir a parar al Cornellà, donde confiaron en él, luego al Valencia y acabó siendo profesional. Es difícil predecir el futuro de cada uno cuando son tan jóvenes, pienso que a partir de los 15-16 años es cuando puedes ver al jugador que va encaminado hacia el fútbol profesional, aunque te llevas sorpresas. ¿Quién iba a decir cuando Sergio Busquets tenía 15 años que llegaría a jugar en el primer equipo del Barça? Quizá pocas personas, eso es un claro ejemplo de que hay que trabajar con todos los chicos.

P: Dejando de lado lo que pueda inculcar el club en sí, los valores, la filosofía Barça, ¿usted como persona qué intenta transmitir a sus pupilos?

R: Que se debe ser exigente con el trabajo diario y crítico con uno mismo, esa es la base para poder ser mejor cada día. Muchas veces no gusta recibir críticas pero es una forma de mejorar, de crecer. Intento enseñarles que se debe ser exigente, trabajador y compañero dentro de un grupo, creo que son pilares fundamentales para que en un deporte colectivo como es el fútbol las cosas puedan funcionar bien, hay que olvidarse de los egos personales y poner las cualidades de cada uno al servicio del grupo.

Piqué era un trasto de pequeño, divertido, pero buen compañero, siempre estaba pendiente del resto

P: En el primer equipo del Barça ahora mismo hay varios jugadores que usted ha entrenado: Jordi Alba, Cesc, Piqué, Bartra, Montoya y Tello. ¿Qué recuerdo tiene de cada uno de ellos?

R: Yo estaba en la Agrupació de Penyes del Barça cuando Jordi Alba era Benjamín y estaba jugando con los Alevines. Le recuerdo como un chico con mucha personalidad, como demuestra ahora, y aún siendo  el más chiquitito, era el que tenía el carácter más fuerte de todos. A Martín Montoya lo recuerdo un chico más tranquilo, más calmado, muy rápido y explosivo en el juego. Tello parecía que no estaba, pero luego cuando se ponía a jugar era rapidísimo en el uno contra uno, era muy bueno. Recuerdo que en el torneo de Fútbol 7 en Maspalomas, hizo un torneo espectacular. Marc Bartra cuando estuvo conmigo físicamente estaba un escalón por debajo del resto, hizo el cambio un poquito más tarde, y eso ocasionó que jugara con inferioridad de condiciones, porque jugaba contra chicos físicamente mucho más desarrollados que él, y en su posición eso le hacía sufrir, pero ya demostraba que era un jugador con personalidad, muy sólido defensivamente, con buena salida de balón. Marc era un gran chico, era la época en la que estaba su hermano Eric en el club, y eran dos chavales muy sanos, muy agradables. A Piqué le tuve cuando estuve como segundo entrenador de Rodolfo Reyes en el Alevín A, era el típico pieza, divertido, un poquito trasto, pero muy buen compañero, siempre estaba pendiente del resto. Estaba justamente con Cesc, que era tranquilo, callado, introvertido, dentro del campo jugaba de de mediocentro en aquella época, en un 3-4-3 hacía de 4, era el cerebro del equipo.

P: Hablando de Marc Bartra, que hacia final de temporada ha ido teniendo minutos y ganando protagonismo, ¿qué características de Marc le hacen ser el central que tanto necesita el Barça?

R: Primero de todo, que lleva muchos años en la casa, conoce el club, la manera de jugar, lo que es importante para evitar ese tiempo de adaptación que pueda necesitar un futbolista que venga de fuera.  En su última temporada en el Barça B estuvo excepcional, fue elegido mejor defensa de la Liga Adelante. En este final de temporada con el primer equipo ha demostrado que se puede contar con él, es joven, necesita minutos y partidos para consolidarse, pero creo que si se tiene paciencia y se va contando con él,  seguro que dentro de unos años será un jugador importante dentro de la defensa, que por otra parte es necesario porque el Barça va un poquito cojo de defensa.

P: Teniendo en cuenta las maravillas que se hablan de la cantera y los éxitos que está teniendo, un claro ejemplo de ello es la UEFA Youth League obtenida el pasado mes por el Juvenil A. ¿Qué le puede decir a la afición para incitarla a que asista a los partidos de fútbol formativo?

R: Que es una forma de conocer el trabajo que se está haciendo en el fútbol formativo. Se puede disfrutar más viendo un partido de infantiles o cadetes del Barça que cualquier otro que se pueda ver por televisión, porque intentan jugar un fútbol divertido, dinámico, ofensivo, es una buena forma de pasar un buen rato.

Etapa en Bahréin

P: ¿En qué momento decidió salir del FC Barcelona, por qué motivo y cómo surgió la opción de Bahréin?

R: Me llegó esta propuesta cuando ya llevaba quince años en el Barcelona, llevaba tres años seguidos en el Infantil A y sentía que quería hacer cosas diferentes. Como profesional yo buscaba nuevos retos, y el hecho de ser director técnico me supuso una motivación nueva, me gustó la idea y el proyecto que me ofrecieron, aunque luego desafortunadamente no acabó siendo lo que se había propuesto de principio a nivel deportivo. El motivo fue intentar dar un paso más en mi carrera, progresar y buscar nuevos retos.

El fútbol en nuestro país está muy por delante del que vemos en los países asiáticos

P: ¿En qué le ha enriquecido  esta experiencia?

R: A nivel personal, muchísimo. Te das cuenta de que en nuestro país estamos muy por delante de Asia a nivel futbolístico, no solo a nivel de entrenamiento, sino a nivel organizativo, a nivel competitivo y en todos los aspectos en general. Son países emergentes que están empezando a intentar inculcar esta cultura del fútbol.

P: ¿Cuál ha sido la mayor aportación que ha hecho usted al fútbol de allí?

R: He intentado darle un poco de coherencia, montar una estructura deportiva en la que hubiese una metodología de trabajo conjunta en todos los equipos, que todos jugasen de la misma manera o de forma parecida, inculcar una metodología de trabajo mucho más moderna para que todos los aspectos del juego estuvieran relacionados y aparecieran en los entrenamientos, hacer olvidar que la preparación física está aparte de la preparación futbolística, intentar hacerles entender que es un todo, que no son cosas distintas. Sobre todo eso, intentar darle coherencia, una línea de trabajo, y que los chicos se sintieran a gusto jugando al fútbol y entrenando. Muchas veces hablabas con ellos y te daba la sensación de que ir a entrenar no les acababa de gustar, porque durante una hora y media estaban una parte importante sin jugar al fútbol, estaban corriendo, saltando, pero no jugando al fútbol. Intentaba que los chicos disfrutaran el rato que estaban entrenando, que lo pasaran bien, y darles una forma de entrenar más moderna, en el sentido de que siempre hubiera una participación con el balón.

P: Después de Bahréin vuelve a Barcelona, ¿y ahora qué?

R: De momento de vacaciones (risas). Justo acabo de llegar hace unos días, estoy esperando a ver si sale alguna opción, algún proyecto interesante para poder seguir trabajando.

P: ¿Volvería al FC Barcelona?

R: He estado muchos años en el club, tengo muchos amigos allí, por eso no me siento demasiado cómodo hablando de estas cosas, por respeto a ellos. Yo ahora estoy fuera del club, ellos están haciendo un gran trabajo allí y debo respetarles.

Tito Vilanova era un buen compañero, discreto, siempre intentaba pasar desapercibido

P: Durante su larga etapa barcelonista, se ha encontrado con muchas personas y entre ellas al tristemente fallecido Tito Vilanova, quien sin duda ha dejado una gran huella entre todos aquellos que le conocieron. ¿Qué recuerdo le viene a la cabeza al mencionar a Tito Vilanova?

R: A Tito le conocí en dos aspectos. El Tito entrenador, cuando empezó a entrenar al Barça compartimos vestuario, era una persona muy tranquila, discreta, siempre dispuesta a hablar contigo, a discutir cosas de fútbol. Y el Tito padre, porque tuve a su hijo Adrià en un equipo. Le recuerdo como una persona súper discreta, venía bastante a ver los entrenos, pero siempre medio escondido, no quería ser visto ni que nos sintiéramos incómodos porque estaba el entrenador o ayudante del primer equipo viendo el entreno. Era una persona muy normal, siempre intentaba pasar desapercibido, cuando le preguntabas te daba su punto de vista. Fue un buen compañero, porque se mostraba como uno más aún estando en el staff del primer equipo, cuando le preguntabas te daba su opinión, siempre dispuesto a hablar de fútbol con todos nosotros. Y como padre era una persona súper discreta, no quería ser visto ni hacer sentir a nadie incomodo con su presencia. Ha sido una gran pérdida para el mundo del fútbol, y sobre todo para su familia.

Pep Guardiola

P: Al hablar de la filosofía Barça, es casi inevitable mencionar a Guardiola. Tras la debacle del Bayern Munich tanto en la ida como en la vuelta de semifinales de la Champions League frente al Real Madrid, que puso en entredicho el ‘tiki-taka’ que tantos éxitos le dio a Pep cuando fue entrenador del primer equipo del Barça, ¿qué cree usted que falló para que el Bayern tuviese ese pronunciado tropiezo ante el conjunto blanco?

R: El Bayern Munich no jugó solo, sino contra un gran equipo como es el Real Madrid, que en su estilo es de los mejores que hay actualmente. Creo que Guardiola está iniciando un proyecto en un club y una cultura totalmente distinta de la que hay aquí en Barcelona, y eso requiere un tiempo, no se puede cambiar las cosas e inculcar un estilo de juego en menos de un año. La temporada que ha hecho es buena, ha sido campeón de Liga, ha llegado a semifinales en Champions, está en la Final de la Copa de Alemania, creo que en este caso no es demerito del Bayern de Munich sino que es mérito del Real Madrid, que jugó dos partidos muy serios, a un nivel muy alto y además tuvo ese pelín de fortuna que se necesita en esos momentos para poder superar la eliminatoria, seguramente con más facilidad de la que todos, incluso ellos, se podían pensar.

Es ridículo dudar de la capacidad como entrenador de Guardiola, después de todo lo que nos ha demostrado

P: Decía Guardiola en la previa al partido de vuelta precisamente: “Yo amo tener el balón”. ¿Cómo entiende las críticas a Guardiola tras ese partido, cuestionando una forma de hacer el fútbol a la que él siempre ha sido fiel, y por la que se le conocía antes de llegar a Munich?

R: Culturalmente este estilo de fútbol no está muy arraigado en Alemania, creo que él también lo dijo. Estos momentos han sido quizá propicios para que los críticos que tiene allí pudiesen sacar las armas. Dudar de la capacidad como entrenador de Guardiola es absurdo, por todo lo que ha hecho, por todo lo que nos ha demostrado, pienso que es hasta ridículo.

P: Hablando de Pep, ¿cree que volvería a entrenar al FC Barcelona? ¿Le ve de nuevo en el banquillo del primer equipo?

R: No lo sé, pero a corto plazo es difícil. Creo que ahora está muy centrado en este nuevo reto que tiene en Alemania. Seguro que este traspiés le hará tener muchas más ganas de quedarse allí para poder demostrar que él es capaz de sacar eso adelante.

Primer equipo FCB

El futuro entrenador del Barça debería ser uno que conozca bien el club, aquí no hay periodos de adaptación

P: En cuanto al primer equipo, parece que independientemente de si se gana la Liga o no, habrá muchos cambios este verano. Ya hay rumores sobre quién podría estar en el banquillo la próxima temporada, ¿usted a quién ve como posible entrenador?

R: Sería interesante volver a una persona que conozca la idiosincrasia del club, porque no es nada fácil entrenar a un club como el FC Barcelona. No hay periodos de adaptación que valgan, tienes que llegar y desde el minuto cero debes estar rindiendo, ya no solo a nivel de resultados, sino a nivel de juego. Ya hemos visto este año con Tata Martino que a nivel de resultados sobre todo los dos primeros tercios de la temporada han sido buenos, y aún así ha recibido críticas, pues porque a lo mejor no se estaba jugando de la misma forma que años atrás. Una persona que conozca el club, que conozca la forma de jugar, es importante porque no hay tiempos de adaptación, porque hay que convencer a la gente a nivel de resultados y de juego desde el minuto cero. Estos nombres que están saliendo, Luis Enrique, Valverde, son personas más que cualificadas, que conocen la casa, yo me decantaría más por este tipo de entrenador que no Jürgen Klopp, que también se había escuchado y que siendo un grandísimo entrenador, está un poco más alejado de lo que el club o la gente del Barça quiere.

P: ¿Cómo valora la gestión de la cantera por parte de Tata Martino?

R: No lo sé, porque desde la distancia tampoco sigues el día a día del club y desconozco la relación que puede haber tenido con la cantera. Sí que es verdad que no ha contado con los del Barça B pero también es entendible, por la situación que estaba viviendo, con todas las críticas que estaba teniendo, eso le habrá llevado a contar con gente con más experiencia o más acostumbrada a la presión que supone jugar en el primer equipo del Barça.

P: El argentino apenas ha sido visto en el Mini Estadi esta temporada. ¿Cree que el entrenador del primer equipo, sea quien sea, tendría que acudir más a menudo a s de fútbol formativo dentro del club, para tener idea de quién está progresando y quizá contribuir a su desarrollo?

R: Eso siempre es un estimulo grande para los chicos de la cantera. El entrenador del primer equipo del Barça seguro que está más informado de los chicos del Barça B y Juvenil, porque son los más cercanos a llegar arriba, y aunque tal vez físicamente no ha estado allí, seguro que él tiene información de primera mano de los jugadores más destacados.

Los pupilos de Fran Sánchez
FC Barcelona FC Barcelona B Liga BBVA Resto de Europa
Jordi Alba, Gerard Piqué, Cesc Fábregas, Marc Bartra, Martin Montoya, Cristian Tello. Pol Calvet, David Babunski, Ilie Sánchez, Bagnack, Dongou, Carles Planas, Grimaldo Marc Valiente (Valladolid), Víctor Sánchez (Espanyol), Cristian Lobato (Osasuna), Rafinha (Celta), Oriol Romeu (Valencia), Rubén Rochina (R.Vallecano) Thiago Alcántara (B.Munich), G.Deulofeu (Everton), Victor Vázquez (Brujas), Fernando Quesada (Utrecht)

Foto: FC Barcelona

VAVEL Logo