Europeo Femenino Sub-19: jugaron, lucharon y a 'semis'
Foto: UEFA.

España no dudó y no falló. La Selección volvió a reflejar sobre el terreno de juego y en el marcador definitivo la superioridad que manifiesta cuando el esférico es el que toma protagonismo. La derrota inicial ante la sorprendente Irlanda, que se ha clasificado como primera de grupo contra todo pronóstico, no menguó el ánimo de un grupo que posteriormente se deshizo con holgura de Suecia e Inglaterra, otras selecciones que entraban en el combo de favoritas por alzarse con el título.

http://es.uefa.com/MultimediaFiles/Photo/competitions/Comp_Matches/02/12/64/67/2126467_w2.jpg
Foto: UEFA.

El resultado final fue incluso corto teniendo en cuenta los méritos hechos por las chicas de Jorge Vilda, que disfrutaron de multitud de ocasiones para haber reflejado en el electrónico un marcador todavía mayor. Mientras España hizo emplearse a fondo a Baggaley hasta en seis ocasiones, Inglaterra tan solo inquietó una vez los dominios de Sara Serrat. La Selección estuvo sólida, se mantuvo firme atrás y explosiva arriba y cimentó en ese equilibrio su pase a las semifinales del Europeo, en las que ya espera la anfitriona Noruega.

Inglaterra cedió el esférico

Aunque se trata de un equipo con buen gusto futbolístico y de características similares a las españolas, Inglaterra decidió basarse en contragolpes a la hora de afrontar el encuentro. Las inglesas cedieron la posesión del esférico a las internacionales de Vilda, centrando más sus acometidas en recuperaciones rápidas y raudos contragolpes. Esa era la intención colocando a Mayling, Dear y Turner en el trivote y a Walker (escorada en esta ocasión al lado derecho), Humphrey y Haines como tridente ofensivo. El milagro de la clasificación estaba complicado para las de Hills, pero debían arriesgar si querían tener esperanzas.

Foto: UEFA.

Por su parte, el seleccionador español no pudo contar con la extremo canaria Andrea Falcón, que arrastraba molestias en su aductor desde el partido contra Suecia. Los médicos decidieron no arriesgar para, si todo evoluciona favorablemente, poder contar con ella para el encuentro de semifinales. La sustituta de la canterana del FC Barcelona fue María Díaz, que debutaba como titular en este Europeo, que no con la Sub-19. El resto de las jugadoras fueron las mismas que derrotasen a las suecas días antes, con Maitane repitiendo en el mediocampo con Sonia y Alba, y Mariona escorada en banda derecha.

Aunque el inicio del duelo fue de toma de contacto, la primera en intentarlo sería Marta Turmo ya en el tercer minuto. La central se aprovecharía de un saque de esquina para dar el primer aviso. La que sí avisó fue Humphrey minutos más tarde. La extremo inglesa remató cruzado sobre la portería defendida por Sara Serrat e igualaba el tensiómetro de ambos conjuntos. Esta ocasión espolearía a las españolas, que, a partir de ahí, dominarían el duelo haciéndose con la posesión del cuero.

Directora Mariona

Pasado el ecuador del primer período, España empezaría a acosar verdaderamente la portería de Baggaley. La primera fue María Díaz con un derechazo que rozaría el larguero, aunque el verdadero espectáculo surgió de las botas de Mariona Caldentey. La balear, de nuevo caída a banda, fue un auténtico quebradero de cabeza para el conjunto inglés, incapaz de frenar sus acometidas. Pronto encontraría en Nahikari a su socia perfecta, tal y como firmaron hace un año en el Europeo Sub-17. Entre las dos mantenían en jaque a la retaguardia británica con interesantes combinaciones.

El espectáculo surgió de las botas de Mariona

Pero la aportación de Mariona no se quedaría ahí. Un disparo lejano que se perdería desviado por poco y un lanzamiento que obligaría a Baggaley a emplearse a fondo justo antes del final del primer acto, coronaban una actuación sobresaliente a la que tan solo le faltaba serlo en el electrónico. También Sonia Fraile lo intentó con un disparo pegado al palo, en lo que sería la previa del primer tanto del encuentro.

La paciencia tuvo recompensa

España siguió igual a la vuelta de vestuarios, con el mismo estilo de juego y de nuevo dominando a una Inglaterra que salvaba los muebles como podía. Así, y tras un peligroso libre directo ejecutado por Núria Mendoza (que había entrado en el descanso por Núria Garrote), llegaría el primer gol, obra de Sonia Fraile. La mediocentro del Sporting Plaza Argel culminó el buen partido español con un derechazo que no podría detener la guardameta.

Nahikari finiquitó el encuentro con un golazo

Las semifinales se tocaban con la punta de los dedos, pero la Selección, lejos de conformarse, siguió acosando la portería rival hasta el final. La defensa se mantenía firme y las atacantes seguían buscando el segundo, que parecía bastante más cerca que el empate. Sonia de nuevo o Nahikari de cabeza fueron las autoras de las siguientes oportunidades antes de que la propia delantera de la Real Sociedad finiquitase el encuentro con un golazo. Era su segundo gol del torneo.

Foto: UEFA.

Maitane tuvo el tercero al intentar culminar una jugada personal, al igual que Nahikari y Leire Baños. La central Paola Soldevila debutaría en el Europeo tras comenzar como suplente el campeonato, sustituyendo a una enorme Mariona. Con ese cambio, 17 son las jugadoras que han disputado ya algún minuto en Noruega. La única que no lo ha hecho todavía es la guardameta suplente Paula Canals.

Contra Noruega, el jueves

Final del encuentro y España respiró. El fútbol agradeció la apuesta de las chicas de Vilda y las direccionó hacia las semifinales de un Europeo en el que históricas como Alemania, Francia, Suecia e Inglaterra no se han clasificado o no han pasado la fase de grupos. Algo está cambiando. La Selección se enfrentará ahora a Noruega, anfitriona y líder del grupo A, el jueves 24 de agosto. Esa ya será otra historia. Ellas jugaron, lucharon… y se metieron en semifinales.

VAVEL Logo