Jonathan Pereira: la 'rata' celeste que enamoró en el Mijares
Foto: VAVEL-Carla Cortés.

Jonathan Pereira siempre será recordado como un gran futbolista en Villarreal. Un icono para los jóvenes por su estratosféricas cantidades de goles en categorías inferiores al primero y, sobre todo, por su lealtad.

El momento en que peor estuvo el Villarreal, 'Jhonny' no dudó el intentar emerger al submarino amarillo. Su mal momento futbolístico influyó en la decisión, pero el detalle de descender una categoría marcó en la afición amarilla. Un jugador que acabó marcando el gol del ascenso y siendo coreado por todo el estadio por su enorme labor y esfuerzo.

Inicios en categorías inferiores

Jonathan Pereira comenzó su andadura en el fútbol en el RC Celta hasta que en alevines cambió de aires rumbo a la U.D. Santa Mariña, cuatro años le sirvieron al gallego para destacar sobre el resto de sus compañeros. En plena época de reconstrucción de las categorías inferiores del Villarreal, José Manuel Llaneza se fijó en el pequeño delantero para que recalara enla entidad amarilla.

Con tan solo dieciséis años actuó con el filial del conjunto castellonense

En ese momento, Jonathan Pereira jamás se hubiera imaginado la figura que sería más adelante para todos los jóvenes que comenzarían el sueño de ser futbolista en los pequeños campos de Miralcamp. El jugador vigués lograría convertirse en el máximo goleador en las categorías inferiores del submarino amarillo. La proyección del futbolista era tan fantástica que con tan solo dieciséis años actuó con el filial del conjunto castellonense en el intento de subir a la división de bronce del fútbol español.

Jhonny Pereira durante la temporada fue llamado por la selección sub-17 en el preeeuropeo siendo partícipe en el pase al campeonato europeo de Francia durante el verano de 2004. En ese europeo, Jonathan Pereira compartió vestuario con Piqué, Cesc o Diego Capel. Tras un buen torneo cayeron en la final ante los anfitriones (2-1). Tras este campeonato, la directiva sabía que había encontrado un delantero con mucho potencial y se debía de ir poco a poco con él.

En la campaña 2004/2005 el jugador iba a destacar en la lista de goleadores. Tras el éxito de su convocatoria con la selección, el gallego empezó motivado una nueva temporada en tercera división con el Villarreal B. Tras 37 partidos el futbolista marcó la friolera cifra de 30 goles. Un gran bagaje que no descendería en la temporada siguiente cuando en 26 partidos marcó 21 goles ayudando al filial la costosa labor de ascender a la división de bronce.

Su recompensa iba a llegar un 21 de octubre de 2006 en un encuentro ante el Levante. El Villarreal caía ante el conjunto granota tras un gol de Diego Camacho nada más empezar la segunda mitad. Manuel Pellegrini pensaba desde el banquillo la forma de contrarrestar el vendaval de los visitantes. Ahí se acordó que tenía a un delantero prometedor en el banquillo. Era el momento de Jonathan Pereira. Transcurría el minuto 65 de partido, el cuarto árbitro señalaba el dorsal de Leandro Somoza y en su lugar entraba el delantero gallego. No iba a tardar mucho en recompensar a Pellegrini su confianza. Veinte segundos después de saltar al verde conseguía el gol del empate. Se convertía en el gol más rápido de un debutante y de un jugador tras salir desde el banquillo. El partido iba a terminar en empate, pero el jugador se iba a llevar un gran recuerdo de aquel partido.

Cesiones a Racing Club Ferrol y Racing de Santander

La directiva del Villarreal sabía que su progresión iba a ser cortada si mantenía al futbolista en la primera plantilla. Por ello decidió ceder a Jonathan Pereira al Racing de Ferrol en su andadura por Segunda División. El jugador iba a ser uno de los grandes protagonistas en los diablos verdes.

Jonathan Pereira en un partido con el Racing de Ferrol. Foto: B.B.B.

Jonathan Pereira fue el máximo goleador del Ferrol con once tantos

Su capacidad goleadores, su verticalidad y su desparpajo con el regate le permitieron ser el futbolista más destacado del equipo, pese a que no puedo evitar el descenso del equipo gallego. A final de temporada fue reconocido por la afición como el jugador más regular del curso. Asimismo, terminó siendo el máximo goleador de equipo de A Malata con once tantos.

Su actuación no pasó desapercibida y muchos equipos de prestigio se interesaron por una de las revelaciones de la temporada pasada. Al final, el Villarreal cedió al gallego al Racing de Santander. En el conjunto cántabro iba a realizar una serie de hitos en competiciones europeas para el recuerdo de la afición racinguista.

El delantero iba a formar una dupla letal con Nikola Žigić conocido como la "l" y el "punto". La rata iba a disputar un total de 40 partidos con la camiseta verdiblanca (31 en Liga, 5 en la Copa de la UEFA y 4 en Copa) con solo ocho goles. Eso sí, algunos de esos goles fueron importantes para la historia del Racing. El 8 de marzo de 2009 iba a lograr un nuevo récord. Iba a marcar ante el Deportivo de la Coruña el gol más precoz en la historia del equipo cántabro. Pese al gol de 'Jhonny', el Deportivo acabó ganando el partido por un contundente 5-3.

No obstante, el día más especial para la afición racinguista fue en septiembre, el 18 de ese mes el Racing debutaba en competición europea ante el FC Honka Espoo finlandés. El equipo español venció por la mínima (1-0) con gol de Jonathan Pereira que marcaba el primer gol en competición europea para el Racing.

'Jhonny' celebraba el primer gol racinguista en competición europea. Foto: UEFA.

El gran momento de forma de Jonathan Pereira le sirvió para ser llamado por López Caro para ir convocado con la selección española sub-21 en un encuentro ante Rusia en Paterna. Todavía quedaba la mejor noticia, ya que fue convocado para el europeo sub-21 en Suecia. Una Eurocopa en la que España no logró pasar de la fase de grupos -tras empatar con Alemania, perder con Inglaterra y vencer a Finlandia-. Fue un gran paso para el jugador gallego que tras estas cesiones su nivel había aumentado -pese a perder algo de gol-. La directiva del Villarreal no tardó en actuar y tras negar diversas ofertas, se quedó a la rata en el primer equipo.

Sin opciones en Villarreal, Jhonny puso rumbo a Sevilla

Pese a que la directiva siempre quiso mimar al jugador, Valverde dejo claro que no contaba con el vigués. Tras un verano movido, el Betis se hizo con los servicios del delantero. El club castellonense recibió una cifra cercana a los tres millones y medio por el traspaso.

La nueva andadura no pudo comenzar de mejor modo. En un amistoso ante el modesto Neath galés, la rata marcó siete goles siendo el quinto jugador que más goles marcó en un mismo partido tras Thompson (13), Nielsen (10), Voskamp (8) y Pelé (8).

La 'rata' en su etapa en el Real Betis. Foto: Getty Images.

Sin embargo, este registro goleador no iba a ser la tónica del jugador a lo largo de la temporada. Jonathan logró el ascenso con el Real Betis quedando en primera posición, pero los números del vigués fueron muy pobres (tres goles en dieciocho partidos). Sus estadisticas no mejoraron en el regreso del Betis a Primera División. Esa temporada el gallego jugó 31 partidos logrando cuatro goles. Un rendimiento muy pobre que no agradó en Sevilla.

Llamada de auxilio del Villarreal tras su descenso

Jonathan Pereira dejo de contar con la llegada de Pepe Mel. El gallego no tenía minutos y todo daba a entender que iba a pasar una temporada viendo al equipo apartado del césped.

Jonathan Pereira se convirtió en el héroe tras marcar el gol que certificaba el ascenso ante la U.D. Almería

Sin embargo, el descenso del Villarreal se convirtió en una gran oportunidad para el delantero, que en el mercado invernal acudió a la llamada de Fernando Roig para unirse a las filas de un submarino amarillo que no se estaba acoplando a la categoría. La iniciativa de la directiva de traer a futbolistas que conocieran a la entidad dio sus frutos, y tras una segunda vuelta casi perfecta el Villarreal logró el ansiado ascenso. Jonathan Pereira se convirtió en el héroe tras marcar el gol que certificaba el ascenso ante la U.D. Almería en la última jornada.

En su vuelta a Villarreal, Pereira encontró la verticalidad y la clase que había perdido los últimos años. Esa chispa que hacía del pequeño delantero un rival incómodo. En su vuelta, el gallego anotó cinco goles. En la temporada siguiente, el jugador contó con menos minutos de los deseados, eso sí, se vio claro el papel del delantero saliendo en casi todos los partidos desde el banquillo como revulsivo por su velocidad. En primera marcó cuatro goles en 30 partidos.

En el último mercado, Jonathan Pereira aceptó la cesión al Rayo Vallecano tras no tener los minutos deseados. Con la vuelta de Gerard Moreno y la llegada de Luciano Vietto, el gallego se quedó sin sitio en la plantilla. Junto a Javier Aquino pusieron rumbo a Vallecas para tener minutos y demostrar su valía.

Jonathan Pereira posando para la foto previa del partido.
VAVEL Logo