Entrevista. Javi Rozada: "La capacidad de influir sobre el futbolista es lo mejor"
Javi Rozada en rueda de prensa tras el partido copero ante el Cádiz. (Foto: delcadiz.es)

Es uno de los entrenadores más jóvenes de la categoría de bronce del fútbol español. Javi Rozada es un apasionado del fútbol y de competir, trabaja duro para conseguir lo que sería el mayor éxito en la historia del Lealtad, permanecer en Segunda División B. El ovetense recibe a VAVEL en su despacho donde se mezclan aspectos de su trabajo como abogado con los de entrenador. Nos da todo tipo de facilidades y nos deja esta entrevista.

Pregunta: ¿Cómo es el día a día de Javi Rozada como entrenador?

Respuesta: Me levanto a las 09:00, voy a la oficina y trabajo en unos temas de una sociedad familiar que tenemos, después desayuno y luego veo algún vídeo y trato de pensar siempre lo que será lo mejor para el equipo, para el partido del domingo y llevarlo a cabo. Las sesiones de entrenamiento tienen lugar por las tardes.

P: ¿Por qué decides hacerte entrenador?

R: Por un amigo mío, Monchu, que en paz descanse. Era coordinador del Covadonga y un día en una gasolinera me comentó la posibilidad de entrenar al Alevín B del Covadonga, le dije que no lo tenía claro porque en ese momento estaba trabajando en una empresa. Él insistió, finalmente acepté y me gustó la experiencia, al año siguiente saqué el título porque me gustó mucho y la verdad es que si soy entrenador y he llegado donde he llegado es por él.

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser entrenador?

R: Lo mejor es el día a día, el saber que de ti depende en gran parte la posibilidad de ganar el domingo. En el día a día, eres fundamental, en exigir a los jugadores, en transmitir. La capacidad de influir sobre el futbolista es lo mejor.

Lo peor sin ninguna duda, son los resultados. Cuando no acompañan, al final todo el trabajo que haces pues no se ve reflejado y la gente duda de tí, incluso los jugadores dudan y es complicado para un entrenador que al fin y al cabo de lo que vive es de los resultados.

P: ¿Cómo fueron tus primeros pasos como entrenador?

R: Los primeros pasos son los del Alevín B del Covadonga, luego voy al Alevín A con el gran Nico Serrano, logramos un impresionante ascenso a Primera Alevín con un equipo que igual era para quedar en mitad de la tabla porque el Covadonga no estaba bien de aquella, hicimos una temporada de ensueño y quedamos campeones.

Al año siguiente fui a la Selección Asturiana que también hicimos una gran campaña, luego estuve en el Cadete del Real Oviedo que me hizo crecer mucho porque la exigencia es muy grande, siempre se habla que en el Oviedo tienes que sacar futbolistas, que es verdad, pero si tú pierdes con el Astur o con el Covadonga siempre te van a pedir explicaciones de lo que pasó.

Luego ya me llegó la oportunidad del Lealtad la temporada pasada y yo creo que la aproveché muy bien.

P: ¿Tienes algún referente como entrenador?

R: Tampoco tengo un referente claro, pero lo que hizo Pep Guardiola en el Barcelona fue impresionante. Dicen que cogió un equipo con un estilo definido, ganó la gran mayoría de los títulos y perfeccionó el estilo de juego y lo llevó a casi la perfección. El hecho de tener a tanta estrella y exigirles y la capacidad de sacarle rendimiento a los jugadores me pareció impresionante. Es algo que tiene mucho mérito y lo que hizo debería tener más valoración.

También me gusta mucho Unai Emery porque me parece un entrenador que trabaja bien por cosas que puedes ver o leer, que transmite, pero tampoco soy de fijarme en otros entrenadores.

P: ¿Te gustaría entrenar fuera de España?

R: No.

P: ¿Qué se te viene a la cabeza al recordar el día del ascenso ante el Puertollano?

R: Lo de aquel día va a ser irrepetible, se te vienen a la cabeza muchas cosas porque fue un día muy especial. Tú preparas un partido y no le das la importancia a la que puedes liar si remontas esa eliminatoria y poder festejar el ascenso.

Al día siguiente cuando te levantas, es cuando realmente ves las consecuencias del éxito que se ha logrado. Aunque lo parezca, no lo tuve fácil para llegar ahí, tuve que estar un año sin entrenar por problemas con el título, el año pasado fue complicado porque era mi primera experiencia semi profesional en un vestuario adulto y eso nunca es fácil porque tienes que saber lidiar con los jugadores, cada uno es de una manera y tienes que saber manejar muy bien esas cosas.

Fue una experiencia increíble e inolvidable, yo creo que aunque gane la Copa de Europa con el Real Madrid, la número once, no lo celebraré tanto ni tendrá el mismo mérito que el ascenso con el Lealtad ante el Puertollano la pasada campaña.

P: ¿Fue tu mejor momento cómo entrenador?

R: Si, sin ninguna duda, y creo que va a ser muy muy difícil superar un momento como ese.

P: ¿ Y tu peor momento?

R: En Primera Cadete con el Real Oviedo fuímos a jugar a Mareo, nos jugábamos la liga y perdimos 2-1 en el minuto 93. Me dolió mucho porque al entrar al vestuario, estaban todos los jugadores llorando. Habíamos hecho una temporada muy buena, los chavales entrenaban y competían de maravilla, había acabado encantado, pero ver a los jugadores llorando en el vestuario me derrumbó, sobre todo por ellos.

P: ¿Cuál es el cambio más grande entre la Segunda División B y la Tercera División?

R: Hay dos muy claros. La calidad en la finalización, porque en Tercera hay gente que tiene calidad, pero nada comparable con Segunda B. En Tercera te pueden llegar cuatro o cinco veces sin meterte gol, pero en Segunda B con una ocasión y media ya te meten gol. El otro cambio es el ritmo, se juega a una cosa distinta. En Tercera el ritmo es lento, pausado, que hay muchas segundas jugadas...En Segunda B el ritmo es más alto, la gente tiene que estar con la chispa necesaria para competir.

Foto: www.lne.es

P: ¿ Qúe puntos fuertes tiene el Lealtad?

R: Creo que hay dos facetas que las manejamos muy bien. Las transciones defensa-ataque, cuando robamos el balón nos manejamos bien. Controlamos las distancias del campo y también sabemos llegar muy bien a portería contraria con mucha gente, todos los goles que metemos llegan por este tipo de acciones. Otro punto fuerte, es que por dentro estamos siendo muy competitivos ahora, por dentro es difícil generarnos acciones de peligro. Nos queda ese hándicap de que en defensa no estamos siendo lo que esperamos.

P: El sábado llegó una victoria que se resisitía a pesar de merecerlo ¿Fue un respiro de alivio?

R: Claro, fue muy necesaria, cuando estás abajo los partidos se te hacen muy largos. El otro día miraba el reloj y el tiempo no pasaba, era imposible, los partidos se te hacen larguísimos. Cuando estás abajo tienes tantas ganas de ganar que eso bloquea a los jugadores, nos pasó el día del Somozas, había tantas ganas de ganar y tantas ganas de festejar un triunfo que el partido se nos hizo larguísimo. Por eso fue importante la victoria del sábado, la gente cogió confianza y nos va a servir para tener buenas sensaciones para afrontar y prepara el siguiente partido, además de ser tres puntos que nos vienen genial.

P: El próximo partido es contra otro rival asturiano, el Avilés. ¿Cómo lo afrontas?

R: Como todos, un rival asturiano, nos conocemos bien, un equipo muy duro que el año pasado hizo playoff, con un entrenador que conoce muy bien la categoría y que hace competir bien a sus equipos. Nosotros a preparar bien la semana, activar a los jugadores, transmitir mensajes positivos para poder sumar el domingo porque pienso que si ganamos en Avilés, para nosotros va a serun golpe de efecto grande.

P: ¿Objetivo salvación?

R: Si claro, sin ninguna duda. Si fuésemos líderes con 25 puntos te diría que no, pero ahora hay que ser realistas, nuestro objetivo estando penúltimos con 9 puntos es la salvación.

P: Hace unas semanas el Lealtad visitó el Carlos Tartiere, ¿qué se siente al enfrentarse a un equipo al que dirigiste en categorías inferiores y además eres socio y accionista?

R: Yo soy un profesional de esto, cuando estás entrenando, en este caso al Lealtad, pese a que tu seas de Oviedo y del Real Oviedo y quieras que el Oviedo suba ya a Segunda, porque yo espero hacer toda mi vida aquí en Oviedo, lo que quiero es que el equipo de mi ciudad vuelva al fútbol profesional porque es beneficioso para todos. El Madrid y el Barcelona están muy bien porque puedes ver la Champions pero eso no te da ningún placer, el Oviedo sí te da ese placer porque es el equipo de tu ciudad, es el equipo que te representa y le coges un cariño especial y es muy bonito poder ir al Tartiere los domingos y verlo en Primera División.Volviendo al tema, al final es un partido más como el del Murcia o el de Coruxo, no te centras si es el Real Oviedo, son tres puntos más y pese a que luego quieres que el Real Oviedo gane los 36 partidos restantes, tú te limitas a ser profesional e intentar ganar.

P: En la rueda posterior a ese partido, Sergio Egea comentó que el Lealtad merecía estar entre los cuatro o cinco primeros. ¿Por qué no es así?

R: Somos un equipo competitivo, que trabaja bien pero que nos faltó experiencia en muchos partidos. Fuimos un equipo que no supó cerrar partidos, que se confundió en muchas tomas de decisión. Tengo jugadores muy buenos de Tercera y que se está viendo que son muy válidos para Segunda B, lo que pasa es que esos jugadores, como no conocen la categoría no saben dosificar.

Te pongo el ejemplo de Yosu, está aguantando 60 minutos a un nivel de Segunda B a la altura de un equipo de playoff, nos está marcando diferencias, pero no aguanta más tiempo porque a lo largo del partido hace muchos esfuerzos que tiene que aprender a dosificar. Son cosas que hay que ir corrigiendo, para que agunate los 90 minutos a ese nivel y que estoy seguro que el año que viene jugará en un equipo muy bueno de Segunda B.

P: ¿Qué importancia le das en el mundo del fútbol a la psicología?

R: La verdad es que no le doy mucho, soy muy hiperactivo, muy nervioso, me gusta transmitir a base de la intensidad, del sacrificio o del esfuerzo, también es verdad que me parece un aspecto interesante pero no le doy mucha importancia porque no tengo un psicólogo para poder trabajar con él. Estoy convencido que nos hubiese venido muy bien trabajar con uno, especialmente en estos partidos, para que nos ayudar y nos transmitiese mensajes positivos. Al final el equipo es el fiel reflejo del entrenador, y ver que hay una persona ahí que les pueda ayudar a ellos y llegar más en la intimidad del futbolista y meterse más en su interior, es importante, eso el entrenador no lo puede hacer y por eso me parece interesante, pero como dije nosotros no tenemos dinero para disponer de uno.

P: Se acerca el mercado invernal. ¿Hay algún fichaje previsto?

R: Dos fichajes mínimo, pero también estamos abiertos a cualquier opción que nos surja.

P: Si el Lealtad no tuviese límite de presupuesto, ¿qué jugadores de Segunda B ficharías?

R: Buena pregunta (piensa un buen rato). Ficharía a Linares del Real Oviedo, a Pablo Rey del Racing de Ferrol y a David Prieto, central del Murcia. Si tuviese que quedarme con uno, sería con Linares por su capacidad para hacer gol.

P: En una entrevista que realizamos a Pedro Menéndez, presidente del club, demandaba más apoyos de la gente de Villaviciosa. ¿Qué opinas en este aspecto?

R: Ahí no me meto, cada uno hace lo que considera que debe de hacer, lo que me parece sorprendente es que el Lealtad, un equipo que subió la pasada temporada con poquísimos recursos y con poca masa social, no tenga más seguimiento. Para la gente de Villavicosa debería ser un lujo poder disfrutar de la categoría, porque al final es una fiesta para ellos, cada dos domingos recibir al Burgos, a la Cultural, el Real Oviedo, Racing de Ferrol, Murcia. Es un premio para la afición, es cierto que nunca hubo una cultura muy buena con el Lealtad y que no tenemos el apoyo que nos esperábamos pero debemos trabajar en el campo e intentar sacar los partidos adelante. En el partido de liguilla hubo 2000 personas, y siempre lo digo, sin ellas los jugadores no hubiesen sacado ese plus, esa fuerza necesaria para afrontar la eliminatoria. Siempre me lo dice Castaño, "no podía más, pero veía la grada llena y tenía que tirar un poco más", por ello siempre estaré agradecido y lo que tenemos que hacer es intentar sacar partidos para ver si la gente se anima.

P: ¿Cómo es su relación con el presidente?

R: Muy buena. Yo fui en un momento muy malo del Lealtad, el también lo cogió en un momento muy malo y al final conseguimos este éxito. Allá donde estemos, para mi, Pedro, siempre será un amigo.

P: ¿Y con la plantilla?

R: Buena, yo soy el entrenador y ellos los jugadores, tengo amigos también en esa plantilla, porque una cosa no quita la otra, lo que no quita que les pida el máximo entrenando. Es distinta la relación que tengo con el presidente a la que tengo con los jugadores.

P: ¿Qué significa para ti el fútbol?

R: Me considero una persona muy competitiva, para mí el fútbol es mi forma de vida, soy una persona a la que le gusta mucho ganar y en fútbol al final o sales ganador o derrotado. Para mí el fútbol es una pasión por eso, además ahora tengo la oportunidad de entrenar a un grupo de jugadores fenomenal, en una categoría extraordinaria. El fútbol es una forma de vida que me enriquece en muchos aspectos.

P: ¿Cuál es tu primer recuerdo sobre fútbol?

R: El Mundial de Italia 90, tenía 8 años.

P:¿Jugador favorito de siempre?

R: Raúl González Blanco, porque cuando empecé a ver fútbol de verdad y a seguirlo lo que demostraba Raúl no me lo demostró nadie, ni que me lo demuestre. Para mí, Raúl lo hacía todo bien, veías que sus condiciones no eran las mejores pero siempre estaba en el sitio, ganaba los duelos de cabeza, trabaja, aprieta a los centrales, sabe temporizar... Tú lo veías jugar en el Real Madrid, con todo la presión conlleva, porque no es lo mismo jugar en el Madrid que en el Betis, el Madrid tiene una exigencia que se traduce en jugar bien, meter goles y trabajar. Todo eso se lo ví a Raúl y por ello me parece un jugador tremendo.

P: ¿Cómo te gusta desconectar del fútbol, o estás todo el rato con ello en la cabeza?

R: Sobre todo con los amigos, también me gustan otros deportes. Me gusta ver la Euroliga de baloncesto, los torneos de tenis importantes, sigo la Copa de Europa de balonmano, me gusta el deporte en general. Pero sobre todo con los amigos.

P:¿ Una promesa en caso de lograr la salvación?

R: Me voy con el presidente a Las Vegas o a Nueva York, y si podemos juntar ambas mejor. También se vendrían Emi y Gago, que son dos personas que siempre nos ayudan y trabajan mucho por el club.

VAVEL Logo