Deportivo Alavés-Real Valladolid: historial de enfrentamientos
Barreiro pelea un balón con Valiente en el duelo de la primera vuelta (Fotografía: LFP)

El Deportivo Alavés y el Real Valladolid se vuelven a ver las caras en los compases finales de la Liga Adelante 2014-2015. Ambos equipos se conocen a la perfección, ya que se han enfrentado en 39 ocasiones, con 12 victorias para el Alavés, 21 para el Valladolid y 6 empates.

Este sábado se enfrentan en Mendizorroza. Allí se han enfrentado en 19 ocasiones, y aquí sí que ha sido superior el Alavés, con 10 victorias, por 6 derrotas y 3 empates. De estos partidos, 7 han sido en primera, 11 en segunda y 1 en Copa del Rey.

Duelos en los 50 y 60

En estas dos décadas se vieron las caras en multitud de ocasiones, concretamente en diez, cuatro en Primera y seis en Segunda. La primera de ellas se produjo en la Primera División, en la 1954-1955. El resultado de ese partido fue contundente, 1-4 para el Valladolid, con tantos de Lasúen, Lasala y Ducasse, por partida doble, y de Wilson en el Alavés. El bagaje del resto de partidos de la década fue favorable para los pucelanos, ya que ganaron por cuatro de los seis duelos, alguno con resultados abultados como 3-0 en la 1955-1956. El Alavés ganó los otros dos, por 3-0 y 3-1.

En los cuatro duelos de la década de los 60 el Valladolid volvió a mostrar su superioridad, dejando escapar sólo un empate. Se mostró especialmente contundente en el ya desaparecido Viejo José Zorrilla, ya que ganó por 5-0 y 4-0, en las temporadas 1961-1962 y 1968-1969. Morollón, con cuatro goles en el primero y Docal, con tres en el segundo, fueron los principales protagonistas.

El Valladolid fue muy superior en la primera vuelta (Fotografía: LFP)

Rivales habituales

En la década de los 70 se llegaron a ver las caras en 12 ocasiones, continuamente desde la 1974-1975 y 1979-1980. Como dato curioso, no se produjo ningún empate en esos encuentros. Lo que sí se repitió es la superioridad del Valladolid, aunque el bagaje se equilibró relativamente. Las cuatro victorias babazorras se produjeron todas en Mendizorrotza. Las victorias del Alavés fueron especialmente contundentes al final, con 3-1 y 3-0.

Sin embargo, la superioridad fue otra vez del Valladolid, que ganó todos sus partidos en casa, algunos con resultados tan abultados como un 4-1 en la 1976-1977, con goles de Toño, Avelino, Palacios y Díez para los castellanos, y de Arambarri para los vascos. En la 1979-1980 volvieron a ganar a los vitorianos, además en Mendizorrotza, y en este caso por 0-5, en un duelo en el que Rusky marcó un hat-trick.

Entrada en el nuevo siglo

Si en la década de los 70 sus enfrentamientos fueron habituales, en los 80 no se vieron las caras ni una sola vez, y en la década de los 90 en cuatro ocasiones, en la 1998-1999 y la 1999-2000. El Alavés ganó dos de los cuatro duelos, los dos disputados en Mendizorrotza. El primero por 4-2, con goles de Vucko, Iván Alonso y Eggen. El segundo por 1-0, con el único tanto de Julio Salinas.

Ya con el nuevo siglo la contienda se equilibró bastante, ya que de los siguiente once duelos ambos ganaron cuatro. Además, esos cuatro partidos los ganaron seguidos. El Alavés venció en uno de la 2000-2001, los dos del siguiente curso y el primero de la 2002-2003, coincidiendo con los mejores años de la historia del equipo babazorro. Rubén Navarro fue uno de los jugadores claves en esos partidos, ya que marcó tres tantos.

Los tres siguientes acabaron en tablas, mientras que en los cuatro siguientes el Valladolid volvió a salir victorioso, todos en Segunda División. En la 2004-2005 los pucelanos vencieron tanto en Vitoria como en Valladolid. Contundente fue el resultado en Mendizorrotza, ya que el Valladolid venció por 2-4, con un hat-trick de Aritz Aduriz, ahora de dulce en el Athletic Club.

Último enfrentamiento

El último partido tuvo lugar el 11 de enero de 2015, en el Nuevo Estadio José Pucela. El Alavés llegaba al partido tras haber pedido en casa con el Mirandés, y a sólo cuatro puntos del descenso, que curiosamente ocupaba el Llagostera. El Valladolid, en cambio, iba tercero en la tabla, a sólo dos puntos del ascenso directo.

Ese partido acabó con victoria por 2-0 de los pucelanos, en uno de los peores partidos a domicilio del Alavés de la temporada. Los tantos fueron obra de Álvaro Rubio y de Mojica. Este sábado se vuelven a ver las caras por cuadragésima vez en su historia, donde ninguno de los equipos se jugará demasiado en la tabla, ya que el Alavés ya no puede aspirar al playoff, y el Valladolid ya está clasificado.

El Alavés perdió todas sus opciones de promoción el pasado fin de semana (Fotografía: LFP)
VAVEL Logo