CD Numancia 2014/2015: en tierra de nadie
Irregular temporada 2014/2015 para el Numancia

La presencia de un gran número de conjuntos históricos en la división de plata del fútbol español presagiaba una competición muy igualada. Equipos como Real Betis, Real Valladolid, Real Zaragoza o UD Las Palmas actuarían como principales candidatos al ascenso, además de la presencia de otros conjuntos de gran trayectoria como Sporting de Gijón, Mallorca, Osasuna o Racing de Santander. No comenzó bien la temporada 2014/2015 para los sorianos. El calendario obligó a enfrentarse a los pupilos de Anquela a Sporting de Gijón y Real Betis en las dos primeras jornadas de liga, que se saldaron con sendas derrotas.

Un arranque de temporada complicado

Posteriormente, la victoria en Sabadell permitió a los numantinos sumar sus tres primeros puntos pero la derrota en Los Pajaritos ante la Ponferradina supuso la caída a los puestos de descenso de nuevo. Un balance posterior de una victoria, dos empates y tres derrotas (Mirandés, Valladolid y Las Palmas) forzaron la situación y el conjunto de Soria cayó a la penúltima posición. Fue un momento delicado el vivido hasta entonces con un pobre balance goleador y muchos problemas en defensa.

Una de las claves de los malos resultados residía en la ausencia de Julio Álvarez. El internacional venezolano permaneció un período de tiempo muy amplio de baja (cuatro meses)  a causa de sus problemas en el tobillo. El jugador numantino fue nombrado mejor jugador de la Liga Adelante 2013/2014 y su presencia en los esquemas ofensivos de Anquela desde la mediapunta ha sido vital. El técnico jienense trató de contrarrestar su baja con numerosas variantes, como la presencia de Gerrit Stoeten en el sitio de Julio Álvarez o incluso probar con dos delanteros como Sergi Enrich y Braian Rodríguez en el once inicial.

Comienza la buena racha

Con la vuelta de Julio Álvarez, el Numancia se recompuso y alcanzó el mejor momento de la temporada, consiguiendo una espectacular racha de 11 encuentros sin perder que permitieron a los rojillos ascender hasta la 10ª posición y mantenerse cerca de los puestos de promoción de ascenso. Las tres victorias consecutivas frente a Zaragoza, Alavés y Llagostera entre las jornadas 14 y 16 permitieron acercarse a los sorianos a la zona noble de la tabla y mantener uno de los mejores momentos de la temporada.

Posteriormente, el club rojillo mantuvo una racha de empates que se alargó hasta los cinco encuentros, dentro de los cuales se incluye el histórico encuentro en el que Numancia y Lugo anotaron seis goles cada uno. El conformismo del equipo, más acusado en los partidos a domicilio, permitió al Numancia adquirir más solidez defensiva ya que la escuadra rojilla destinaba más recursos a esta faceta y al control de juego. Sin embargo, la falta de ambición en esta fase de empates impidió sumar los puntos de tres en tres.

Otro hecho que ha marcado el devenir de la temporada, sobre todo en la fase final fue la marcha de cuatro jugadores en el mercado de invierno: Ito, Álex Arias, Palanca, Braian Rodríguez. Los dos primeros apenas contaban con oportunidades y fueron cedidos a su club de procedencia, el Avilés. Palanca rescindió su contrato tras perder protagonismo con el paso de las jornadas y probó una nueva experiencia en el fútbol australiano. En el caso del delantero cedido por el Real Betis, fue fichado por el Gremio brasileño. Además, el delantero Carlos Aranda abandonó el Numancia por motivos personales en febrero. En el caso de los dos delanteros, ambos contaban con números discretos a causa de la gran temporada realizada por Sergi Enrich, delantero titular. El Numancia recibió la cesión del lateral-extremo Cicinho, cedido por el Sevilla, para contrarrestar las bajas.

Buena trayectoria en el inicio de la segunda vuelta

El Numancia comenzó la segunda parte de la temporada con una contundente derrota en Gijón frente al Sporting, lo que supuso el fin de la racha de 11 encuentros sin perder. Posteriormente, el conjunto numantino se rehizo y fue capaz de mejorar sus prestaciones. El Numancia se mantuvo invicto durante cuatro encuentros, sumando un meritorio empate ante el Real Betis, dos victorias (ante Sabadell y Ponferradina) y otra igualada contra el Albacete. Sin embargo, cayó derrotado ante el Girona de Pablo Machín en Montilivi en un partido de triste recuerdo para los sorianos. Pese a realizar un gran partido, el Numancia finalizó el choque con dos penaltis y dos expulsados en su contra, además de Anquela.

Irregularidad rojilla hasta el final de temporada

La escuadra rojilla sumó la jornada posterior un valioso triunfo frente al Mirandés en Los Pajaritos, lo que le permitió seguir luchando por los puestos de promoción de ascenso, ocupando la 8ª posición. Aunque la posterior derrota contra el Real Valladolid en el derbi castellano (4-0) supuso un jarro de agua fría para los sorianos. A partir de entonces, el club de Soria mantuvo una trayectoria irregular, alternando  buenos encuentros (victoria frente a Las Palmas en la jornada 30) con partidos en los que los rojillos dejaron escapar puntos ante rivales que ocupaban puestos inferiores en la clasificación (derrota ante el Recreativo de Huelva en casa en la jornada 32 por 1-2).

Mal final de temporada

Cuando parecía que el Numancia no se jugaría nada en la recta final de la campaña, el conjunto rojillo mantuvo buenos resultados entre las jornadas 32 y 36 gracias a dos victorias (contra Barcelona B y Alavés) y un empate frante al Llagostera, pese a la derrota en el derbi del Moncayo ante el Real Zaragoza (1-0). En esos momentos, el conjunto soriano ocupaba la 9ª posición con opciones de luchar hasta el final. Sin embargo, el bajón en el rendimiento del Numancia en las cinco últimas jornadas fue notable, ya que no ganó en ninguno de los cinco últimos encuentros, sumando tres empates y dos derrotas en Los Pajaritos frente a Real Mallorca y Real Racing Club de Santander. Ambos equipos, con mayores urgencias clasificatorias, mostraron más intensidad y ambición que los numantinos.

En resumen, una temporada con altibajos en la que el Numancia ha conseguido mantener la categoría sin apuros pero en la que no ha podido luchar y entrar de lleno en la pelea por los puestos de promoción. Como punto positivo, la espectacular temporada de Sergi Enrich y Julio Álvarez. El delantero balear ha sumado 18 tantos y se ha revalorizado por lo que es posible que juegue en la Liga BBVA. El mediapunta venezolano ha sido elegido en el once ideal de la Liga Adelante a causa de sus 12 goles y 12 asistencias que le confirman como uno de los mejores jugadores de la categoría. También mención especial para el rol que han desempeñado los canteranos del filial numantino en el primer equipo, sobre todo tras la marcha de un puñado de jugadores en el emrcado invernal. El central Dani Calvo ha participado asiduamente en las alineaciones de Anquela en la segunda vuelta, y en varias ocasiones como titular. Luis Valcarce, después de su grave lesión de rodilla, volvió a tener minutos con el primer equipo, así como su hermano Pablo que también ha participado en el final de temporada. Por último, el delantero internacional dominicano del filial, Edipo, ha rendido a buen nivel en el primer equipo. El canterano ha entrado en las convocatorias y jugado con asiduidad, asumiendo el rol de revulsivo en la parte final de los encuentros. La cantera numantina goza de una excelente salud, demostrando que se encuentra preparada para surtir jugadores al primer equipo.

VAVEL Logo