Soporífero encuentro entre moribundos en San Mamés
Soporífero encuentro de moribundos en San Mamés (Foto: LFP).

San Mamés acogía un duelo de Segunda en la fría y húmeda tarde de este sábado de noviembre. El Bilbao Athletic se enfrentaba a la UD Almería en la jornada 14 de liga. El choque de rojiblancos poco expectación había despertado, y es que se enfrentaban dos equipos hundidos en la categoría de plata del fútbol español. Se medían último contra penúltimo.

Ambos conjuntos podrían haber utilizado el partido con la pretensión de ganar para intentar salir del pozo, sin embargo la actitud no fue la adecuada. Los protagonistas saltaron al terreno de juego con una sorprendente relajación indigna de lo mucho que se están jugando, más concretamente en los almerienses. Los de Joan Carrillo, con un once bastante novedoso, apenas inquietaron la puerta de Remiro, portero local.

El Bilbao Athletic se mostró algo más competitivo que su rival en los primeros 45 minutos. Fue más vertical y eso le permitió llegar en varias ocasiones al área de Casto. Tuvo especial peligro por su banda derecha, por la cual consiguió centrar balons al área almeriense con cierto peligro. Otras de las bazas de los bilbaínos fueron las jugadas a balón parado. Con ellas, Santamaría, con ayuda de la frágil zaga almeriense, consiguió buscar puerta con remates de cabeza que se marcharon fuera por poco.

Al descanso se llegó tras un juego muy pobre y escaso en ocasiones de gol. Por la parte del Almería ni tan siquiera hubo remate a puerta entre los tres palos.

Insuficiente mejoría tras el descanso

Tras el paso por vestuarios, el juego que habían ofrecido los almerienses mejoró en cierta medida. Los visitantes mostraron una mejor versión y eso permitió que el juego fuese más fluido. Atrás los de Joan Carrillo estuvieron más contundentes y desde la línea defensiva consiguieron elaborar jugadas más jerarquizadas.

El partido presentó un fútbol más directo que se tradujo en más vistoso para el espectador. En cualquier caso eso no se transformó en un aumento de jugadas claras de gol. A ambos conjuntos les faltó acertar con ese último pase para poder abrir el marcador.

Foto: LFP.

La jugada más peligrosa del Bilbao Athletic llegó a los cinco minutos de la segunda parte, en la cual un buen centro desde la izquierda de Iriondo fue despejado por Michel Zabaco para evitar el remate de un contrario.

Para ver una clara ocasión de peligro por parte del Almería hubo que esperar algo más. Pasada la hora de partido, Fran Vélez probó fortuna desde el borde del semicírculo del área, aunque fue en el minuto 78 cuando tuvo el gol el equipo visitante. Lo evitó Remiro con una gran intervención a mano cambiada. El remate fue de Morcillo con la cabeza, que había entrado con todo tras un balón colgado al área.

El marcador terminó como empezó

El tramo final del encuentro transcurrió como la primera parte. El juego decayó de nuevo de forma significativa y no hubo más ocasiones a señalar. El choque finalizó con un filial del Athletic en área contraria que, a base de centros al área, metió el miedo a los de Joan Carrillo. En uno de ellos, Villalibre, que había salido minutos antes, consiguió cabecear un balón que salió despedido directamente a las manos de Casto.

Ningún equipo consiguió imponerse al otro y todo quedó en un pobre resultado de 0-0 que de poco sirve a un y otro conjunto. Bilbao Athletic y Almería continuarán una semana más en puestos de descenso a Segunda B. Las sensaciones no son buenas y necesitan mucho mejorar, especialmente los almerienses, para darle la vuelta a la sensible situación que atraviesan. Los sureños acumulan hasta once jornadas sin ganar de forma consecutiva, siendo los cuatro últimos resultados empates.

Foto: LFP.
VAVEL Logo