'Bon voyage'
Foto: Juan Ignacio Lechuga - VAVEL

Cuando tu estadio es uno de los más temidos y en los que mejor ambiente se vive en Europa puede parecer lógico que cuando tengas que jugar de visitante los partidos se te atasquen algo más. Al Atlético de Madrid esto no le está sucediendo, y de momento en lo que llevamos de Liga las estadísticas entre partidos en el Vicente Calderón y lejos de él son muy parejas: 7 victorias, 1 empate y 1 derrota como local y 7 victorias, 1 empate y 2 derrotas lejos del Manzanares. En el Vicente Calderón los rojiblancos han anotado 12 goles y han encajado solo 5, pero es que fuera -y ojo al dato- han marcado 15 goles y solo han encajado 3. Es decir, el Atlético 15/16, de momento, anota más y encaja menos fuera de casa. 

Puede entenderse que esto sucede porque los de Diego Pablo Simeone todavía no han visitado el Camp Nou, el Bernabéu, Mestalla o San Mamés, pero lo cierto es que hasta el momento el Atlético ha demostrado que puede ganar a cualquiera en cualquier estadio. Además que este año los colchoneros dispongan de un gran número de recursos facilita las cosas: en la primera vuelta hemos hemos visto al Atlético dominando y con presión alta en el Sanchez Pizjuán en la primera parte y esperando al Sevilla para salir a la contra en la segunda. Lo mismo sucedió ante el Depor en Riazor -aunque con peor resultado- o sin ir más lejos la jornada pasada en Balaídos, y además con una versión muy mejorada de la de Sevilla o A Coruña.

No debe olvidarse tampoco que como visitante ya han ganado en estadios en los que sus rivales no: ha sido el único grande que ha ganado en el Pizjuán y además ganó en Balaídos, donde el Barcelona perdió. Además ha jugado en estadios complicados en los que Madrid y Barça no lo han hecho: Riazor, Ipurúa o El Madrigal en la que el Madrid pinchó -al igual que el Atlético- y el Fútbol Club Barcelona no ha visitado. 

En casa la versión que estamos viendo del Atleti es más común en todos los partidos: con mucha más posesión y atacando con más gente en la mayoría de los tramos del partido. Como los rivales saben esto se cierran más y a los rojiblancos les cuesta más anotar.  A pesar de esto y al contar con el mejor banquillo desde que Simeone llegó al Calderón estamos viendo a un equipo que llega mucho mejor que sus rivales a los tramos anteriores, y ahí es cuando llegan los goles.

Con el reconocimiento de ser campeón de invierno y la sensación de que aún puede mejorar mucho el Atleti llega al tramo clave de la temporada. En las próximas jornadas visitará esos complicados estadios que se han mencionado con anterioridad. Si el juego de Balaídos tiene continuidad podrá ganar o podrá perder, pero está claro que sus rivales deberán sudar mucho para sacar resultados positivos, jueguen en casa o fuera, en San Mamés, el Bernabéu o el Camp Nou. 
 

VAVEL Logo