Dos partidos ante la UD Las Palmas, dos empates
Rubén Vezo intentando cortar un balón. Fuente: udlaspalmas.es

Pese a ser un recién ascendido a la Primera División, la UD Las Palmas jugó de tú a tú ante un Valencia que se vio sorprendido por el ímpetu de los jugadores canarios y de la idea de juego de Quique Setién.

Los valencianistas y los canarios se enfrentaron por primera vez esta temporada en la jornada 12 de la Liga BBVA, y el encuentro acabó en empate a uno en el marcador.

Venía el Valencia de golear en Vigo - un resultado engañoso - y los de Nuno - aún ocupando el banquillo de los che - pensaron que el partido en Mestalla iba a resultar un mero trámite.

De hecho, los locales se adelantaron en el marcador con un gol tempranero de Paco Alcácer, en el minuto ocho de partido tras una jugada de André Gomes. El de Torrent y el luso fue lo único positivo en el encuentro pues después del gol, el juego valencianista desapareció y la UD Las Palmas creció y creció. 

La afición se mostraba nerviosa, pues en vez de buscar la sentencia del partido y poner tierra de por medio con un segundo gol que certificara la victoria, el Valencia se limitaba a aguantar a los canarios, que con un gran ímpetu y tras varias ocasiones, pudieron batir a Jaume con un gol de Jonathan Viera, un exvalencianista.

El guardameta de Almenara aún salvó a su equipo, pues detuvo en una ocasión doble lo que hubiera sido el gol de la victoria de los insulares. El público se marchó enfadado a casa, y la UD Las Palmas volvió a la isla con un buen botín, escaso para ellos, que merecieron llevarse los tres puntos.

Partido de Copa del Rey

El partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey finalizó con el mismo marcador, empate a uno. En esta ocasión, los grancanarios se adelantaron en el marcador mediante un gol en propia meta de Zahibo, que cabeceó a la red defendida por Ryan un balón que venía de una falta lateral.

El juego fue el mismo, los visitantes mandando en Mestalla y el Valencia perdido y sin rumbo. Pudo empatar Alcácer cuando se impuso el corazón a las piernas e incluso Negredo pudo poner la puntilla y adelantar para el Valencia la eliminatoria, pero no pudo rematar un centro de Gayà.

Los canarios esperan pues, tras ese marcador favorable para la vuelta, rematar a los de Gary Neville y clasificarse para las semifinales de la Copa. Por buen juego no será, pues los insulares están siendo muy superiores a los blanquinegros.

VAVEL Logo