Europa vuelve a Mestalla en forma de goleada
Europa vuelve a Mestalla en forma de goleada (Foto: Valencia CF)

Europa volvía a Mestalla, y lo hacía para darle a los blanquinegros una nueva oportunidad. Sin la Champions a nivel continental y sin la Copa del Rey a nivel nacional, la Europa League se erigía como una nueva opción a la que aferrarse hasta el final. Y este era el primer paso. 

El templo valencianista se llenaba a cuentagotas mientras los cerca de tres mil aficionados austríacis ocupaban la parte alta del estadio. Los jugadores saltaron al terreno de juego y el himno de la nueva competición que se iniciaba esta fría noche empezó a sonar. Con todo preparado, el balón echó a rodar y una nueva ilusión se forjó en los aficionados ches.

Santi Mina avasalla al Rapid

Cuando muchos todavía estaban buscando sus butacas, Santi Mina abrió el marcador a los cuatro minutos de partido. El gallego metió la puntera para enviar el balón al fondo de las mallas y darle brillo así la magnífica asistencia de André Gomes. Los de Neville golpeaban primero en un encuentro en el que buscaban dar un paso de gigante en la eliminatoria. 

Y Dani Parejo fue el encargado de dar parte de este paso. Santi Mina hizo ahora de asistente y proporcionó al madrileño un magnífico balón en el balcón del área para que encarara en solitario al guardameta rival. El mediocentro definió con tranquilidad, la misma que empezó a reinar en el templo valencianista. El Valencia ganaba por dos goles y además hacía gala de un juego vistoso que el aficionado echaba de menos.

Con el partido controlado y Mestalla sumido en un ambiente de euforia que no aparecía desde hacía ya muchas jornadas, de nuevo apareció el joven gallego para ampliar el marcador. Piatti le enviaba el balón al pie para que el extremo hiciera el tercero y el segundo en su cuenta particular. Pero la cosa no iba a quedar así. El '22' del Valencia no estaba satisfecho y de nuevo fue artífice del que fue el cuarto gol del conjunto local, proporcionando una espléndida asistencia a Negredo, que encarriló la eliminatoria.   

Y otra vez él. Ahora consiguiendo su tercera asistencia de la noche. Estaba en todas. La banda derecha de Mestalla era una auténtica autopista para Mina, que encaró al defensa y, con un pase raso que cruzó gran parte del área, asistió a André Gomes, que hizo el repóker para el conjunto valenciano. Los de Neville, guiados por un sobresaliente Santi Mina, con dos goles y tres asistencias en 35 minutos, deban un duro golpe en la eliminatoria.

Pausa y tranquilidad en la segunda mitad

La calma fue la nota dominante de los primeros compases de la segunda mitad. El Valencia tenía el control del balón y con un juego de toque buscaba ampliar todavía más el marcador. El ritmo del partido bajó, aunque no la insistencia de los ches en conseguir el sexto de la noche.

Con la entrada de Javi Fuego y Rodrigo Moreno el técnico inglés optó por un cambio de sistema. El hispanobrasileño pasó a ocupar el ataque junto a Álvaro Negredo, mientras que Fuego se incorporó al centro del campo con Danilo. En la portería, el guardameta australiano, que apenas había intervenido durante el transcurso del encuentro, levantó a los aficionados de sus asientos con una enorme parada en la línea de gol.

La calma continuó sobre el césped del templo valencianista hasta los últimos minutos del choque cuando, con algunos de los aficionados abandonando ya sus localidades debido al devenir del encuentro, Rodrigo Moreno puso el sexto en el marcador. Con un leve toque batió por bajo al portero rival y envió el balón lentamente hacia el interior de la portería.     

Con este gol del '17' del conjunto blanquinegro, Mestalla se despedía de la primera noche de Europa League con una sonrisa y una ovación más que merecida hacia sus jugadores. De nuevo, equipo y afición volvían a sonreír en noche europea.  

VAVEL Logo