Fenómenos paranormales en el Heliodoro Rodríguez López
Victoria del CD Tenerife frente a la UE Llagostera (foto @UELlagostera)

Todos recordarán la película "Poltergeist", de Steven Spielberg o "Los Otros", de Alejandro Amenábar. Son ejemplos de los muchos films que se han realizado a lo largo de la historia sobre el inquietante mundo de los fantasmas, los espíritus, el mas allá. De sobra es conocido también el programa televisivo "Cuarto Milenio". En él se relatan casos de fenómenos paranormales entre los que se han contado muchísimos sucesos extraños relaccionados con fantasmas. Pero, ¿qué sucede cuando el fantasma es un gol?

La aparición, extraña, misteriosa, rara de un "gol fantasma" durante un partido de fútbol, es un hecho poco frecuente pero que cuando se da, normalmente se convierte en un fallo arbitral. Éstos "espectros", se han aparecido en varias ocasiones en los estadios más emblemáticos o incluso en eventos tan históricos como unos mundiales de fútbol. Ahí está el famoso "gol de Míchel" a Brasil o el de la final entre Inglaterra y Alemania.

La aparición de éste fenómeno, crea el debate eterno de si el mundo del fútbol se tiene que enfrentar ya de una vez a combatirlo con tecnología punta tipo "Cazafantasmas", o realmente no se quiere combatir por aquello del romanticismo futbolero de los más clásicos.

En el Heliodoro Rodríguez López, en el minuto 90 y con 2-1 a favor del CD Tenerife, se produjo una de éstas misteriosas apariciones. En un remate de un córner por parte de la UE Llagostera y cuando el empate era ya más que merecido por los méritos de los catalanes, Dani paró el balón dentro de la portería para unos y fuera para otros. Las imágenes de televisión, dejan intuir que el gol es bastante claro pero ni el juez de linea ni el árbitro se decidieron a dar el gol. Ante la protesta de los gerundenses, Suso, el más listo de la clase, se plantó sólo ante René para poner el 3-1 definitivo en el marcador. Sin duda, un final trágico para la UE Llagostera, una vez más.

Comienzo del partido en plena siesta

El encuentro comenzó con otro fenómeno paranormal. Los jugadores del Llagostera tardaron, por razones que aún se desconocen, 20 minutos en darse cuenta que el partido ya había empezado y cuando despertaron de esa siesta tropical, ya perdían 2-0. Un desajuste total entre las lineas catalanas y una pasividad preocupante, llevaron hasta Tenerife otro fantasma: el del 6-1 de Alcorcón. Primero Nino en el minuto 2 marcó un gol de delantero puro, atento al rechazo del tiro al palo de Moutinho. Después, en el minuto 17, Nino repetía, ésta vez en jugada personal y a la contra.

No había noticias del Llagostera y parecía que el partido sería fácil para los chicharreros. Oriol Alsina corrigió los desajustes tácticos de sus pupilos a base de gritos y de pronto, otro fenómeno extraño: el conjunto visitante cambió totalmente su cara y se fue a por el partido. Con dominio, con dedicación, con ganas, sin fallos, con buen fútbol, juntos. Generaron oportunidades y pronto marcaron por medio de Imaz, tras un gran pase de Pitu a Querol que se internó por banda y centró para regalarle a Imaz su cuarto gol en Liga.

Moutinho, todo calidad y clarividencia en el Tenerife, desapareció del mapa y el Llagostera se quedó de único dominador del choque. Querol, Natalio o el propio Imaz, tuvieron ocasiones claras para al menos empatar el choque.

En el segundo tiempo, el Llagostera otra vez dominante

La segunda parte comenzó con el Llagostera decidido a salir de la isla con puntos. Una serie de cambios ofensivos y un juego combinativo llevaron al equipo a jugar buena parte del segundo tiempo en el mismo área del Tenerife que, sin embargo, intentó salir al contragolpe en más de una ocasión, pero el repliegue catalán funcionó y la puntería tinerfeña no. Tanto Lozano como Suso, tuvieron dos claras oportunidades pero Chus Herrero estuvo providencial con el primero al sacarle un balón de gol y Suso , ante René, envió la sentencia rozando el palo minutos más tarde.

La UE Llagostera acorraló al Tenerife en su área y fruto del peligro creado, gozaron de oportunidades tan clamorosas como la que tuvo Benja, sólo ante Dani, tras un magnífico pase de Fofo.

Pero era día de misterio y el desenlace de la trama, debía llegar en el último instante con el final fantasmagórico y cruel que ya conocen y que sólo está al alcance de los mejores guionistas del cine de terror o de la comprensión de aquello desconocido, de lo del otro lado, de lo paranormal. Hoy se sabe que los goles fantasma existen y que la secuencia de éste final del partido es digna de la mejor "Nave del Misterio".

VAVEL Logo