La contracrónica del Real Madrid - Celta de Vigo: El despertar de las bestias
La contracrónica del Real Madrid - Celta de Vigo: El despertar de las bestias Vía: Adrián Ferro VAVEL

Al partido se le pueden sacar dos lecturas. En los primeros 45 minutos, y a pesar del gran arranque del los blancos, en cuanto a posesión, estuvo muy igualado. Berizzo tenía las ideas claras y el equipo supo transmitirlas en el campo, Un Celta ordenado, que hacía daño con el balón y que le pudo generar algún que otro quebradero de cabeza, si Keylor Navas no hubiese atajado ese mano a mano a principio del partido.

La defensa blanca había sido un quebradero de cabeza para el equipo vigués en la ida, y es que hay que recordar que en este partido, los defensas ya le anotaron dos tantos de los tres que le marcaron en Balaídos. Hoy no podría ser excepción, y es que cuando los visitantes estaban mejor ordenados y parecía que el partido se podría marchar al final del primer tiempo con empate, Pepe anotaría un cabezazo que sería crucial para el devenir del partido.

11 Inicial del Real Madrid. Vía: VAVEL
11 Inicial del Real Madrid. Vía: Adrián Ferro VAVEL

A pesar de tener importantes bajas en ataque, como Bale o Benzema, los canteranos cumplieron y cuajaron una muy buena actuación. Lucas Vázquez, que siempre que sale al terreno de juego lucha cada balón e intenta dar el máximo, y un Borja Mayoral, que poco a poco se va adaptando al ritmo del primer equipo y que intenta aprovechar esta oportunidad que le ha brindado su técnico.

Hasta el gol, Berrizzo estuvo mejor que Zidane

El argenino era consciente de que podían hacer daño al conjunto blanco y su planteamiento ordenado y de salir con velocidad a la contra parecía funcionar. Decidieron no presionar tan arriba la salida del balón y esperarle a media cancha, consiguiendo robar numerosos balones en tres cuartos del terreno de juego y salir a los espacios. Fruto de ello fue la mejor ocasión del partido en el minuto 14 cuando un Keylor Navas imperial, salvó al Real Madrid de lo que hubiese sido una catástrofe para los blancos.

Gol de Pepe. Vía: Adrián Ferro VAVEL
Gol de Pepe. Vía: Adrián Ferro VAVEL

El Real Madrid empezó a apretar un poco, y aunque sin llegar mucho a puerta, obligaba a los vigueses a recular para evitar encajar el primer gol. Pepe sepultaría las opciones de los visitantes cuando anotaba con un gran cabezazo el primero de la tarde para el Real Madrid.

El vacío que tendrían los vigueses tras ese gol fue grande, y en la segunda parte, el Rea Madrid supo aprovechar esas fragilidades goleando sin piedad al Celta.

Momento de Cristiano

Cuando más lo necesitaba el portugués, tras los abucheos de alguna parte del estadio madridista impaciente por que no anotaban el segundo de la noche, Cristiano se sacó un tiro desde fuera del área que desencadenó una ofensiva brutal en el marco defendido por el jóven Rubén Blanco.

Cristiano celebrando uno de sus tantos con la afición. Vía: Adrián Ferro VAVEL
Cristiano celebrando uno de sus tantos con la afición. Vía: Adrián Ferro VAVEL

El luso estaba desatado, y poco podrían hacer los vigueses para parar el vendaval ofensivo del Real Madrid que les caería en los 40 minutos restantes de partido. Cristiano aotaría un gol de falta, y estuvo a punto de anotar de nuevo de esta manera, si Rubén Blanco, en primera instancia, y posteriormente el larguero, no hubiesen repelido el esférico.

Ni el precioso tanto de Iago Aspas, que fue el jugador más peligroso para la defensa del Real Madrid, puso nervioso a los blancos, que seguían a lo suyo, y sin despeinarse colocaron el 7-1 final.

Mimos a los canteranos y regresos para coger rodaje

Lucas Vázquez y Borja Mayoral seguían recibiendo recompensas a su gran trabajo en estas semanas y volverían a tener muchos minutos. Mayoral lo intentaría, llegando desde atrás e intentando combinar con sus compañeros, y Lucas, generoso en labores defensivas, y también con mucho despliegue físico en ataque. Jesé entraría en la segunda parte, y anotaría el sexto tanto del Real Madrid tras una gran jugada individual.

Regreso de Bale. Vía: Adrián Ferro VAVEL
Regreso de Bale. Vía: Adrián Ferro VAVEL

Las buenas noticias, aparte del resultado, fueron los regresos de Bale y de Marcelo a los terrenos de juego. La importancia de que estén ambos en plenas condiciones para lo que resta de año es vital para el devenir del Real Madrid en la Champions. Ambos jugadores obtuvieron minutos para coger ritmo, y Bale marcaría en su regreso el último tanto del partido.

Destacar también el encuentro de Kovacic, que poco a poco se va asentando en el club blanco, y de Isco, que realizó un gran encuentro y que en los 20 minutos que estuvo en a segunda parte cuajó un gran nivel.

Importante victoria para los blancos que debe darles mucha confianza para la vuelta de Champions ante la Roma en el feudo madridista.

VAVEL Logo