El último análisis: el Valencia naufraga en San Mamés
Conjura del equipo antes del partido. Imagen: Valencia CF.

El duelo entre Athletic y Valencia estuvo marcado por el temporal de lluvia, que hizo que el campo del nuevo San Mamés resultara impracticable. Ambos equipos en vistas del estado del terreno de juego pasaron a practicar un juego más directo del que están acostumbrados, por ello se sucedieron los balones largos y numerosas acciones a balón parado, una de las asignaturas pendientes de este Valencia, que a su vez es uno de los puntos fuertes del rival en el día de hoy, el Athletic.

Así es como llegó el único tanto del encuentro a cargo de Raúl García. Beñat servía una falta lateral que el jugador navarro remata libre de marca poniendo el balón lejos del alcance de Ryan, que cuajó una gran actuación. 

Un Valencia inofensivo

El Valencia dispuso de varias ocasiones para empatar o incluso para ponerse por delante en el marcador, pero sus ocasiones fueron desbaratadas unas por el guardameta Herrerín, otras por acierto de la zaga local y otras por fallo de los atacantes visitantes. 

Le costó al equipo de Neville hacerse con las condiciones del terreno de juego cometiendose pérdidas de balón muy peligrosas en campo propio. Pudo ser más amplia la victoria del Athletic de no ser por las grandes intervenciones de Ryan que dio seguridad al equipo. Destacar también el gran partido del central, Abdennour.

El balón parado sigue siendo una de las asignaturas pendientes del Valencia y hoy ha quedado demostrado. El gol se ha producido en una acción parado, en la que el atacante remata totalmente a placer. No solo las acciones a balón parado causaron problemas a la zaga valencianista, sino que tanto los balones colgados desde banda como golpeos en largo llevaron peligro para los leones.

Con los cambios, Neville trató de potenciar el juego directo dejando a Negredo en punta y que Alcácer tratara de recoger los balones que tocara el vallecano, pero el delantero valenciano apenas dispuso de tiempo para crear peligro.

El Athletic deja vivo al Valencia

El conjunto de Ernesto Valverde dejó escapar vivo al Valencia de San Mamés, enseguida se hizo a las condiciones del terreno de juego y sacó a relucir sus peligros a balón parado rematando gran parte de los balones colgados y con su ariete estrella, Aritz Aduriz, perdonando hasta en dos ocasiones mano a mano frente al guardameta australiano, Ryan. También el Athletic concedió alguna ocasión que bien les podría haber costado un disgusto mayor, pero que Herrerín y su zaga solventaron sin problemas.

El Athletic trató de sacar partido a su poderío físico buscando siempre balones aéreos servidos en gran parte por Susaeta, que estuvo muy activo en banda derecha siendo un auténtico quebradero de cabeza para Gayá. Raúl García y Aduriz intentaron sacar provecho de su buen juego aéreo y fueron una amenaza constante.

El resultado de 1-0 favorable para los leones deja la eliminatoria totalmente abierta para que se decida en el partido de vuelta en Mestalla, que volverá a jugar un papel decisivo.

VAVEL Logo